Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos buques desviados de Suez por Sudáfrica mueven 5.800 contenedores en Las Palmas

El ‘Conti Cortesia’ llega tras un viaje de tres semanas desde un puerto de la India | La operación supone una décima parte del tráfico mensual de transbordo

El portacontenedores ‘Conti Cortesia’, atracado ayer en la terminal de Operaciones Portuarias Canarias (Opcsa) en el Puerto de Las Palmas. | | LP/DLP

El portacontenedores ‘Conti Cortesia’, atracado ayer en la terminal de Operaciones Portuarias Canarias (Opcsa) en el Puerto de Las Palmas. | | LP/DLP

El efecto del cierre del Canal de Suez del pasado mes de marzo se materializa durante estos días en el Puerto de Las Palmas con la presencia de dos portacontedores desviados de sus rutas transoceánicas habituales. La terminal de Operaciones Portuarias Canarias (Opcsa) acoge desde este miércoles al Conti Cortesia, recién llegado a la Isla tras bordear el canal de Buena Esperanza procedente de la India, y a su lado se encuentra atracado el Conti Everest, que también vio modificada su ruta habitual como consecuencia del bloqueo. Durante estos días tienen previsto realizar unos 5.800 movimientos de contenedores, aunque otros buques continúan su viaje sin parar debido a las limitaciones de calado y maquinaria de los puertos del Archipiélago.

El Conti Cortesia llegó al muelle Cristóbal Colón del recinto de la capital grancanaria durante la madrugada del miércoles. El buque, que habitualmente cubre la línea Australia Express de la naviera MSC, había zarpado del puerto indio de Mundra el 24 de marzo, un día después de que el Ever Given encallara en el tramo sur de la vía que conecta el mar Rojo y el Mediterráneo, y fue uno de los primeros en ser desviados de su ruta habitual. En vez de atravesar Suez, puso rumbo a Sudáfrica y llegó a Canarias tras tres semanas de navegación sin escalas.

La operación de estiba del Cortesia arrancó a las 8.00 horas del miércoles y está previsto que se alargue hasta las 14.00 horas de mañana, según indican fuentes de Opcsa. En poco más de dos días, el barco tiene previsto dejar en Las Palmas 2.758 contenedores y cargar otros 493 -en total, 3.251 unidades- antes de continuar rumbo hacia el puerto neerlandés de Róterdam, donde llegará el día 20.

Del Mediterráneo a Ghana

La operación de transbordo del Cortesia se completa con la presencia del Conti Everest, atracado en los noráis contiguos del Cristóbal Colón desde el martes por la tarde. Este otro portacontenedores no ha realizado la travesía del cabo de Buena Esperanza, pero forma parte de los desvíos decididos por las navieras para tratar de agilizar el retorno a la normalidad tras el tapón en Suez. Antes de recalar en Las Palmas pasó por Málaga, Valencia, Malta y el puerto italiano de Gioia Tauro.

El Everest atracó junto a la terminal de Opcsa a primera hora del martes y la operación durará hasta la madrugada de este jueves. En este tiempo, el buque está dejando 444 contenedores en Las Palmas mientras carga otros 2.146. En total, supondrá 2.590 movimientos de contenedores en el recinto capitalino antes de zarpar hacia el puerto de Tema, en Ghana.

Efecto limitado

La rápida reapertura del canal de Suez, que estuvo bloqueado al tráfico una semana escasa, limitó el potencial efecto del cierre en el Puerto de Las Palmas, ya que el número de buques desviados se limitó a algunos de los que en el momento del suceso acababan de zarpar de Asia o América. Las operaciones del Cortesia y el Everest suponen en conjunto 5.841 contenedores que equivalen a algo más del 10% de las 56.184 unidades en tránsito que registró el Puerto en febrero, el último mes con estadísticas completas.

Las Palmas tampoco ha podido acoger otros buques desviados debido a las limitaciones de capacidad del Puerto. Tanto el Cortesia como el Everest tienen unas dimensiones y un calado que les permiten operar en las terminales capitalinas, a diferencia de lo que ocurre con megaportacontenedores como el Ever Given. De hecho, el Ever Greet, otro gigante de la misma naviera que el barco accidentado en Suez que zarpó el 20 de marzo de un puerto en Malasia, pasó de largo ayer entre Gran Canaria y Tenerife en dirección a Róterdam. Ningún puerto en Canarias tiene el calado suficiente o las grúas necesarias para que pueda operar.

Compartir el artículo

stats