Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bulo del falso barco nodriza que solo esperaba su turno para entrar al Puerto

La presencia de mercantes navegando durante días al sur de Canarias es habitual, pese a las informaciones falsas que los vinculan con el aumento de la migración

El ‘MSC Gabriella’, atracado en el muelle León y Castillo junto a la terminal de Opcsa en el Puerto de Las Palmas, el pasado uno de enero.

El ‘MSC Gabriella’, atracado en el muelle León y Castillo junto a la terminal de Opcsa en el Puerto de Las Palmas, el pasado uno de enero. Andrés Cruz

La habitual presencia de buques al sur de Canarias ha sido utilizada de manera espuria en los últimos meses para difundir bulos sobre el aumento de migrantes llegados al Archipiélago. A través de las redes sociales se distribuyen imágenes de mercantes navegando con lentitud durante varios días en aguas internacionales y se insinúa que son barcos nodriza que estarían transportando a estas personas hasta un punto cercano al Archipiélago, pero la realidad es otra. Esas naves simplemente aguardaban su turno para poder entrar en un abarrotado Puerto de Las Palmas que en las últimas semanas ha tenido su línea de atraque completa, o bien se encontraban a la espera de instrucciones de sus armadores, según confirman distintas fuentes relacionadas con la actividad portuaria.

El bulo más reciente tiene que ver con el portacontenedores MSC Gabriella, que a finales del mes pasado permaneció varios días al sur de Gran Canaria. El buque operado por MSC, la segunda naviera mundial, fue señalado en Twitter por cuentas cercanas a la extrema derecha. En los mensajes, que acumulan cientos de retuits, se muestran capturas de pantalla con la trayectoria del buque y se insinúa que barcos como este realizan escalas “sospechosas” al sur del Archipiélago tras salir “desde puntos calientes de la inmigración ilegal [sic]”.

Pese a los infundios, la “sospechosa escala” formaba parte de una gran operación portuaria que había sido divulgada esos mismos días tanto por la prensa local como por las principales agencias de noticias de España. El buque llegó a Gran Canaria para participar en el mayor tránsito de contenedores de la historia del Puerto de La Luz, con más de 8.000 movimientos que comenzaron el 23 de diciembre con el MSC Flavia. Este gigante de 366 metros de eslora dejó en La Luz más de 6.000 unidades que otros barcos más pequeños transportan a continuación hasta distintos puertos del área de influencia del recinto grancanario.

El MSC Gabriella es uno de esos portacontenedores de menor capacidad. Cuando arribó a la isla el 25 de diciembre, la línea de atraque estaba al completo, por lo que tuvo que aguardar en alta mar hasta tener hueco, según explican fuentes de la terminal Operaciones Portuarias Canarias (Opcsa). Permaneció a muy baja velocidad durante varios días, hasta que la línea de atraque se despejó.

El buque pudo entrar finalmente al Puerto de La Luz el 29 de diciembre y atracó en el muelle León y Castillo, donde fue llenándose de contenedores poco a poco a la vista de toda la ciudad, dada la orientación de la terminal. Permaneció amarrado hasta la madrugada del jueves de la pasada semana, cuando zarpó rumbo a los puertos de Tema (Ghana) y Abidjan (Costa de Marfil). Tene previsto volver a la Isla el día 21 de este mes, de acuerdo con su plan de rotación habitual en por la costa occidental africana.

Sus visitas a Las Palmas de Gran Canaria son bastante habituales, ya que se trata de uno de los buques portacontenedores con los que MSC realiza rotaciones por la costa occidental africana. La naviera incluyó en mayo al Puerto de La Luz entre sus once hubs mundiales para la gestión de mercancías durante la pandemia y desde entonces no resulta extraño que, en función del grado de ocupación de los muelles, algunas de sus embarcaciones tengan que esperar en aguas exteriores. Así ha ocurrido durante los últimos días con el MSC Suez y el MSC Madhu B, aunque en su caso han permanecido frente a las costas de Fuerteventura, ya que a diferencia del Gabriella procedían de puertos situados al norte del Archipiélago.

El del MSC Gabriella es solo uno de los bulos sobre barcos nodriza cerca de Canarias que circulan desde hace meses. También han sido señalados cargueros como el Nova Florida o más recientemente el Green Honduras. Ambos buques permanecieron varios días al sur de las islas, pero porque se encontraban a órdenes, esto es, a la espera de que su armador les encargara nuevos cometidos, según indica su consignataria. En la misma zona también estuvieron durante la primavera y el verano varios cruceros que no tenían otro lugar al que ir después de que la pandemia obligara a cancelar sus operaciones en todo el mundo.

La posibilidad de que existan mercantes actuando como barcos nodriza que transporten a los migrantes hasta un punto cercano a Canarias para que sean recogidos por las embarcaciones de rescate ya fue negada por el jefe del Centro de Coordinación de Salvamento de Las Palmas, Roberto Bastarreche, en una entrevista concedida a la agencia Efe hace algo más de un mes, y resulta una idea descabellada, de acuerdo con varias fuentes consultadas por este diario. Mencionan, por un lado, la dificultad práctica que tendrían unos barcos habitualmente sometidos a estrictos calendarios de entrega si se saltaran su programación para cometer una acción así, y por otro, el nulo interés de los armadores de los buques en involucrarse en este tipo de actividades.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats