Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una cabalgata desde la ventana

La Casa de Galicia colabora con sus majestades para celebrar un día de Reyes sin aglomeraciones | El séquito pasará por las calles por sorpresa los días 5 y 6

Dos voluntarias remiendan los trajes de sus majestades los Reyes Magos en el taller de costura de la Casa de Galicia en el año 2018, antes de las mascarillas.

Dos voluntarias remiendan los trajes de sus majestades los Reyes Magos en el taller de costura de la Casa de Galicia en el año 2018, antes de las mascarillas.

Este ha sido un año raro para todos, incluyendo a la Realeza más famosa y querida del mundo mundial. Sus majestades Melchor, Gaspar y Baltasar tendrán que resignarse a pasar las navidades más discretas que recuerdan en sus más de mil años de navideño reinado. Además, será la primera vez que se pongan mascarillas y mantengan la distancia de seguridad con su real séquito y con sus camellos y camellas.

El dichoso virus no ha podido con la magia de la Navidad, ni con el voluntarismo solidario de la sociedad grancanaria, que un año más se ha volcado en estas fiestas con La Casa de Galicia para que ningún menor de la isla se quede sin su juguete. Gracias a las donaciones de empresas y particulares, este año se han superado las cifras del anterior, que rondó los 14.000 regalos entregados. Hasta que no culmine la campaña y concluya el guineo navideño, no sabrán a ciencia cierta la cantidad recogida en esta edición de ‘+ que Reyes’.

De todo ello fueron testigos ayer el alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, y la concejala de Asuntos Sociales y Carnaval, Inmaculada Medina, quienes acudieron a La Casa de Galicia para conocer de primera mano la situación de las instalaciones que, desde hace más de cincuenta años, sirven como almacén para los juguetes de los visitantes del cada vez menos lejano Oriente. En las cuatro plantas del edificio, situado en la calle Salvador Cuyás, se resguardan durante todo el año tanto los trajes de gala que vestirán sus Majestades el gran día, como los miles y miles de juegos, muñecas, puzzles y cachivaches que los habitantes más solidarios de la ciudad entregan a esta institución tan gallega y navideña.

De izquierda a derecha el presidente de la institución gallego-canaria, Albino Aneiros, junto a Inmaculada Medina, Augusto Hidalgo y dos voluntarios de la entidad. | | LP / DLP

Tanto Hidalgo como Medina hicieron su aportación a la causa y donaron un muñeco de Pepa Pig y un puzzle de Toy Story, así como una cunita y una trona de bebé, respectivamente.

“Este último año se ha duplicado la demanda de juguetes”, detalla Augusto Hidalgo

decoration

Y es que en su larga travesía persiguiendo la estrella de Belén, que este mes ha podido verse en todo su esplendor gracias a la alineación de Júpiter y Saturno, los Reyes Magos necesitan la colaboración de personas y organizaciones como Casa de Galicia para almacenar y llevar los presentes hasta las calles más recónditas de la ciudad.

Donaciones de juguetes

En Las Palmas de Gran Canaria hay al menos 1.200 familias que este año han solicitado ayuda a la conocida entidad de raíces gallegas y altruistas, a través de los Servicios Sociales de la capital. Se duplica así el volumen de la demanda con respecto al año pasado, cuando se llegó a un total de 883 solicitantes.

Del mismo modo que lo han hecho las demandas, han aumentado también tanto las aportaciones a título individual, como las de diversas empresas colectivos. Aunque no se sabrá la cifra exacta del material donado hasta que concluya la campaña ‘+ Que Reyes’ el día 6 de enero. Empresas como El Corte Inglés, Domingo Alonso, la Escuela de Hostelería, la Asociación de Empresarios Autónomos y Pymes (SIEMCA), así como numerosas agrupaciones civiles de la capital aportan, un año más, su granito de arena a la sociedad que más lo necesita.

Cabalgata sin aglomeraciones

Aunque no vaya a haber cabalgata como tal, con sus carrozas, sus camellos y su algarabía, los Reyes sí que saldrán los días 5 y 6 de enero a saludar desde la calle a todos los niños y niñas de la capital. Eso sí, tendrán que estar bien atentos y esperar junto a la ventana a que pasen por sus barrios, pues ni el horario ni el itinerario que sigan se va a hacer público en ningún momento. De este modo se pretende evitar las concentraciones de personas en la calle.

Según expresó ayer el alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, “los niños y niñas de la isla y de Canarias tienen que saber que los Reyes van a llegar sin problema el día 5 de enero. Les vamos a dar las llaves de la ciudad y aunque no habrá cabalgata, van a estar recorriendo todos los distritos”. Para que la ciudadanía no tenga estar alongada de los balcones de toda la tarde, los coches reales tocarán la bocina y la fanfarria para avisar al vecindario de que la magia de Oriente ha llegado a la ciudad.

Los Reyes Magos llevarán mascarilla y guardarán la distancia de seguridad obligada

decoration

Y es que después de más de tres mil años de historia, no va a acabar con ellos un bicho llamado Covid-19. Pero para ello hay que tomar todas las medidas necesarias para garantizar tanto su seguridad, como la de la ciudadanía que tan ansiosa espera su majestuosa llegada. La casa gallego canaria, en estrecha colaboración con el Ayuntamiento capitalino y el Cabildo de Gran Canaria, será un año más la encargada de acompañarles y atenderles en su recorrido. Que aunque será más discreto que nunca en cuanto a público, no lo será en lo que a la música y la magia se refiere. “La gente lo verá igual y escucharán el estruendo. Va a ser llamativo e irán con toda su corte”, aclara el alcalde.

Los pajes reales, siempre fieles y laboriosos, no superarán los seis por carruaje, cumpliendo así las medidas que impone el Gobierno de España para frenar la propagación del dichoso bicho a la mayor brevedad. Protegidos por sus mascarillas no faltarán a su cita ni siquiera este año pandémico, gracias a la ayuda infatigable que les prestan los voluntarios y voluntarias de la Casa de Galicia.

Una de las miles de personas que ha necesitado la ayuda de Asuntos Sociales estas navidades ha sido el tirajanero Jonathan Sosa Pérez, quien nunca antes había tenido que requerir a ellas. "Nadie se imaginaba esto, hay gente que está peor que yo", contaba ayer ante las cámaras de televisión. Y es que después de un ERTE, un ERE, y un paro de apenas 600 euros, se ha visto en serias dificultades para mantener a sus cinco hijos, que comprenden edades desde los tres a los diez años. "La vergüenza hay que dejarla casa, si no hay recursos hay que aprovechar la labor de las instituciones", concluye, rotundo y convencido de que, en este caso, las instituciones están arrimando el hombro y La Casa de Galicia desempeña una labor “impecable”.

Media tonelada de pólvora

Esta noche la ciudad retumbará durante diez minutos con los 540 kilos de pólvora que iluminarán la ciudad justo después de la última uva. Rozando apenas el primer minuto del nuevo año habrá una explosión de fuegos artificiales desde tres puntos diferentes de la capital grancanaria. El Ayuntamiento capitalino ya adelantó que no desvelará en ningún momento las ubicaciones exactas para evitar así un efecto llamada y las aglomeraciones de personas que tanto gustan al virus. Por el mismo motivo no habrá ningún tipo de evento en la calle

Compartir el artículo

stats