Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pasarela del Puerto afronta la última fase de su construcción

Técnicos de la siderurgia sevillana que dio forma a las piezas efectuarán las pruebas de carga

13

Estado actual de las obras de la pasarela Onda Atlántica del Puerto

Las primeras personas en atravesar la pasarela Onda Atlántica son los trabajadores que durante estos días ejecutan las últimas fases de su construcción. Las obras del enlace entre el Puerto y Las Canteras continúan casi tres años después de su inicio, aunque de acuerdo con el concejal de Urbanismo de Las Palmas de Gran Canaria, Javier Doreste, se acercan ya a su recta final. Su estructura se encuentra prácticamente rematada y tras el acondicionamiento de sus dos extremos, en el muelle Sanapú y la plaza Alcalde Manolo García, tan solo faltarán las pruebas de carga necesarias para verificar su estabilidad.

El grueso de los trabajos se centra en estos momentos en los dos extremos de la pasarela. Construcciones Cristóbal Ortega ejecuta desde el pasado agosto este proyecto, consistente en la creación de escaleras y rampas en la plaza Alcalde Manolo García y en la urbanización de la pequeña parcela donde desemboca la pasarela en el Sanapú, justo al norte del aparcamiento de Sagulpa. La adjudicataria obtuvo el pasado noviembre permiso para ampliar en dos meses el plazo de finalización, ahora fijado en el próximo 14 de febrero, debido a que varias unidades de la obra dependen de la finalización de otras unidades que no eran objeto del contrato, según se recoge en la resolución de Geursa alojada en el Portal de contratación del Estado. Entre los trabajos paralelos que se están ejecutando se encuentra el hormigonado de la plataforma sobre la que transitarán los usuarios y la colocación de elementos de seguridad, como las barandillas, a lo largo del recorrido.

Las obras en las dos plazas que le dan acceso deben concluir durante el mes de febrero

decoration

Tras la finalización de las plazas y de la estructura, aún faltarán algunos trámites para que la Onda Atlántica abra al público. Antes será necesario retirar los apoyos metálicos que refuerzan la estructura en varios puntos del recorrido, algo que de acuerdo con Doreste deberá realizar Metalúrgica del Guadalquivir (Megusa), la empresa sevillana que se encargó de la fabricación de las piezas de acero naval que componen la pasarela.

Esta misma firma deberá encargarse del último paso, la comprobación final de que la estructura es capaz de soportar las cargas a las que estará sometida una vez abierta. Estas pruebas han sufrido demoras debido a las restricciones de viaje por la pandemia, según el concejal de Urbanismo, que estima que podrán comenzar a realizarse a partir de finales de enero.

La pasarela Onda Atlántica suma ya casi tres años de obras desde que Tecyr comenzó la construcción en abril de 2018, a pesar de que el plazo de ejecución de aquel expediente era de seis meses. Doreste achaca los retrasos a los problemas de la adjudicataria, que entró en conflicto con la subcontrata que se encargaba de la fabricación de las piezas, Megusa. La constructora incautó los avales de la metalúrgica y esta, a su vez, bloqueó el traslado de las piezas desde Sevilla, lo que acabó provocando una paralización absoluta de los trabajos durante varios meses de 2019.

Los apoyos metálicos serán retirados antes de la apertura al público

decoration

El consistorio optó finalmente por rescatar la obra en enero de 2020 -el tercero de una adjudicación municipal a Tecyr, que acabaría declarándose en concurso de acreedores en mayo del año pasado- y acordó completar los trabajos con Megusa, en cuyas instalaciones sevillanas aún permanecían en esos momentos tres piezas de la pasarela. Las limitaciones impuestas por la pandemia a partir de marzo provocaron nuevas demoras en la llegada de las partes restantes a las Islas.

La pasarela Onda Atlántica, vencedora del concurso de ideas organizado por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria en 2015 por “su excelente estudio estructural, explicación constructiva y viabilidad técnica”, atraviesa la Avenida Marítima con un recorrido de 283 metros que alcanza una altura máxima de 5,5 metros. Su construcción es una de las claves del plan de interacción Puerto-Ciudad, ejecutado ya en su mayor parte.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats