Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ciudad busca una vía para pagar el transporte del reparto de alimentos

Servicios Sociales negocia con el Banco de Alimentos la posibilidad de pagar a la ONG y que esta remita luego el dinero a las asociaciones

Naves del Banco de Alimentos en Mercalaspalmas. | | YAIZA SOCORRO

Naves del Banco de Alimentos en Mercalaspalmas. | | YAIZA SOCORRO

La concejala de Servicios Sociales, Carmen Luz Vargas, anunció ayer que está intentando llegar a un acuerdo con el Banco de Alimentos para poder pagar el transporte, a través de la entidad, a las asociaciones que se encargan de repartir los productos a las familias en los diferentes barrios.

El pago del transporte es una histórica reclamación que vienen haciendo las asociaciones al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, pero según indicó ayer la concejala de Servicios Sociales, Carmen Luz Vargas, el consistorio no puede abonar ese dinero a las asociaciones directamente porque la norma especifica que estas entidades de reparto deben hacerse cargo del transporte y contar con un local donde almacenar la comida para su distribución. De hecho, la Intervención municipal ha bloqueado varios intentos anteriores de pagar el transporte.

Vargas explicó, durante su comparecencia en la comisión de pleno de Igualdad de ayer a petición del Partido Popular (PP), que se está buscando una vía alternativa que cumpla con la legalidad y que consiste en que el Ayuntamiento le paga el transporte directamente al Banco de Alimentos y este a su vez le hace llegar el dinero a las entidades de reparto. La edila se defendió de las críticas, asegurando que esto viene ocurriendo desde que gobernaba el PP.

Por su parte, el concejal popular Ignacio Guerra consideró “injustificable” que se haya mantenido inmutable la subvención al Banco de Alimentos (20.000 euros) por parte del Ayuntamiento, pese a que se ha disparado el número de personas en situación de pobreza. Vargas indicó que las cifras de los convenios con las ONG se tienen que fijar con muchísima antelación para incluirlas en el Plan de Subvenciones y no dilatar aún más la entrega del dinero. Añadió que, “afortunadamente, el Banco de Alimentos no sólo vive del Ayuntamiento. Recibe de Europa, del Gobierno de España y de los ciudadanos”.

Compartir el artículo

stats