El tráfico en el Puerto de La Luz y de Las Palmas se ha incrementado un 1,23 por ciento en octubre a pesar de la crisis del coronavirus que afecta al mundo, si bien en el acumulado del año cae un 0,25 por ciento.

Así lo expone la Autoridad Portuaria de Las Palmas (APLP) que señala que el Puerto de La Luz y de Las Palmas "ejerce de cabeza tractora" de la economía portuaria, así como de los múltiples sectores económicos canarios que interactúan con ella.

En este sentido, el presidente de la APLP, Luis Ibarra, apuntó que la "vacuna portuaria es la diversidad de tráficos y la entrega profesional de cada una de las personas que trabajan en el sector, que se traduce en una oferta atractiva en el contexto internacional actual", según informó la Autoridad Portuaria en nota de prensa.

Para Ibarra el ser capaces "de atraer tráficos en retirada de otros puertos como cruceros, mercancías en tránsito, pesca fresca y pesca congelada es una gesta" de esta comunidad portuaria que, dijo, "dejará estela propia en las estadísticas nacionales".

Por ello, aseguró ser "muy consciente del esfuerzo" que está realizando el empresariado y los profesionales de la Autoridad Portuaria.

En cuanto a los otros puertos de la APLP los datos provisionales a octubre de 2020 reflejan las caídas de Puerto del Rosario (-35,12%, con un acumulado anual de -22,92%) y Arrecife (-26,98%, con un acumulado de -25,67%) debido a una menor demanda de consumo local y turístico, así como la de Arinaga (-15,79%, con un acumulado de +3,15%) y la de Salinetas (+90,02%, con un acumulado de -33,63%) por la pérdida de venta de queroseno para aviación en el conjunto anual, que en el último mes ha repuntado con la tímida apertura turística.

Finalmente, el conjunto de la APLP tuvo una caída del 1,04 por ciento en octubre, mientras que el acumulado anual fue de un descenso del 3,58 por ciento pese a la pandemia (el acumulado a fecha de septiembre fue de un -3,91%).