Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reurbanización de Los Tarahales crea aceras, rotondas y pasos peatonales

El proyecto busca financiación de los fondos Next Generation y prevé invertir cuatro millones v La actuación liberará espacio para aparcamientos, terrazas y arbolado

Los coches aparcados en el arcén y las hierbas que crecen en él obligan a los vecinos a utilizar la calzada para transitar por la recta de Los Tarahales. | | JUAN CARLOS CASTRO

Los Tarahales tendrá por fin aceras, rotondas y pasos de peatones y una reurbanización del barrio que garantice la accesibilidad y la seguridad de los vecinos, que llevan más de treinta años reclamando que se dote a la zona con servicios básicos, como aparcamientos, redes de aguas pluviales que acaben con las inundaciones cuando llueve o una iluminación en condiciones para la carretera. La principal reivindicación ha sido siempre la construcción de aceras que permitan transitar a chicos y mayores por los márgenes de la carretera sin arriesgar el pellejo. El barrio tiene más de ochenta años, pero ningún gobierno local ha atendido hasta ahora sus demandas.

El barrio contará con dos nuevas rotondas, una en el cruce de La Paterna y otra en el cruce de Los Tarahales y también se reurbanizará la carretera general del Norte, el tramo de vía que va entre ambas glorietas. Además se ganarán plazas de aparcamientos y se generarán espacios para terrazas y zonas verdes. La instalación de unos 13 pasos de peatones entre las rotondas -a la altura de cada bocacalle está previsto un paso peatonal- y la recta permitirá calmar el tráfico de vehículos e impedir que vuelvan las carreras clandestinas que se llegaron a celebrar hace años.

De momento, la Concejalía de Urbanismo ya tiene el proyecto redactado, con dos fases que contemplan una inversión de cuatro millones de euros para poner en marcha una serie de intervenciones todas ellas demandadas por los vecinos. El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, lo presentó la semana pasada a la plataforma vecinal Los Tarahales Reacciona y a representantes de los comerciantes.

El proyecto forma parte del paquete de actuaciones que el gobierno municipal de Las Palmas de Gran Canaria quiere llevar a cabo con financiación de los fondos europeos para la recuperación, los denominados Next Generation, y según les dijo el concejal a los representantes vecinales cabe la posibilidad de que los trabajos se puedan iniciar antes de que acabe el año.

La reurbanización de Los Tarahales crea aceras, rotondas y pasos peatonales

En cualquiera de los casos, empiece este año o el que viene, Ramón Hernández, portavoz de Los Tarahales Reacciona se da por satisfecho con el hecho de que el proyecto ya esté redactado y, sobre todo, que se haya diseñado teniendo en cuenta las aportaciones de los vecinos, que demandan también un carril de bicicletas entre la nueva rotonda de Los Tarahales y el colegio Arenas y una línea de guaguas amarillas, peticiones estas últimas que se han planteado a la Concejalía de Movilidad, que dirige José Eduardo Ramírez.

La primera fase de la intervención, valorada en 1,8 millones de euros, está localizada entre el cruce de La Paterna y el cruce de Los Tarahales. Ramón Hernández explica que la primera rotonda se situará un poco más arriba de la parcela donde están las cocheras de las guaguas de Global. Esta glorieta tiene la función de distribuir el tráfico de la carretera general del Norte hacia La Ballena y la circulación que sale de La Paterna.

La segunda fase, presupuestada inicialmente en 2,2 millones de euros, va desde el cruce de lo que se conoce como la vuelta de Los Tarahales hasta el final de la recta a la altura del colegio Arenas. Esta glorieta canalizará el tráfico de cuatro vías: la carretera general del Norte, la recta de Los Tarahales, la que va a Siete Palmas y la Avenida de Escaleritas.

Ordenación de aparcamientos

En opinión del dirigente vecinal, “lo más importante de todo el proyecto es la creación de las aceras, que permite ganar en seguridad y en accesibilidad, y la reurbanización de toda la zona. Ahora no hay aceras ni por un lado ni por otro de la carretera. Hay algunos tramos que han hecho los vecinos, pero a eso no se le puede llamar aceras”. A la ausencia de aceras se une la invasión del arcén izquierdo, sobre todo, por los vehículos, lo que obliga a los peatones muchas veces a meterse en la calzada para seguir su camino. Los Tarahales es, junto con Guanarteme, uno de los barrios del municipio donde la presencia del coche invade incluso el escaso espacio que le queda al peatón en el conjunto de la ciudad, una circunstancia que sufren especialmente los mayores y los niños, los que más riesgo corren cuando tienen que bordear la carretera. La única diferencia es que aquí ni siquiera existen las aceras.

