Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ancor Montaner, un maestro ‘made in Tamaraceite’

La familia materna del ganador de ‘Maestros de la Costura’ tiene sangre palmense

Ancor Montaner celebra su triunfo en ‘Maestros de la Costura’ sujetando el ansiado Maniquí de oro, trofeo del talent.

Ancor Montaner celebra su triunfo en ‘Maestros de la Costura’ sujetando el ansiado Maniquí de oro, trofeo del talent. RTVE

“Mi familia siempre me ha dicho que mi arte sale de Canarias”. Así de tajante se muestra Ancor Montaner, flamante ganador de la cuarta edición de Maestros de la Costura, cuya familia materna hunde sus raíces en el barrio capitalino de Tamaraceite, que le ha dotado de esa vena artística para triunfar en el talent.

Ancor Montaner se erigió el lunes por la noche en el flamante ganador de la cuarta edición del talent de TVE Maestros de la Costura. Después de una apasionante final, su diseño fue muy elogiado por el jurado y le hizo llevarse el ansiado Maniquí de oro. Un trofeo que consiguió gracias a su vena artística, la cual no duda en afirmar que le viene por parte de su familia materna. Unos ascendentes que hunden sus raíces en el barrio capitalino de Tamaraceite, de donde es natural su madre, Guayarmina Cabrera, quien se fue a vivir a Valencia después de conocer a su padre. Y es que, para Ancor, la sangre canaria le llevó al éxito.

Gracias a su alegría, simpatía y a saber aprender de los errores y recomendaciones que le daban los jueces del programa, Ancor se fue abriendo paso hacia el triunfo final del talent show. Pero antes de ello, la espinita por las bellas artes, carrera que estudió para ser profesor de pintura en la Escuela de Arte de Valencia ahora, se la clavaron en uno de sus viajes a Las Palmas de Gran Canaria para visitar a sus familiares. En concreto, fue un pintor amigo de la familia Cabrera, Juan Alberto, y también natural de Tamaraceite, el que le inspiró al conocer su obra. Eso se suma al hecho de que sus parientes palmenses “son todos unos artistas”, popularmente conocidos en el barrio como los “magos”.

“Tengo mucha más familia actual viviendo en las islas que en Península”, comenta alegremente para luego añadir que a todo el que le pregunta siempre le dice que él nació “bajo la sombra de la platanera canaria y del naranjo valenciano”. Todavía en una nube por su triunfo, Ancor rezuma felicidad y todo son risas al acordarse de sus parientes canarios y de cómo le recriminaban en el grupo de WhatsApp familiar que no fardara más de condición isleña, a lo que él siempre les respondía que ya el programa estaba grabado y que no podía hacer nada, aunque con esta oportunidad que le brinda ahora la prensa espera enmendar un poco la plana, ya que admite tener “una relación súper constante” con todos sus primos y tíos.

El ganador de la tercera edición del formato, Joshua, también tiene familia en el barrio.

decoration

Y es que su familia canaria es muy importante para él. Cada año, en verano, viene a Gran Canaria de vacaciones para visitar a los suyos. La última vez fue en 2019, ya que la pandemia le impidió hacerlo el año pasado. En esa ocasión, pudo presentar a su hijo, que se llama igual que él -“es que el nombre me encanta, es muy bonito”, reconoce- a su bisabuela para que pudiera conocerle. De hecho, entre risas asegura que, gracias al programa televisivo, “ahora habrá un boom con el nombre en toda la Península” y dentro de poco se verán muchos más Ancor por las calles, llevando un poco de Canarias, aunque solo sea un nombre de ascendencia guanche, al resto del país.

Su abuela Josefina, que murió el pasado año, fue costurera, mientras que su tío Guillermo Cabrera es conocido en toda la ciudad por ser el fundador y exdirector de la comparsa Adeuna, que llevó el nombre de Tamaraceite por los carnavales de toda la Isla. “Siempre me han comentado que mi vena artística viene de las Islas, porque mi tío Guillermo ha llegado a diseñar vestidos para las comparsas”, explica Ancor. Aunque su madre no heredó esa pasión por la costura, su hijo sí que entró en el mundillo gracias a su amor por las artes en general. Fue mientras daba sus clases de pintura, que su jefe le animó a impartir también lecciones de patronaje, despertándole ese gusto por las labores de la ropa. Y así, hasta llegar a este histórico momento para él y toda su familia.

Curiosas coincidencias

El nuevo maestro de la costura tiene claro que ahora busca seguir el camino que dicte el destino. Acudirá a un curso de formación especializado en Diseño de Moda en el Centro Superior de Moda de la Universidad Politécnica de Madrid en el que espera seguir aprendiendo y disfrutando de este arte que tanto ama, y no se le pasa por la cabeza en estos momentos pensar en si después volverá a sus clases de pintura o no. “Imagínate que me llaman de cualquier casa para colaborar o trabajar con ellos en Madrid, o incluso que me llamen de Canarias”, razona para justificar su intención de vivir el presente sin preocuparse (en exceso) por el futuro. Si bien tiene como objetivo montar su propio taller en algún momento de su vida.

“Ha sido un regalo, yo estaba bastante acomplejado, no tenía autoestima, y fue mi mujer la que me apuntó al casting. Tenía mucho miedo escénico e hice terapia de choque”, afirma el valenciano con sangre canaria de su paso por el programa de televisión que le ha encumbrado. También le ha hecho ganar en seguridad y formarse, ya que, en su opinión, “cada prueba era una oportunidad de aprender, de experimentar, de disfrutar”. Y eso, no se lo quita nadie. 

Tamaraceite parece ser una cuna de grandes artistas. Además de ser la cuna de la familia materna de Ancor, también lo era de parte de la estirpe de Joshua Velázquez, el ganador de la tercera edición del mismo talent show, que le erigió en vencedor el pasado año 2020. Parte de la ascendencia de este otro maestro de la costura también hunde sus raíces en el distrito capitalino. Ambos son medio canarios, medio peninsulares, si bien Joshua sí nació en Las Palmas de Gran Canaria: en concreto, mientras que uno tiene sangre valenciana, por las venas del otro corre sangre cordobesa. Y encima, ambos cumplen años el mismo día: el 30 de diciembre. Pareciera que llevan vidas paralelas. 

Compartir el artículo

stats