Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo plan director para Triana incluye mejoras en la accesibilidad

Las demandas de los colectivos con discapacidad se añadirán en la reforma de la zona comercial | El Cermi muestra los obstáculos con los que se topan en la calle

9

Triana incluirá mejoras en la accesibilidad Andrés Cruz

El nuevo Plan director de la zona comercial abierta de Triana, en el que trabaja el Ayuntamiento, recogerá las demandas de los diversos colectivos con discapacidad de la comunidad autónoma de Canarias con el fin de que las calles sean más accesibles igual que se ha hecho en la reforma de Mesa y López y la calle Galicia. La idea es eliminar y señalizar las barreras urbanísticas y arquitectónicas con las que se topan las personas con movilidad reducida, los ciegos y aquellos que tienen problemas cognitivos, y que se han ido acumulando en el espacio público sin que nadie las haya puesto orden.

En Las Palmas de Gran Canaria hay unas 40.000 personas con alguna discapacidad, sin contar con las que puedan tenerla de manera puntual.

Para tomar nota de las irregularidades existentes, el concejal de Urbanismo Javier Doreste paseó ayer con miembros del Cermi (Comité de Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunidad Autónoma de Canarias) y con técnicos del Ayuntamiento por Triana y algunas calles adyacentes para conocer de primera mano las dificultades con las que se encuentran las personas con discapacidad al salir a la calle, y ponerle remedio antes de comenzar a actuar en este trazado urbano a principios de 2022.

Entre los obstáculos figuran papeleras y señales de tráfico, sillas de terraza descolocadas, losetas rotas, rampas de acceso a comercios mal colocadas, cierres de obras sin señalizar, árboles y bancos que no guardan la línea reglamentaria y hasta pavimento táctil para ciegos mal ubicado.

Modernizar el plan existente

El concejal de Urbanismo indicó que los servicios afectados ya están trabajan en el nuevo plan director, que abarca desde Primero de Mayo hasta Rafael Cabrera, y que modernizará el existente a “la nueva legalidad y a los nuevos tiempos”. Las actuaciones más importantes se realizarán en Francisco Gourie y Pérez Galdós.

Doreste indicó que antes de meterse en obras hablarán durante este año con los colectivos sociales, comerciales y vecinales de la zona para que puedan hacer aportaciones a la mejora de este entorno histórico y comercial. Y una pieza fundamental es que la zona comercial abierta de Triana sea accesible para “todos los ciudadanos” y para quienes nos visitan, de ahí que el Ayuntamiento haya contado con el asesoramiento de Cermi. Algo que agradeció la presidenta de la entidad, Carmen Laucirica.

En este sentido, Doreste indicó que la actuación irá encaminada a despejar la calle de elementos en desuso, quitar bolardos, implantar en línea el mobiliario urbano para que haya espacio para transitar sin peligro de chocar y rebajar aceras; entre otras medidas.

Urbanismo hará una intervención en la zona en 2022, tras oír a vecinos y comerciantes

decoration

El concejal de Urbanismo dijo que el nuevo plan de la Zona comercial abierta de Triana estaba previsto desde el inicio del mandato y que de este modo se consolidarán las normas urbanísticas para que “los inversores vengan a la ciudad” y, los existentes, se consoliden para, de este modo, seguir generando empleo y riqueza.

El edil no quiso decir si este nuevo plan incluirá levantamiento de pavimento o grandes reformas en la zona de Triana. “Esperaremos a ver qué nos dicen los vecinos y los técnicos. En algunas zonas habrá que arreglar el pavimento porque está levantado; en otras a lo mejor será ensanchamiento de aceras. Habrá también que modificar zonas de aparcamientos, aunque haya que perder plazas”, puntualizó

La presidenta del Cermi, que estuvo acompañada por el secretario general, Miguel Ángel Déniz, no quiso concretar los obstáculos con los que se encuentran las personas con discapacidad a la hora de salir a la calle porque hay diversos colectivos y cada uno tiene una dificultad. “No es lo mismo la discapacidad física que la cognitiva”, subrayó para hacer comprender que las necesidades son diferentes por lo que es importante contar con ellos cuando se vaya e emprender una reforma urbanística para ir “más allá de lo que marca la ley” y no tener que deshacer lo construido a los pocos meses.

Compartir el artículo

stats