Destaca además la reordenación de los aparcamientos en los márgenes de la recta de Los Tarahales, lo que permitirá crear más plazas. La intervención acabará con la costumbre de algunas empresas de automoción de utilizar gran parte de los arcenes como aparcamiento particulares de sus vehículos.

La ordenación posibilitará generar espacio en los arcenes para las aceras y establecerá una sola línea de aparcamientos, frente a las dos que hay hoy en día. Y también para que los negocios que quieran instalen terrazas.

La reurbanización de Los Tarahales crea aceras, rotondas y pasos peatonales

Otra actuación importante es la separación de las redes de saneamiento y de pluviales que los residentes esperan que acabe con las inundaciones de muchas calles cada vez que llueve. A la inexistencia de una canalización independiente que recoja el agua de las lluvias se une el arrastre de la tierra y piedras de los arcenes, que tupen los imbornales y hace que las escorrentías de barro lleguen en ocasiones a La Ballena tras inundar el barrio.

Hernández destaca que se ha conseguido que la urbanización de los arcenes respete las viviendas que los vecinos fabricaron hace muchísimos años, lo que evita un largo proceso de expropiaciones que dilataría el inicio de las obras. De esta manera, las aceras se adaptarán a las fachadas de las casas. “Hay casas que habría que quitarles un trozo y como tienen licencia urbanística se ha aceptado respetarlas a la hora de diseñar las aceras”, aclara.

En esta segunda fase se abordará otra histórica demanda del barrio relacionada con la iluminación. Los postes que hay ahora se cambiarán por nuevas luminarias LED a ambos lados de la carretera.

La plataforma está explicando en estos momentos el proyecto a los empresarios para que lo vayan conociendo pero, según Hernández, “la mayoría está de acuerdo porque lo que se va a hacer es una demanda histórica de vecinos y empresarios y también contribuye a la dinamización económica de las empresas del barrio. Además”, añade, “se han respetado todas y cada una de sus propiedades a la hora de hacer las aceras”.

32

Remodelación de Los Tarahales Juan Carlos Castro

Carriles bici

Los vecinos reclaman además la instalación de un carril bici y una estación de Sitycleta en el margen derecho de la recta de Los Tarahales, una cuestión que ya se ha hablado con el concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, y que queda pendiente de que se expropien los terrenos que bordean el arcén, al igual que la futura ampliación de la acera. Los residentes reclaman además dos puntos de recarga para coches eléctricos y la creación de una línea circular de Guaguas Municipales en el barrio. “En la zona industrial y en la comercial trabajan unos 5.000 trabajadores, a los que hay que añadir los vecinos y no tenemos ninguna línea de guaguas amarillas que los lleve a la parte baja de la ciudad, Las Arenas o el Hospital Negrín”, subraya Hernández.

Todas las actuaciones previstas en la intervención han sido presentadas a los presupuestos participativos por Hernández, quien considera “un logro” para el barrio que el Ayuntamiento “los haya asumido directamente como un proyecto suyo”. Y es que aunque ya se ha olvidado cuando comenzaron las reivindicaciones para mejorar la zona por lo antiguas que son, fue hace unos diez años cuando los vecinos redoblaron las exigencias en busca de una solución.

Ramón Hernández es uno de los que más ha luchado por el barrio. No en vano, lleva años presentando proyectos y luchando para que el Ayuntamiento haga la zona más habitable.

A lo largo de los dos últimos años ha presentado casi 50 proyectos a los presupuestos participativos. Al de este año presentó algo más de 20, de los cuales salieron siete adelante, por votación, en su mayoría relacionados con la mejora de los imbornales y la accesibilidad del barrio.

Resalta que el proyecto de Los Tarahales realizado por el Ayuntamiento “es uno de los más completos que se ha presentado a los fondos de recuperació. Lo bueno es que el Ayuntamiento ya tiene los deberes hechos y sólo le queda esperar por Europa y el Gobierno de España. Habrá que esperar al segundo semestre de este año a que lleguen esos fondos, qué parte asumirá Europa y, lo más importante, que sea aceptado para luego sacarlo a concurso”.

Denuncia al Diputado del Común


Además de presentar el proyecto a todos los partidos políticos que conforman el gobierno tripartito y a los de la oposición en busca de apoyos para reurbanizar el barrio, la plataforma Los Tarahales Reacciona presentó el pasado mes de enero una denuncia en el Diputado del Común, que está siendo investigada por la institución. Los vecinos han denunciado que el Ayuntamiento incumple el derecho de los vecinos a tener un entorno accesible. El Diputado del Común ha solicitado información al Ayuntamiento sobre el asunto. Por otra parte, el Partido Popular presentó una moción en el pleno ordinario del pasado mes de enero solicitando la mejora del barrio, que fue rechazada por el gobierno municipal, argumentando que ya tenía redactado el proyecto de reurbanización de la zona. | T. G.

Compartir el artículo

stats