Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un rincón para Clara Muñoz junto al mar

La historiadora y crítica de arte es homenajeada con una plaza a su nombre en San Cristóbal

Inauguración de la Plaza Clara Muñoz en San Cristóbal en homenaje a la historiadora y crítica de arte. Adzubenam Villullas

El mar en Canarias ha sido habitualmente una fuente de inspiración incansable. Durante años el barrio capitalino de San Cristóbal sirvió para la historiadora y crítica de arte Clara Muñoz y para sus amistades y allegados como punto de encuentro para dar forma a múltiples proyectos. Cinco años después de su fallecimiento, los muros del barrio marinero han vuelto a saber de ella. La plaza Clara Muñoz ya es una realidad. La inauguración de este rincón junto al mar tuvo lugar este martes en un acto en el que su marido, Juan Espino, pronunció unas emotivas palabras en su honor, y su hija, Laura Espino Muñoz, interpretó una pieza del compositor Antonín Dvořák titulada Canciones que me enseñó mi madre.

“Muchos de los proyectos que ella debatía y en los que colaboraba surgieron en este barrio”, señaló Espino. El epicentro de todas aquellas reuniones era la casa del creador canario José Ruiz, obra de la arquitecta Magüi González, “uno de los edificios más interesantes que se han construido en las Islas”, destacó en su discurso. Un rincón del barrio marinero que llegó a ser un auténtico foco de encuentro de artistas nacionales e internacionales, especialmente con motivo de la 1º y 2º Bienal de Arquitectura, Arte y Paisaje de Canarias en su primera y segunda edición, de 2006 a 2011.

Un rincón para Clara Muñoz junto al mar

“Estoy convencido de que ella estaría muy contenta del lugar que se ha elegido para su reconocimiento”, señaló el alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, durante su discurso. “No solo por el trabajo que hizo aquí en vida, si no también por lo que significa y como proyecto arquitectónico”, matizó. La plaza está formada por un espacio rectangular cubierto por un jardín de callaos que, según el regidor, evocan la antigua playa pedregosa que en otro tiempo ocupó este parte del litoral capitalino.

El escultor tinerfeño Antonio del Castillo ha sido el encargado de crear la placa de hormigón que preside este espacio con el lema La plaza de Clara Muñoz. Hidalgo adelantó además que la vieja cancha anexa a la edificación que ha sido derribada será rehabilitada con un proyecto que se encuentra en redacción con el fin de crear así un punto de encuentro. Y es que, según el marido de Muñoz, la idea es que puedan desarrollarse allí eventos culturales.

Colaboradora habitual del suplemento Cultura de LA PROVINCIA / DLP, Muñoz puso en valor el trabajo de jóvenes creadores de las Islas en ámbitos como la pintura, la fotografía y la arquitectura; labor que llevó a cabo especialmente cuando estuvo al frente de la Sala de Exposiciones del Gabinete Literario, desde 2003 y hasta 2012. También formó parte del Consejo Asesor del Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) entre 2000 y 2002. Además, publicó en revistas especializadas de arte y arquitectura. Natural de Santander, Muñoz fue reconocida como hija adoptiva de la capital y de la Isla en 2016 y 2017, respectivamente, a título póstumo.

“Puso en valor la arquitectura en un momento en el que comenzaba a deslumbrar en las Islas”, señaló Espino en el homenaje. Una labor que definió como “una combinación de espacios intermedios entre las artes plásticas y las performances”. El marido de Muñoz también tuvo palabras para la estrecha relación entre la historiadora y el artista isleño Juan Hidalgo, “quien se convirtió en un íntimo amigo, ambos compartían muchas cuestiones y principios, se querían muchísimo”.

“Clara hizo una labor bonita e interesante”, señaló Espino en un encuentro en el que se mostró “emocionado y agradecido”, especialmente con quienes han hecho posible la iniciativa, entre ellos el grupo ArteMisia, de la galerista Saro León, y con el Gabinete Literario. “Es importante que se reconozca la labor de una mujer como intelectual, como persona vinculada a la cultura”, matizó.

Precisamente, Hidalgo, acompañado del edil del Distrito, Prisco Navarro, y de la titular de Cultura, Encarna Galván, señaló que esta inauguración supone “un ejercicio para intentar revertir” la escasez de las calles con nombre de mujer en la capital grancanaria. “La historia de la ciudad, a pesar de estar trufada de mujeres que han contribuido a su devenir, desgraciadamente su callejero recoge muy pocos reconocimientos para ellas”, destacó el alcalde.

En la foto superior, momento del homenaje de ayer a la historiadora Clara Muñoz, con la presencia del edil del Distrito, Prisco Navarro, su hija, Laura Espino, el alcalde, Augusto Hidalgo, su marido, Juan Espino, y la titular de Cultura, Encarna Galván. A la izquierda de estas líneas, la crítica de arte -quien falleció en 2015- durante el pregón que pronunció en las Fiestas Fundacionales 2012.

Compartir el artículo

stats