Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carnaval 2021 | El coronavirus suspende la fiesta

El Carnaval de las manualidades

El Kilo reconoce que se han vendido piezas con las clases de costura y los hobbies |2 Los diseñadores piden ayuda al Consistorio para recuperarse de la crisis

18

El Carnaval de las manualidades J. C. Castro

El 1 de marzo de 2020 se enterraba la sardinita en la playa de Las Canteras y el telón del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria se bajaba dejando tras de sí más de 30 actos públicos entre concursos, desfiles, pasacalles, cabalgatas, galas y conciertos y a miles de mascaritas pensando en la próxima edición. Nada ni nadie hacía presagiar entonces que el Carnaval de 2021 se reduciría a dos programas de televisión y se vería desde casa, aunque el coronavirus ya se extendía como una araña.

La suspensión de la fiesta ha hecho mella en numerosas empresas para los que el Carnaval supone una importante partida en el computo del año. Uno de esos sectores es el del textil y la confección. Desde el comercio al por menor que vende la tela para el disfraz a la costurera que prende el último botón sin olvidar al diseñador que, con su creatividad y fantasía, eleva la fiesta a otra dimensión.

En el Kilo de San Bernardo, uno de los comercios con más solera en este ámbito de la capital, no es que se dé por perdido este Carnaval, sino que éste “dejó de existir” desde que en mayo del pasado año se empezó a hablar de posponer las carnestolendas hasta que finalmente, el 14 de octubre pasado, el Ayuntamiento decidió aplazarlo hasta 2022. El negocio se centró entonces en su día a día, en la venta de telas para confección de vestidos y trajes y prendas para el hogar y en el mundo de las manualidades, “que es infinito”.

Fue lo que comentó ayer el gerente del negocio Rubén del Rosario. “Desde mayo ya sabíamos que no iba haber nada; y más vale así por responsabilidad de todos”, puntualiza el responsable del establecimiento, que duplica y triplica las ventas para estas fechas con las mascaritas.

La suspensión en noviembre de Halloween, otra de las fechas señaladas en el calendario relacionadas con el mundo del disfraz y claves para este tipo de negocios, ya avecinaba, por desgracia, lo que ocurriría en este mes de febrero. Ni siquiera los establecimientos regentados por la comunidad china ofrecen estos días disfraces en sus establecimientos. Y, si los ahí, son restos del año pasado.

Un empleado de El Kilo de San Bernardo muestra un rollo de los tejidos clásicos para disfrazarse en Carnaval, ayer. | | JUAN CASTRO

“Hay quien busca telas baratillas para entretenerse en casa con los niños y otras personas que vienen a buscar tejidos de más calidad porque tienen más creatividad”, apunta Del Rosario, aunque en ningún caso suple el empuje que da el Carnaval en las cuentas de fin de año. El negocio, que tuvo que hacer un Erte (Expediente de Regulación de Empleo Temporal) durante los meses que hubo que quedarse en casa ha logrado tras el verano sacar al 100% de sus trabajadores.

Festejos tiene previsto hacer la Pasarela Fashion World si el virus lo permite

decoration

En El Kilo tampoco esperan demanda de los centros educativos dada la situación epidemiológica que hay en la Isla. “Seguramente darán una segunda vida a los materiales reciclados de otros años dado que son proyectos para un par de horas”, indica el gerente.

Ni siquiera los dos programas de televisión que prepara la concejalía de Festejos con Sociedad de Promoción de Las Palmas de Gran Canaria, y que se emitirán los próximos días 15 y 26 de febrero por Televisión Canaria, Televisión Española y el canal internacional de TVE, para promover la industria del Carnaval y promocionar el de 2022, levantan el ánimo en el sector. “El que haya venido algún diseñador a comprar para nosotros no es relevante”, añade Rubén del Rosario, sabedor de que el peso de la clientela en febrero se encuentra en el ciudadano de a pie.

Tampoco entre los diseñadores, otro de los colectivos más afectados por la suspensión de la fiesta y que no podrá estar en bloque en los dos programas de televisión dado el formato elegido para este año. En el programa del día 15 de febrero, se repasará los 45 años de historia del Carnaval a través de imágenes, testimonios y actuaciones musicales en los que, a buen recaudo, estarán los ganadores del concurso del pasado año, por lo que no habrá mucho hueco para nuevas fantasías dado la carga de nostalgia del espacio, que durará una hora.

En el programa que se emitirá el día 26 de febrero, los telespectadores podrán votar por la temática del Carnaval de 2022 de una terna elegida por la Sociedad de Promoción de Las Palmas de Gran Canaria. En dicha producción, que durará 120 minutos, habrá hueco para coreografías, actuaciones musicales, trabajos de maquillaje corporal, coreografías de drags y se presentarán algunos diseños, aunque se desconoce los nombres de los diseñadores. Al ser una producción televisiva, y no un concurso, la participación es contractual. A algunos diseñadores se les ha alquilado material para ambientar o vestir a los figurantes.

Los tejidos de fiesta no están en el escaparate pero se encuentran en los estantes

decoration

Desde la Asociación de Diseñadores del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, cuya presidencia ocupa actualmente Mari Padrón a la espera de una reunión en la que se decida la nueva junta directiva tras la marcha de Alberto Pérez, se reconoce que está siendo un año muy malo para los diseñadores. “No hay nada de nada”, dice Padrón, que el pasado año se vio con todo el camión cargado de material en Morro Jable (Fuerteventura) cuando se suspendió el Carnaval por el coronavirus.

La diseñadora solicita ayuda para todo el colectivo, y sostiene que la Pasarela Fashion World, que se iba a celebrar el pasado año y que esta en las previsiones del Ayuntamiento si la situación epidemiológica lo permite, podría ser una buena oportunidad para ello. “Llevamos doce años haciéndola pero cada diseñador se paga su ropa. Este año, si no nos dan una ayuda a todos no podremos ni comprarla”, puntualiza Padrón, dado que según está la situación económica tampoco tendrán patrocinadores.

Compartir el artículo

stats