Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los Reyes animan las compras

Los comercios de Triana reciben mayor afluencia de personas en el último fin de semana del año | “Las ventas están bien, dentro de lo que cabe”, dice un trabajador

Una pareja en busca de unos zapatos en Foot on Mars.

Una pareja en busca de unos zapatos en Foot on Mars.

Los Reyes animan las compras en la capital. La calle Mayor de Triana recibió ayer a varios clientes que acudieron a la zona comercial para hacerse con los regalos típicos de estas fechas. El último fin de semana del año estuvo “movido”, al comenzar la recta final para la llegada de los Reyes Magos, en un año marcado por la pandemia y que, a consecuencia de ella, tiene limitados los aforos en las tiendas y las aglomeraciones en las calles, además de otras medidas sanitarias, por lo que muchos se animaron a adquirir los obsequios poco más de una semana antes de que llegue el día.

“Las ventas han estado buenas, dentro de lo que cabe”, explica el encargado de la tienda La Molina Artesanal, Javier Martel. Y es que asegura que hay más movimiento de lo esperado, aunque no es como en años anteriores. “Se ve mucha gente, pero pocas bolsas”, admite, a la vez que destaca que en este 24 de diciembre hubo las “típicas compras de última hora” en la zona comercial, mientras que en su tienda la facturación ese día tampoco fue destacable.

La calle Mayor de Triana la tarde de ayer.

Martel comenta que las ventas se mantienen mientras narra que la crisis sanitaria ha hecho de este un mes como cualquier otro, porque “no parece que estamos en Navidad” respecto a las compras.

Por su parte, en el local de la cadena española Foot on Mars la situación es similar. Su encargada, Evelyn Velázquez, sostiene que antes de Nochebuena no había mucha afluencia de personas en la zona debido a la pandemia, pero ayer y anteayer vio cómo ha habido un repunte en la presencia de clientes que buscan los regalos de Reyes, algo que agradece la trabajadora, porque eso supone un “bien” a la empresa para la que trabaja y, por tanto, conserva puestos de trabajo.

“Nosotros pensábamos que sería peor por el tema del coronavirus, así que nos hemos quedado un poco sorprendidos al ver tanta gente”, indica Velázquez, que espera que con las ventas de cara al 6 de enero se estabilicen los resultados. “No espero a muchísimas personas, porque tengo un aforo que también me limita, pero sí que vaya poco a poco y nos adaptamos a la situación”, relata.

En la imagen, una clienta prueba perfumes en Sabina.

Por su parte, Carolina López, trabajadora de la perfumería Sabina expresa que el movimiento de personas en la calle Mayor ha sido un “poquito lento” en las últimas semanas, pero que desde hace cuatro días ha incrementado, aunque no tanto como en años anteriores. Asimismo, destaca que, “dada la situación que hay”, sí notan clientela, pero “con ciertos límites” no sólo para ellos, sino para el resto de comercios de la zona. Admite también que para este tipo de fechas lo normal es que exista mucha afluencia de personas en Triana pero ha mermado al ser un año marcado por la pandemia.

Pese a eso, se han “sorprendido” porque esperaban menos compradores. El 24 de diciembre arrancó con buen pie en la mañana, pero fue decayendo al llegar el mediodía, sin embargo, la trabajadora apunta que las ventas estuvieron bastante bien “dentro de lo que cabe”.

Ayer, la zona comercial no estaba tan concurrida. Y es que, según López, con la llegada del fin de semana las personas prefieren acudir a los centros comerciales, porque encuentran todo en un solo lugar. “Es normal que decaiga la clientela los sábados y domingos”.

La dependienta espera que las compras de Reyes estimulen a los consumidores o que, por lo menos, se mantengan como hasta ahora. “Poquito a poco, por momentos, tenemos mucha clientela y en otros no tanta, pero, para la situación por la que estamos pasando, está bastante bien. Hemos tenido incluso momentos en los que nos encontramos liadas y esperamos que todo siga así”, cuenta a la vez que relata que estas navidades se han extendido las promociones para evitar que las personas se aglomeren y que, además, continúan con la campaña de donar el 1% de sus ganancias de este mes a la ONG Cáritas, como lo hacen todos los años.

“De cara al 31 de diciembre decae un poquito la facturación, pero esperamos que a partir del 2 de enero sean días buenos, porque son los días que quedan para hacerse con los regalos de Reyes y sí o sí tienes que comprarlos en esa semana”, reitera con optimismo. “No nos quejamos, podría irnos muchísimo mejor, pero dada la situación estamos bastante bien”.

Una pareja en busca de unos zapatos en Foot on Mars.

En la tienda de accesorios Van Grieken, que cuenta con tan solo tres meses de apertura, ha contado con días buenos en esta última semana, así lo cuenta una de sus dependientas Brigitte Marichal. “Los últimos días han estado bastante movidos, aunque el mes arrancó con poca afluencia. El 24 de diciembre estuvo lleno de clientes”, agrega. Sin embargo, sostiene que en septiembre, cuando el local abrió sus puertas, recibieron a mucha clientela, casi igual que en este mes.

Mientras que la encargada de la tienda de ropa Rollsman, Leda Sobreira, señala que ha habido bastante afluencia de gente en la zona comercial, “cosa rara”, ya que entiende que con la imposición del toque de queda nocturno las personas tienen miedo a salir. “El mismo 24 de diciembre notamos un bajón, empezó a venir gente a última hora, pero en la tarde estuvo muy tranquilo. Desde el sábado ya se empezó a animar todo, porque la gente está comprando los regalos de Reyes”, concluye la trabajadora.

48

Comercios en la calle de Triana durante la campaña de Navidad y Reyes Juan Carlos Castro

Compartir el artículo

stats