Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un paseo por los secretos mejor guardados de Vegueta

Una visita teatralizada da a conocer al público las leyendas e historias menos conocidas del casco histórico - Es una de las actividades previstas en ‘LPA Estación’

Uno de los actores, ayer, de la ruta teatralizada por los misterios de Vegueta Tony Hernández

Los secretos que escondía la sede de la Inquisición en la calle Doctor Chil, las “almas errantes” que dejó la pandemia de cólera de 1851 en las vías de la ciudad, la extraña muerte de una de las hijas de una familia acomodada que vivía en la calle López Botas... Estas son algunas de las historias poco conocidas del centro histórico de Vegueta que una veintena de personas conocieron ayer en una visita teatralizada organizada por Trip Gran Canaria en el marco de Estación Las Palmas de Gran Canaria, un conjunto de 35 experiencias de ocio turístico que se desarrollarán durante este fin de semana. Por las calles empedradas del casco, y a la luz de las farolas más antiguas de la ciudad, la actividad gozó con una gran aceptación por parte del público asistente, que pudo profundizar en la cultura capitalina en aspectos más escondidos. 

Desde la popularmente conocida como plaza de las ranas, arrancó la visita por los misterios mejor guardados de Vegueta, en una visita guiada y teatralizada por sus secretos y leyendas. Los hechos históricos guardados en cientos de documentos se mezclan con las habladurías que han ido pasando de generación en generación entre la vecindad del centro histórico. Unos y otros, no obstante, han sido escondidos durante muchos decenios, bien por vergüenza o miedo de llevarlos a la luz, bien porque no convenía darlos a conocer. Pero ayer mucha gente descubrió historias que hasta la fecha no tenían ni idea que pudieran ser verdad, al tiempo que disfrutaron de una experiencia que difícilmente olvidarán en uno de los entornos más mágicos y reveladores de Las Palmas de Gran Canaria.

“Hay casas y calles con misterios detrás de ellas, como los del antiguo barrio de la judería, donde habitaron varios judíos conversos, o los que rodean a la Catedral, muchos de los cuales podrían servirle a Dan Brown para inspirarse”, comentó el promotor de estos recorridos, Bruno Knudsen Vizcaíno, de Trip Gran Canaria. Este tipo de actividades turísticas, que buscan destapar los secretos mejor guardados de un lugar, tienen gran éxito en otros lugares de la geografía nacional e internacional. Quizás una de las más conocidas, y en la que se inspiró el propio Knudsen para su ruta teatralizada, es la que se acerca a la mítica figura de Jack el Destripador a través de un paseo por su Londres natal. Pero también hay otras similares en Toledo o Edimburgo. 

Recorrido teatralizado de ayer por las calles de Vegueta Tony Hernández

Así, en las esquinas de Vegueta, entre las piedras de sus calles y tras los muros de sus viviendas más antiguas se esconden historias tétricas. Por ejemplo, las almas en pena que vagan por las calles tras haber sido condenadas por la Inquisición, cuya sede se encontraba en Doctor Chil. O los gritos y sollozos que muchas personas han escuchado al acercarse a la torre de San Agustín, y que incluso han motivado que el conocido programa de lo paranormal Cuarto Milenio haya investigado los hechos en uno de sus capítulos. O el misterioso asesinato de una joven, hija de una familia adinerada que vivía en la calle López Botas, y que nunca se consiguió resolver satisfactoriamente. 

Durante 90 minutos de recorrido a pie, descubrieron secretos guardados en la ermita de San Antonio Abad, desde donde se fundó la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria por el conquistador Juan Rejón, en la propia iglesia de San Agustín, a lo largo de la calle Doctor Chil, o en el callejón del Espíritu Santo, con la ermita y la fuente del final. En diferentes momentos de la ruta, varios actores y actrices realizaron una suerte de presentaciones de estos lugares, “contando por qué están ahí, por qué les podemos ver, para contarnos qué pasó con el cólera de 1851, por ejemplo”, según explicó Knudsen. En definitiva, aseguró, “Vegueta tiene muchas cosas que contar”, y eso es lo que llevan haciendo en los últimos tres años desde su empresa a cientos de turistas foráneos y nacionales, y ahora, con la pandemia, cada vez a más isleños que admiten tener un gran desconocimiento de la historia de su entorno más cercano.

