El grupo municipal de Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria ha criticado este lunes que la parada preferente de Guaguas Municipales en la plaza Stagno, en las inmediaciones del Teatro Pérez Galdós, no disponga de suministro de energía eléctrica desde hace dos meses por problemas en el cableado, así como que los aseos permanezcan cerrados.

Según el viceportavoz municipal de la formación en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, David Suárez, "es inconcebible que una vez se hace de noche, los usuarios tengan que encender las linternas de sus teléfonos móviles o bien tengan que esperar a que una guagua llegue e ilumine con los faros para poder caminar con seguridad en esta parada", ha recogido CC-UxGC en un comunicado.

Según la formación nacionalista, "la falta de luz aumenta el riesgo de caídas y estamos hablando de una de las paradas más importantes del servicio de Guaguas Municipales, de donde parten y acaban la mayoría de las líneas y que recibe a diario a miles de viajeros".

Por ello, Suárez ha reclamado al Consistorio capitalino "que se ponga en su sitio" y reclame cambios en la infraestructura de transportes puesto que, si bien el responsable final es la Autoridad Única del Transporte, "el servicio que se presta es para Guaguas Municipales y los ciudadanos de la capital".

Además, el edil ha añadido que los baños públicos continúan cerrados tras las obras de 2018, año en el que se acometió la última fase del proyecto, al mismo tiempo que ha criticado que nadie pueda refugiarse en la estación en un día de lluvia debido a su diseño

Asimismo, ha denunciado la existencia de ratas y malos olores debido a la proximidad de la parada a la estación de bombeo de aguas residuales de la zona.

"El proyecto de remodelación de esta estación de guaguas costó 800.000 euros y las infraestructuras no están a la altura de las circunstancias. Miles de ciudadanos la usan a diario y las condiciones son deplorables. El Ayuntamiento de la capital debe presionar a la Autoridad Única del Transporte porque se lo debe a sus vecinos, que pagan sus impuestos para disfrutar de un transporte e instalaciones de calidad", ha concluido David Suárez.