El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través del Instituto Municipal de Deportes informa que, ante la situación epidemiológica originada por el coronavirus, ha acordado de manera consensuada con un amplio número de federaciones insulares y clubes que utilizan las instalaciones municipales, la limitación de los usos de dichos equipamientos adscritos al IMD a un nivel de actividad física moderado e individual, evitando interacciones y el uso de materiales comunes. 

El concejal de Deportes, Aridany Romero, explicó que estas medidas han sido “analizadas y acordadas ante la propagación de la Covid-19 en Gran Canaria. A consecuencia del incremento de casos, queremos garantizar tanto la actividad física como la seguridad sanitaria de todos los niños y niñas de esta ciudad durante la situación de alerta naranja o nivel 2”.    

En este sentido, se suspenden hasta el próximo 24 de enero los entrenamientos estrictamente deportivos de los equipos de cualquier disciplina. Sin embargo, y a fin de garantizar que los niños y niñas de la ciudad puedan seguir realizando actividad física, se permitirá a los clubes entrenar, siempre y cuando dichas sesiones consistan en una actividad de nivel moderado, practicada de manera individual, evitando la interacción, manteniendo en todo momento la distancia de seguridad y sin el uso de elementos comunes como balones, petos y otros materiales propensos a ser empleados de manera colectiva. 

De esta forma, y siendo el objetivo principal que los niños sigan activos pero sin riesgo alguno de contagio, se permitirá que los equipos y clubes continúen su preparación, realizando entrenamientos técnicos individualizados que permitan desarrollar y mantener la condición física de todos los deportistas, mientras Gran Canaria se encuentre en fase de alerta naranja. 

El máximo responsable del IMD recordó que “la otra opción hubiera sido proceder al cierre total de las instalaciones, pero consideramos que lo mejor para preservar la salud y el bienestar de los más pequeños, asegurando su desarrollo físico al mismo tiempo que reducimos el número de contagios, es adoptar estas medidas”. 

Al mismo tiempo, aclaró que “aquellos clubes que, dada la situación actual, prefieran optar por la paralización de su actividad como medida adicional contra la Covid-19, contarán con el visto bueno del IMD”. 

El edil de Deportes señaló también que esta decisión “viene a avalar las acciones tomadas en las últimas horas por las distintas federaciones, además de la respuesta en la misma dirección de los principales clubes deportivos, quedando refrendada la implicación y responsabilidad de este Instituto Municipal de Deportes con todos ellos, así como con la situación de crisis sanitaria actual”. 

Respecto al uso de mascarilla, y no habiendo una regulación autonómica respecto al uso obligatorio de la misma durante la práctica físico-deportiva, se recomendará su uso en actividades de intensidad baja-moderada. Si no se puede asegurar la distancia física interpersonal mínima, el uso de la mascarilla será obligatorio, por lo que se deberán evitar las actividades de alta intensidad en este caso. 

La distancia interpersonal será de 1,5 metros si la intensidad de la actividad es baja, pero deberá incrementarse incluso hasta los 3 metros en función de la intensidad, especialmente en espacios cerrados. 

El IMD realizará un seguimiento especial de estas medidas en las distintas instalaciones municipales gestionadas por el organismo a través de la labor del personal del Instituto. Cabe recordar, por otro lado, que quedan exentos de estas medidas las competiciones de ámbito nacional.