Una veintena de personas participaron en la ruta, que partió de la plaza de las ranas.

decoration

En ese sentido, defendió que un pueblo “ignorante” de su historia, de sus bases, “es un pueblo inculto”. Por ello, se congratuló de la gran acogida que ha tenido esta actividad, no solo durante las dos sesiones que tendrán lugar este fin de semana, sino también durante los tres años que lleva en marcha como uno de los productos que ofrece Trip Gran Canaria. “A la gente que viene le encanta conocer esa historia de la ciudad”, aseveró Knudsen, quien destacó lo “rico e interesante” de la historia de todas las Islas, ya sea en base a hechos probados o a leyendas y otras habladurías populares. Por eso, además de este tour por los misterios de Vegueta, también cuenta con otro centrado en el personaje de Benito Pérez Galdós y otro sobre la actividad de brujería que hubo en la ciudad. Y se encuentra preparando uno más relacionado con la llegada de ingleses a Las Palmas de Gran Canaria y lo que supusieron para la incipiente urbe, con la llegada de corsarios y otros marineros que llegaron incluso a contraer nupcias con mujeres canarias. 

Y en todos ellos ha tenido la colaboración de estudiosos e historiadores, así como del Museo Canario, institución de la que resaltó el gran trabajo que hacen para salvaguardar la historia de las Islas. No en vano, cuenta con uno de los archivos documentales sobre los actos de la Inquisición más ricos e importantes de toda España.

Gran acogida del evento

El cupo para las dos rutas teatralizadas por los misterios de Vegueta se agotaron en poco tiempo. La de ayer fue un rotundo triunfo y participaron una veintena de personas, y hoy se espera que otras tantas vuelvan a patear las calles del casco histórico en busca de descubrir sus secretos escondidos. “Ha sido todo un éxito”, agregó con rotundidad su responsable, quien no dudó en afirmar que lo que busca la gente en los tiempos que corren son actividades al aire libre, que les permita mantener la distancia con el resto y respirar aire fresco. Algo que, gracias a las audioguías con las que cuenta este tour, es mucho más sencillo de conseguir. Sin embargo, para aquellos que no han podido inscribirse a estas dos visitas, tendrán la oportunidad durante el mes de abril de disfrutarla. Quien esté interesado, puede informarse en la página web de Trip Gran Canaria. 

Sobre la iniciativa puesta en marcha por el Ayuntamiento capitalino, Knudsen celebró que con el programa de eventos de Estación Las Palmas de Gran Canaria, se ha conseguido “ofrecer actividades de aquí que mucha gente no tenía ni idea que existían”. Y así, al unir distintas experiencias de ámbitos muy diversos consiguieron “que los vecinos de la ciudad puedan disfrutar de ellas y conocer la historia de aquí, pero también todo lo que las empresas del sector turístico pueden ofrecerles”. Porque quizás ven que solo están pensadas para los turistas, pero nada más lejos de la realidad, en opinión del guía turístico.

Knudsen asegura que un pueblo “ignorante” de su historia es “un pueblo inculto”.

decoration

Y eso se ha visto también en el resto de eventos organizados dentro del programa, cuyos cupos se han ido cubriendo para la mayoría de actividades. Desde la Concejalía de Turismo se muestran muy satisfechos por la gran acogida que ha tenido entre la población, lo cual sigue sorprendiéndoles pese a que en la anterior edición, celebrada en noviembre, también se vio esta aceptación popular. Una de las diferencias con respecto a otoño, además de que para invierno no se han programado actividades en el mar, es que se han incorporado actividades en horario de mañana, algo que demandaron muchas personas que prefieren ese turno.

Ayer, además de esta ruta teatralizada, también se realizaron dos tours, uno por las Casas Consistoriales y el casco histórico que tuvo como guía de lujo al cronista oficial de la ciudad, Juan José Laforet, y otro por el Puerto, “una excursión que se ha revelado como algo que encanta a la población”, según reconocieron desde la Concejalía de Turismo. Además, para esta edición se ampliaron las plazas, pasando de las alrededor de 800 que se ofertaron en noviembre a algo más de 1.200 en la presente edición.

“La intención es apoyar a las empresas turísticas, que los habitantes las conozcan y sepan que están ahí también para ellos”, indicaron desde el Consistorio capitalino, que auguró, tras este éxito, muchas más ediciones de Estación Las Palmas de Gran Canaria.

Compartir el artículo

stats