El área de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, ha acordado con la empresa Cepsa la expropiación de la gasolinera situada al final de la avenida de Escaleritas, junto a la urbanización SanSofé a cambio de la cesión de una parcela de titularidad municipal, para dotar a la zona de un nuevo espacio peatonal y una instalación deportiva.

El Pleno ordinario celebrado este viernes ha aprobado la expropiación por mutuo acuerdo entre la compañía y el Consistorio, que permitirá al Ayuntamiento disponer del suelo libre para la reordenar urbanísticamente la Avenida de Escaleritas en su tramo final, trasladando así la actual vía hacia el barranco de la Ballena para crear un bulevar de 6.000 metros cuadrados y zonas verdes.

El desplazamiento de la estación de servicio de la zona, que también comportará un pago del Ayuntamiento como compensación por el valor de los inmuebles que serán expropiados, facilitará también al Consistorio disponer de suelo para la construcción en las inmediaciones el futuro pabellón deportivo que prestará servicio a 12.000 usuarios en la zona.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, ha señalado que "este acuerdo nos permitirá modificar el Plan General para crear un colchón verde en la urbanización Sansofé que conectará con el parque de La Ballena. Me gustaría recordar que la reordenación de la zona conlleva el desplazamiento de la Avenida de Escaleritas, un paso soterrado desde la urbanización hasta el parque de La Ballena y la creación de una instalación deportiva muy necesaria para el Distrito de Ciudad Alta".

"Además de mejorar urbanísticamente la Avenida Escaleritas y reverdecer los alrededores de la urbanización SanSofé, esta operación permitirá construir un centro deportivo muy necesario para los vecinos de toda la ciudad y de un Distrito como Ciudad Alta que cuenta con más de 100.000 habitantes, ya que dispondrá de gimnasios, canchas y piscinas", ha aseverado Doreste.