Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los barcos tendrán que informar de los mantenimientos a flote en el Puerto

La Autoridad Portuaria exigirá un protocolo a los consignatarios que ahora es voluntario

Vehículos de Bomberos y de la Policía Portuaria junto al pesquero ‘Sveaborg’, incendiado la semana pasada en el Puerto de La Luz. | | JUAN CASTRO

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas tratará en su reunión del próximo 8 de febrero una modificación en la norma que regula las reparaciones de buques. El cambio más relevante conllevará la obligación de informar a la administración de todos los trabajos de mantenimiento que se lleven a cabo a bordo de las naves por las propias tripulaciones. Esta notificación se realiza de forma voluntaria por parte de las agencias consignatarias desde que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias paralizara en 2019 otra norma portuaria en el mismo sentido debido a un defecto formal durante su tramitación.

El modificado que abordará el consejo mantiene el espíritu del texto que ya fue aprobado por el mismo órgano en mayo de 2016. Aquel documento, que estuvo en vigor hasta la sentencia del año pasado, abarcaba por primera vez los trabajos que realizan los tripulantes. Hasta entonces, las condiciones del servicio -aprobadas por primera vez en noviembre de 2014- excluían de forma expresa “las reparaciones rutinarias que tradicionalmente se llevan a cabo por la propia tripulación de los buques”.

La normativa fue llevada a la Justicia por la Asociación de Consignatarios y Estibadores de Buques de Las Palmas (Asocelpa), que consideraba que no se había tenido en cuenta su derecho a personarse durante el trámite de audiencia. La organización señaló también que el texto modificado no había sido publicado en ningún diario oficial y reclamó expresamente la nulidad de los apartados que hacían mención a las reparaciones ordinarias de las tripulaciones.

La Justicia anuló el año pasado una norma al respecto por un defecto en su tramitación

decoration

El TSJC anuló la norma al considerar que la Autoridad Portuaria había incurrido en “un vicio sustancial que genera indefensión” a los consignatarios durante el procedimiento de aprobación, según se recogía en el texto de la sentencia. El tribunal, en cualquier caso, no llegó a entrar en el fondo de la cuestión, esto es, si esos trabajos que llevan a cabo las tripulaciones son reparaciones o mantenimientos y si deben ser incluidos o excluidos de las condiciones particulares del servicio.

Ibarra asegura que a pesar de la anulación de la norma por el TSJC, las agencias que representan a los armadores de los buques en el Puerto “han entendido” la necesidad de informar de estos trabajos con antelación a la Autoridad Portuaria y ya llevan tiempo presentando la documentación de manera habitual antes de iniciar reparaciones o mantenimientos ordinarios. En concreto, notifican acerca de la naturaleza de los trabajos, el seguro de responsabilidad civil y el nombre de la persona responsable de los trabajos.

Durante el casi año y medio que ha transcurrido desde la sentencia, los Puertos de Las Palmas han reanudado la tramitación administrativa del modificado incluyendo, esta vez sí, un trámite de audiencia en el que se han personado varias organizaciones y entidades. Ibarra asegura que el nuevo texto incluirá “algunas pequeñas modificaciones puntuales” con respecto al de 2016, pero mantendrá la obligatoriedad de la notificación.

La notificación del ‘Sveaborg’


El buque pesquero, que el día de Nochebuena sufrió una fuerte explosión en la sala de máquinas que acabó con la vida de tres de sus tripulantes y provocó daños físicos a otros cuatro, había presentado ante la Autoridad Portuaria de Las Palmas la documentación relativa a los trabajos a los que estaba siendo sometida la nave. En concreto, la consignataria que lo representa en el Puerto de La Luz informó a la administración el pasado 15 de diciembre de que a bordo se iban a llevar a cabo labores en relación con unas tuberías y adjuntó para ello tanto el seguro de responsabilidad civil como la documentación del ingeniero al cargo de la inspección. “La parte administrativa parece que está en orden”, según señala el presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra. La explosión en la sala de máquinas del, un pesquero factoría con bandera de Camerún pero vinculado a la flota del este de Europa, generó un gran incendio para cuya extinción fue necesaria la intervención de hasta cinco vehículos de los Bomberos de Las Palmas de Gran Canaria y otras unidades auxiliares. | J. C. G.

Compartir el artículo

stats