Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Homenaje

Homenaje al poeta Arturo Maccanti

La ciudad dedica la plaza de Nuestra Señora de La Luz al premio Canarias de Literatura 2003

14

Placa con el nombre de Arturo Maccanti

La ciudad homenajea al poeta grancanario Arturo Maccanti (1934-2014), uno de los escritores más importantes de la poesía canaria contemporánea y premio Canarias de Literatura 2003, con una placa en la plaza de Nuestra Señora de La Luz, en cuya iglesia fue bautizado.

Los versos de Arturo Maccanti, fallecido en 2014, sonaron este viernes en la plaza de Nuestra Señora de la Luz, desde ayer dedicada al poeta grancanario. No fue casualidad, en la iglesia se casaron sus padres y también fue bautizado el escritor, premio Canarias de Literatura en 2003. Familiares y amigos rindieron este viernes un sentido homenaje al poeta, que hizo de la angustia vital, el paso del tiempo y el dolor por la muerte de sus seres queridos un leitmotiv de sus versos.

Su hija María José, orgullosa del reconocimiento a su padre, leyó un poema extraído de una de sus obras:Viajero Imsonne (2000), con el que evidenció la grandeza del poeta. “Cuanto aquí veas nacer/ y veas morir/los mares que renuevan/ el sol de tu futuro,/las estaciones y los claros/ amaneceres/ como alfanjes punzando/ mi quieta sangre/ya arropada de olvido/soy yo, único y siempre, y no otro/ que a un tiempo nazco y muero/ sin cesar/ en ti”.

No podía ser de otro modo, Sin cesar, como así se llama el poema, está dedicado precisamente a María José, quien tras el acto dijo emocionada que el homenaje servirá para continuar dando visibilidad al trabajo de su padre, al que calificó de “maravilloso” como progenitor y “tremendamente culto”, una faceta que supo trasmitir a la familia, así como su carácter sociable, que le granjeó numerosos amigos que hoy consuelan a la familia con su cariño.

“Es el colofón a ese reconocimiento que, de muchas maneras; y con los muchos premios literarios, se le ha hecho a mi padre. Es una manera de divulgar su figura y su poesía”, dijo respecto a la placa, que no cambia el nombre de la popular plaza. La chapa, sobre un poste vertical, se ha ubicado junto a un jardín cercano al edificio de oficinas del distrito.

Su familia agradece el reconocimiento, que ayudará a divulgar su figura y obra literaria

decoration

La propuesta de la dedicatoria fue iniciada en la pasada legislatura a iniciativa de amigos y familiares del escritor y pasó por todos los trámites reglamentarios, como así señaló el concejal del distrito Isleta-Puerto-Guanarteme, Luis Zamorano, presente en el acto,

Arturo Maccanti nació en Las Palmas de Gran Canaria en 1934. Su padre Ugo Maccanti, de origen italiano, había llegado a la capital en 1928 a trabajar en la compañía Italcable, encargada de controlar el cable telegráfico submarino que desde Anzio (Roma) pasaba por Las Palmas de Gran Canaria y cruzaba el charco hasta llegar a Buenos Aires (Argentina). El edificio estaba situado en Guanarteme, barrio en el que vivía la familia, y donde el escritor se empapó de la insularidad teniendo como fondo a la playa de Las Canteras, emblema de artistas contemporáneos de su época como Felo Monzón, los hermanos Millares y los Gallardos, Martín Chirino, Juan Hidalgo y Manuel Padorno, entre otros, con los que conformó la llamada Academia Platónica de la Playa Chica antes de ser escritor.

“En la iglesia de la luz se casaron nuestro padres y el también fue bautizado. Esta plaza, junto a la casa familiar de Tenerife y Las Canteras, son los puntos cardinales por donde se movieron sus pasos”, dijo su hermano, Luis, que casi no pudo terminar de leer el poema Rosa transparente, que Arturo dedicó a su madre Rosa, de origen portugués, y en el que reflexiona sobre la pérdida de los seres queridos.

Arturo Maccanti, que falleció a los 80 años de edad, estudió Derecho en La Laguna pero se decantó desde muy joven por la literatura. Sus primeros poemas fueron publicados en la revista universitaria 'Nosotros' siguiendo los pasos marcados por los poetas de la postguerra con sonetos de temática religiosa y amorosa, según indicó el poeta y antólogo Miguel Martinón en un estudio sobre su obra y la poesía canaria de mediados del siglo XX (1986).

Arturo Maccanti, miembro de la Academia Canaria de la lengua, Hijo Adoptivo de La Laguna y protagonista del Día de las Letras Canarias en 2015, deja una interesante obra que merece ser leída. De una fiesta oscura (1977), Cantar en el ansia (1982), No es más que sombra (1995) Óxidos (2003), El volcán y la isla (2003), El mar (Una elegía) (2003) y Helor (2005). Su poesía está recogido en Vivir sobre la vida (2010).

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats