Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Semana Santa | Operación salida en el Puerto

Las navieras venden la mitad de los pasajes a las Islas en esta Semana Santa

La ruta entre la capital grancanaria y Morro Jable vuelve a ser la estrella de los días festivos

Semana Santa | Operación salida en el Puerto de La Luz Adzubenam Villullas

La antesala de los días festivos de Semana Santa arrancó este miércoles a medio gas en el Puerto de La Luz. Las navieras han vendido este año la mitad del pasaje a las Islas, según han informado tanto Fred Olsen como Naviera Armas, unas cifras que están muy lejos de las que se registraron en 2019. La obligación de hacerse una PCR o prueba de antígenos para viajar por el Archipiélago y las últimas restricciones sanitarias han hecho mella. Aún así, la ruta entre Las Palmas de Gran Canaria y Morro Jable ha vuelto a convertirse en la estrella de estas vacaciones.

“Había ganas de salir de la Isla”, señalaron Sergio y Rita Ruiz entusiasmados minutos antes de embarcar con sus respectivos coches en el Betancuria Express rumbo a Fuerteventura. Estos dos hermanos del barrio capitalino de Guanarteme, junto a sus hijos y respectivas parejas, llevaban más de un año sin viajar; concretamente desde los tiempos anteriores a la pandemia. El pasado verano prefirieron ser precavidos ante el desconocimiento que provocaba la pandemia y ante la mala situación económica. “Si llego a saber que había que hacerse pruebas antes de coger el barco... Me lo habría pensado, porque para una familia es un abuso”, indicó ella.

“Queríamos tomar el sol y en Francia está todo cerrado”, indica una pareja de Champaña

decoration

Aunque las ventas han conseguido superar con creces la Semana Santa del año pasado, cuando las Islas estaban en pleno confinamiento y los viajes estaban restringidos a lo puramente esencial, los datos siguen a mucha distancia de lo que habría ocurrido en la vieja normalidad. Ambas navieras con rutas desde la capital grancanaria han logrado ocupar poco más del 50% de las plazas, aunque luego no todos los pasajeros se presentan a pie de muelle. Los billetes permiten canjear la travesía durante el plazo de un año, por lo que son muchos los que han preferido quedarse en casa y esperar al verano o a que la situación epidemiológica mejora, según explicaron desde las compañías.

Un barco adicional

Fred Olsen cifra en un 30%, aproximadamente, el pasaje de las Islas que con un billete comprado ha decidido posponer su viaje. Pero, entre tanto dato a medio gas, la ruta entre la capital grancanaria y Fuerteventura vuelve a despuntar. Fred Olsen espera un completo en cuanto a vehículos se refiere el próximo domingo de Resurrección, 4 de abril; mientras que Naviera Armas pondrá un barco adicional para cubrir la misma travesía en la operación retorno de Semana Santa. “Morro Jable siempre tira más, es la ruta estrella”, apuntaron estos.

Ese ambiente es el que se palpaba este miércoles en las terminales de ambas navieras en el Puerto de la capital. “El año pasado nos tuvimos que quedar en casa, este no nos íbamos a perder la Semana Santa”, señaló tajante Ruperto Pérez en el coche antes de embarcar a Fuerteventura.

Y es que esta familia de Telde se desplaza todos los años al apartamento que tienen en Morro Jable, pero la situación en la que se encontraba el mundo en la primavera de 2020 lo impidió. En su caso compraron los billetes con antelación, cuando el Gobierno de Canarias todavía no había anunciado la obligatoriedad de hacerse algún tipo de prueba Covid para viajar entre Islas. “Si lo hubiésemos sabido”, prosiguió, “pero ni aún así”, al tiempo que su esposa dudaba algo más con la cabeza.

Buena parte del pasaje que este miércoles ponía rumbo a Fuerteventura estaba en la misma situación, compraron los billetes para disfrutar de la Semana Santa antes de que el Gobierno anunciara las nuevas medidas. Pero entre ese puñado de pasajeros había opiniones para todos los gustos. “A mí me parece bien que quieran controlar a la gente que viaja en fechas como esta”, apuntó María. “Ya que no podemos ir a otro lugar, en un año normal... Habríamos ido a la Península o Londres, quien sabe”, añadieron antes de embarcar en el ferri de Fred Olsen.

