Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guaguas Municipales refuerza sus líneas principales para cumplir el aforo

La compañía suma 15 vehículos y los de 18 metros se destinarán a los trayectos más concurridos | Consideran que la nueva norma no trae cambios significativos

Largas colas para entrar a una guagua en la estación del Teatro. | | JUAN CASTRO

Largas colas para entrar a una guagua en la estación del Teatro. | | JUAN CASTRO

Para hacer frente al segundo nivel de alerta activado por el Gobierno autonómico, Guaguas Municipales reforzará las líneas 11, 25 y 33 con los nuevos vehículos articulados de 18 metros en los horarios de mayor demanda. Esto es, al comienzo y el fin de la jornada laboral así como en fechas señaladas. Otras líneas especialmente concurridas como la 17, la 12 y la 91 ya contaban con estas súper guaguas. Esta posibilidad la ofrece que recientemente han incorporado 15 nuevos vehículos articulados a la flota, por lo que Guaguas mantendrá de forma provisional en servicio, mientras esté vigente la alerta, otros 15 que iban a ser dados de baja por su antigüedad, si bien subraya la empresa que cuentan con las máximas garantías de funcionamiento.

Aún así, la compañía explica que la reducción del aforo al 50% en el transporte público no afectará de forma significativa a las guaguas urbanas, que ya desde el Real Decreto de 9 de junio tenían la obligación de llevar un máximo de dos personas por cada metro cuadrado.

El Real Decreto 21/2020 del 9 de junio estableció en su momento que en los medios de transporte los asientos se ocuparán de forma alterna y de pie no pudieran ir más de dos personas por cada metro cuadrado. Lo que en este caso viene a ser casi lo mismo, puesto que Guaguas, al contrario que Global, destina la mayor parte de su espacio para ir en posición vertical en vez de sentados. De este modo, la compañía alega que la situación permanece prácticamente igual que al principio.

Ante el contexto actual la empresa municipal se encuentra atada de manos y ruedas para cumplir con los objetivos establecidos por el Real Decreto 1/2021 del 7 de enero del presente año.

Ampliación de plantilla

La plantilla de 716 trabajadores con los que cuenta la entidad ya trabaja al 90% de su capacidad, descontando descansos, vacaciones y bajas laborales. Guaguas Municipales inició un proceso de contratación de personal en enero de 2020 que se vio paralizado por el inicio de la pandemia. En concreto, se habló de crear una bolsa de empleo con vigencia hasta diciembre de 2025 para contratar hasta a 175 nuevos conductores. Tras celebrar la primera fase de selección, las dos restantes se desarrollarán este año.

Al ser una empresa pública, la compañía no puede contratar personal de refuerzo como si de una entidad privada se tratara. Los conductores son los que son, y las guaguas, ahora son 15 más, aunque durante este año espera incrementar la flota en otras 32 guaguas. El pasado viernes el concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, presentó las nuevas articuladas de 18 metros que podrán transportar a 70 viajeros, apenas cinco personas menos de lo que permitía la restricción de “dos personas por metro cuadrado”.

Las guaguas urbanas, a diferencia de las interurbanas, realizan trayectos cortos con paradas cada poco tiempo, lo que significa que las puertas se abren y cierran a cada parada, algo que incide directamente en el sistema de renovación del aire. Además de las ventanillas, que permanecen abiertas durante todo el recorrido, la apertura continua del acceso al interior de la guagua es una garantía de seguridad.

Certificación internacional de seguridad


Guaguas Municipales cuenta, desde julio de 2020, con el certificado ‘Global Safe Site’ emitido por la entidad belga e independiente Bureau Veritas. La empresa de inspección y certificación validó en su día el centenar de medidas adoptadas por la compañía municipal de transporte público durante todo el confinamiento y la ‘nueva normalidad’. Las actuaciones más visibles y efectivas han sido la colocación de dispensadores de gel hidroalcohólico en los accesos, la limpieza y desinfección rutinaria de los vehículos y la instalación de mamparas para el puesto del conductor. Además de la eliminación del cobro en metálico, algo que no ha gozado de la misma popularidad que el resto de medidas. No hace falta decir que la obligatoriedad del uso de mascarillas durante todo el trayecto influye directamente en que a casi un año del inicio de la pandemia, no haya evidencia sanitaria de brotes por coronavirus en el transporte público. Además, las autoridades sanitarias recomiendan no ingerir agua ni alimentos en su interior, así como reducir las conversaciones a lo estrictamente necesario. Las guaguas se convierten así en un lugar seguro y ahora, además, silenciosos y sin aromas alimenticios que inunden los viajes. | A.T.P.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats