Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece Paquita Lemes, centenaria vecina de El Risco

Madre del exjugador de la UD Paco Lemes, regentó durante 70 años una tienda de aceite y vinagre

Fallece Paquita Lemes, histórica vecina de El Risco

Fallece Paquita Lemes, histórica vecina de El Risco

Paquita Lemes, centenaria vecina de El Risco de San Nicolás, falleció en la noche del miércoles al jueves. Histórica vecina del barrio, regentó durante 70 años una de tienda de aceite y vinagre en la calle Domingo Guerra del Río en la zona de San Lázaro. Viuda, fue madre de tres hijos, Francisco, María y José Luis. El mayor, Paco Lemes, fue jugador de la Unión Deportiva Las Palmas en los años 60 y 70.

“Fue una persona muy querida por todo el barrio”, recuerdan sus vecinos, apenados por lo acontecido. Paquita abrió su tienda de aceite y vinagre en 1945 y se mantuvo al pie del cañón hasta el verano de 2015, momento en el que decidió bajar la persiana por última vez. El apellido Lemes realmente corresponde con el de su marido, Luisito Lemes quien también gozó de gran popularidad en el barrio, los suyos serían Machío Ramírez.

La mujer contaba sobre su clientela en 2015 a este periódico, tras el cierre de su establecimiento, que “a pesar de ser clientes, son amigas”. Y es que Paquita creó durante siete décadas un gran vínculo no solo con los vecinos de El Risco, también con los de la cercana avenida Primero de Mayo. Fue toda “una institución”, como recuerdan conocidos y allegados. Eran muy conocidos los tenderetes que montaban en la tienda, especialmente los domingos cuando se juntaba la peña del Club Los Llanos.

“Era una trabajadora nata, muy querida en el barrio”, apuntó este jueves su hijo José Luis. Especialmente realzó la labor que hizo durante los años del hambre en la posguerra, cuando montó la tienda, no sin dejar de destacar el fuerte “temperamento” que la caracterizaba. “Trataba a todo el mundo como a su familia, le gustaba ayudar, hizo un gran servicio en una época difícil”, añadió.

Un carromato

Paquita Lemes inauguró su tienda en 1945, recién casada. Por aquel entonces tenía que alquilar un caballo y un carromato para ir a buscar los víveres, principalmente fruta, verdura y pan, al Mercado de Vegueta. Una práctica que dejó atrás con la apertura del Mercado Central, pero, aún así, Paquita siguió dando el mismo trato de cercanía a sus convecinos. Llegó a repartir a ciertas clientas de las que siempre tuvo en el corazón; además, dejaba pagar a plazos a esas familias que peor lo estaban pasando. Y es que son muchos los conocidos de esta histórica tendera que guardan un grato recuerdo y lloran ahora su pérdida.

Compartir el artículo

stats