La capital no prorroga las terrazas exprés para mantener la convivencia

El concejal de Urbanismo sostiene que se permitió por una “situación excepcional” pero que el Consistorio tiene que velar por que todos los vecinos puedan usar la calle

Terraza ocupada en la capital grancanaria este lunes. |

Terraza ocupada en la capital grancanaria este lunes. | / Lourdes S. Villacastín

El Ayuntamiento no tiene la intención de mantener las terrazas temporales que habían solicitado algunos hosteleros cuando la Isla se encontraba en nivel de alerta 3. El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, indicó ayer que el Ayuntamiento las autorizó por “la situación excepcional” en la que se encontraba la isla de Gran Canaria, que impedía a los bares, cafeterías y restaurantes utilizar el interior de los locales, pero que rebajado el nivel de alerta hay que volver a la normalidad para mantener la convivencia ciudadana sin que nadie resulte perjudicado. No obstante, subrayó que no se niegan a dar ampliaciones de terrazas, aunque estudiarán cada caso para que los derechos de todos los ciudadanos a usar el espacio público se respete. El municipio cuenta con más de 600 terrazas.

Los bares y restaurantes han tenido que recoger las mesas y las sillas concedidas a mediados de enero de manera excepcional después de que el domingo el Gobierno de Canarias rebajase el nivel de restricciones sanitarias ante la mejora de la pandemia por coronavirus en la Isla. En el nivel 2 actual los establecimientos pueden utilizar las barras y el interior de los locales, aunque al 50% de su aforo, lo que para muchos propietarios no resuelve su precaria situación económica, por lo que algunos han solicitado al Ayuntamiento que continúe con la medida de gracia como han hecho otros municipios grancanarios.

El concejal de Urbanismo justificó la retirada de la medida por pasar de un nivel a otro. “Si pasamos del nivel de alerta 3 al 2, el motivo legal por el que permitimos las terrazas o su ampliación ha terminado. Ahora tienen la posibilidad de abrir el interior de sus locales hasta el 50% y no tiene sentido que exijan que se abra de nuevo la veda para implantar terrazas en todos lados”, dijo Doreste, que añadió que no se niegan a la ampliación de mesas y sillas, aunque los responsables de los locales tendrán que solicitarlo por la vía legal establecida.

Una terraza en la capital grancanaria. | | JUN CARLOS CASTRO

Una terraza en la capital grancanaria. | | JUN CARLOS CASTRO / Lourdes S. Villacastín

“De momento hemos dado 17 ampliaciones; que la pidan y, según la zona, el respeto a la accesibilidad universal, las podremos permitir o no. Daremos ampliaciones de terrazas allí donde se puedan dar porque en estos tiempos de covid la gente también tiene que salir a la calle a pasear, no pueden estar encerrados en su casa, y no podemos crear obstáculos porque ya hemos tenido que cerrar hasta parques públicos. Lo que hay que intentar es que todo el mundo conviva en la ciudad”, remarcó el concejal, que incluso añadió que estarían dispuestos a sacrificar alguna plaza de estacionamiento si fuera necesario.

Sacrificar aparcamientos

“Aunque hay que tener mucho cuidado con eso porque cuando sacrificas una plaza, el negocio local de al lado dice: ¿dónde aparcan mis clientes? Lo mismo ocurre con la ampliación de terrazas, alguien puede decir que le tapan su escaparate o dificulta el acceso al comercio local”, puntualizó.

El concejal de Urbanismo, que hizo estas declaraciones a la prensa durante una salida por Triana con el colectivo Cermi (Comité de Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunidad Autónoma de Canarias) para conocer los obstáculos urbanos con los que se encuentran, indicó que todas estas variables hay que conjugarlas muy bien para que ningún ciudadano se sienta perjudicado excesivamente. “Si perjudicamos al comercio local perdemos también muchos puestos de trabajo”, puntualizó.

En referencia a que algunos municipios de la Isla habían optado, sin embargo, por prorrogar la medida, Doreste indicó que no se puede comparar la situación de una ciudad de 400.000 habitantes como Las Palmas de Gran Canaria, “que recibe al día unos 80 o 90.000 personas de fuera”, con otros municipio con menor población y menor número de terrazas al aire libre.

El concejal señaló además que la ciudadanía había sido muy solidaria con los propietarios de locales, y que ningún colectivo se había quejado por la ampliación del espacio público dada la situación económica por la que atraviesa la hostelería, pero que el Ayuntamiento “tiene que velar porque se cumplan los derechos de todos”.

El Ayuntamiento facilitó a los locales de manera exprés el permiso de ocupación de espacio público. Solo tenían que cumplir con el aforo permitido de acuerdo con cada licencia, garantizar el cumplimiento de la normativa sanitaria y la distancia de seguridad entre mesas, asegurar el tránsito de los peatones y que no obstaculizaran las entradas y salidas a garajes, viviendas u otros locales.

[object Object]

Javier Doreste, Concejal de Urbanismo

“Si pasamos de nivel de alerta 3 al 2, el motivo legal por el que permitimos las terrazas ha terminado” 

“El que quiera solicitar una ampliación, que la pida, y según la zona, la podremos permitir o no” 

“En estos tiempos de covid la gente tiene derecho a salir a la calle y no encontrarse con obstáculos”