5

El Puerto de La Luz despliega las salidas por Semana Santa Andrés Cruz

El turista local es quién está salvando a medias la Semana Santa en un año tan atípico por culpa de la Covid-19. Fred Olsen ha previsto transportar a unas 50.000 personas, algo más del 50% de la cifra que movió hace dos años. Al mismo tiempo, los hoteleros calculan entorno a un 30% de ocupación en los establecimientos turísticos que se mantienen abiertos.

Las fuertes restricciones para realizar desplazamientos en media Europa -de hecho, todas las comunidades españolas están cerradas perimetralmente salvo Canarias y Baleares- han hecho que las navieras tengan que trabajar estos días principalmente con canarios. Aún así, hay extranjeros que han logrado sortear al virus y llegar hasta el Archipiélago.

Mochileros, nómadas digitales o gente que ha buscado unos días libres para viajar después de un año complicado frecuentan estos días los puertos de las Islas. Es el caso de Axel y Lena, una pareja de la región francesa de la Champaña. “Queríamos tener unas buenas vacaciones, llevábamos sin hacerlo más de un año”, recalcó ella poco antes de embarcar en el Villa de Agaete de Naviera Armas. “Veníamos en busca del sol y de algo de ocio, allá la situación es mala [horas después el presidente Emmanuel Macron confinó Francia], casi todo está cerrado”, apuntaron.

Tras pasar unos pocos días en Gran Canaria, ahora han puesto rumbo a Tenerife y, posteriormente, a La Palma. Y aunque en la sala de facturación había alguna de otra extranjera de más cargada de bártulos, la mayoría eran locales con ganas de pasar unos días festivos en otra Isla o que no les quedaba más remedio que viajar.

“Llegamos en el barco que salió a las seis de la mañana y ya volvemos”, indicó la tinerfeña María Teresa González, acompañada de su hermana Vanesa. Esta última tenía que hacerse una revisión de su operación de rodilla en la clínica Santa Catalina, por lo que se desplazó por motivos médicos, uno de los supuestos contemplados para viajar sin PCR o antígenos. Eso sí, agradecieron ir con el barco a medio gas, en cuanto a pasaje se refiere. “Parece que la gente se está concienciando”, comentaron.

La mayoría de los que viajan estos días son locales con ganas de pasar unos días libres

decoration

En el caso de esta familia tinerfeña tocará vivir una Semana Santa distinta a la que estaban acostumbrados. “Nos quedamos en casa con los niños, la gente es decirme cómo está la calle Castillo [la principal vía comercial del centro de Santa Cruz] y se me quitan las ganas”, apuntó María Teresa, “además tengo la autocaravana rota, así que no vale la pena”. Atrás quedaron esos viajes de camping que realizaban en los tiempos anteriores a la pandemia.

Otros sí han querido aprovechar la Semana Santa para hacer algo diferente. Fotocopia en mano con los resultados del test de antígenos, Pedro Rojas pasaba el control de Armas para embarcar rumbo a Tenerife, donde vive su pareja. “Tengo unos días libres y hay que aprovechar”, aclaró. Pero, no obstante, en rutas como esta la Covid-19 se ha dejado sentir, pues apenas unas pocas decenas de personas y vehículos se preparaban este miércoles a mediodía dispuestos a cruzar el charco.

María Dorta y Fernando Plaza fueron de los últimos en embarcar con su coche en el Villa de Agaete. “Vinimos a ayudar a un familiar con la mudanza y aprovechamos para pasear por la Isla”, indicaron al unísono. Una situación similar a la de Rita Perderix y Jesús Yarza, quienes con el coche cargado hasta arriba, viajaban este miércoles a Fuerteventura para ayudar a su hijo, su nuera y sus dos nietos.

“Se acaban de mudar y tienen un niño de tres años y otro de un mes, así que aprovechamos los días libres para ayudarles con todo”, destacó ella. “Los consuegros han estado estos días y ahora tomamos el relevo, para no estar mucha gente junta”, aclaraba, poco antes de que estos últimos pasaran con su coche por delante de ellos tras su regreso a la Isla.

Compartir el artículo

stats