Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Triquiñuelas de Endesa para incumplir la sentencia que la obliga a irse de La Cícer

El Ayuntamiento reitera la solicitud para cerrar la subestación y advierte a la eléctrica con tomar las actuaciones que la amparen en derecho si no lo hace de inmediato

Subestación eléctrica La Cícer. Juan Carlos Castro

Nuevo capítulo en el pleito que desde hace más de una década tiene el Ayuntamiento capitalino con Endesa a causa del cierre de la subestación eléctrica que tiene la compañía en la zona de La Cícer. La clausura de estas instalaciones, respaldada por una sentencia firme de 2015, sigue parada en base a un recurso de casación impuesto por la empresa tras conocerse un nuevo fallo en febrero, esta vez del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en el que vuelve a posicionarse a favor del Consistorio. Por ello, desde el área de Urbanismo se le ha hecho llegar en las últimas jornadas una nueva resolución en la que se le insta a presentar un plan de cierre paulatino cuanto antes o se tomarán “las actuaciones que amparen a esta Administración en derecho”

Fuentes de la compañía eléctrica rehusaron ayer dar declaraciones a este diario al respecto, excusándose en que el proceso continúa judicializado en la actualidad. Lo que sí aseguraron es que un equipo se encuentra en todo momento “encima de esta cuestión” para tratar de llegar a una solución. Desde el servicio jurídico de Endesa indicaron que mientras se esté pendiente del recurso interpuesto, no se procederá a cesar la actividad de estas instalaciones, que dotan de electricidad a unas 45.000 personas de la ciudad, entre la urbanización de Las Torres y el Puerto, uno de los argumentos esgrimidos en contra de la decisión de cierre decretada en 2010 por el Consistorio.

Por su parte, el concejal de Urbanismo de Las Palmas de Gran Canaria, Javier Doreste, afirmó ayer que Endesa “se tiene que ir y se irá” de la subestación de La Cícer y criticó que sigan retrasando la decisión municipal de cierre, avalada por la justicia “en varias ocasiones”. Según el edil, se le ha hecho este requerimiento “para que cumpla la sentencia” y, de no hacerlo, procederán “a otras medidas jurídicas más duras”. De hecho, en junio de 2020, el Ayuntamiento ya abrió un expediente sancionador a la compañía eléctrica de 25.000 euros por negarse a acatar esta resolución.

Recuperar La Cícer lamenta que pueda recurrir “hasta el inifinito” por su poder económico.

decoration

“Ellos tienen una sentencia que da toda la razón al Consistorio y a los vecinos, hemos tenido toda la buena voluntad posible en este proceso”, agregó Doreste, quien aseveró que el Ayuntamiento les ha llegado a ofrecer suelo para trasladar las operaciones a otro sitio. Según reza la última resolución, con fecha de 25 de marzo, la actuación de Endesa frente a los autos “ha sido la de entorpecer la referida ejecución, con abuso del derecho a la vista de todos y cada uno de los autos y sentencias dictados hasta el día de hoy”. 

Y va más allá: “La entidad Endesa, lejos de atender los requerimientos efectuados, está mostrando absoluta obstrucción para que este Ayuntamiento pueda hacer cumplir sus propias resoluciones, ello por medio de lo que se considera abuso de derecho en la formulación de recursos contenciosos”. 

Javier Doreste asegura que la compañía “se tiene que ir y se irá” de las instalaciones.

decoration

Con todo, esta situación, enredada por Endesa, se mantiene en el tiempo para desesperación de la plataforma vecinal que inició todo el proceso allá por 2009: Recuperar La Cícer. Desde la asociación, aseguraron que la compañía “lleva encadenando recursos uno detrás de otro desde 2010” para tratar de entorpecer las órdenes municipales. Además, criticaron, su postura ya que hacen uso de su “poder económico” para “recurrir hasta el infinito”. Sobre la última resolución del Ayuntamiento, reconocieron verse “sorprendidos” por la contundencia que ha tenido en esta ocasión, recordando que la sentencia de febrero también condenó al Consistorio por su inactividad a la hora de exigir el cumplimiento de la orden de cierre.

En febrero, la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJC desestimó el recurso interpuesto por Endesa, ratificando de esta manera el fallo del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Las Palmas de Gran Canaria que da la razón al Consistorio capitalino y obliga a la empresa de electricidad a trasladar esta estación, si bien ante la decisión cabía recurso de casación que debía interponerse en el mismo juzgado. 

Compartir el artículo

stats