Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empresas italianas escogen la capital para que sus empleados teletrabajen

El gestor de un coliving ofrece su negocio a las cámaras de comercio de Roma y Milán, en consonancia con el plan de Turismo para atraer nómadas digitales

Carlos Rossi en su coliving de la capital grancanaria, ayer, ha logrado que empresas italianas escojan la capital para deslocalizar a sus trabajadores. | | ANDRÉS CRUZ

Carlos Rossi en su coliving de la capital grancanaria, ayer, ha logrado que empresas italianas escojan la capital para deslocalizar a sus trabajadores. | | ANDRÉS CRUZ Andrés Cruz

Empresas italianas escogen la capital para que sus empleados teletrabajen desde las Islas por estancias de larga duración. La intención de esta medida será incentivar la productividad de sus trabajadores en tiempos de pandemia y deslocalizar puestos de trabajo que se pueden llevar acabo desde cualquier parte del mundo con una red wifi y no necesariamente de forma presencial. Esta propuesta ha venido de la mano de Carlos Rossi, gestor de Cooliving GC, un complejo de apartamentos con un espacio de trabajo compartido situado en Las Palmas de Gran Canaria. En el último mes ha mantenido sendas reuniones con las cámaras de comercio de Roma y Milán para plantear la idea ante compañías de diversos sectores.

La propuesta va en consonancia con el plan diseñado por la consejería de Turismo del Gobierno de Canarias para atraer a las Islas a 30.000 nómadas digitales (remote workers) en los próximos cinco años. Bajo el lema “La oficina con el mejor clima del mundo”, la estrategia puesta en marcha por la empresa pública Promotur consiste, precisamente, en lograr que las compañías de distintos países de Europa envíen a sus empleados a teletrabajar desde el Archipiélago.

Una multinacional de la industria de maquinaria pesada con sede en la ciudad italiana de Turín ya ha firmado un acuerdo con Rossi para que sus empleados pasen una temporada en su establecimiento de la capital grancanaria y puedan trabajar desde allí. “La iniciativa ha tenido muy buena acogida, de 260 empleados 60 van a querer venir”, explica este empresario italoargentino radicado en las Islas desde hace cuatro años. La idea es que la compañía pague el alojamiento en su complejo de apartamentos en periodos de 15 días a dos meses a partir de mayo, señala.

Una empresa de productos lácteos, un laboratorio y una agencia de publicidad de Roma están valorando la propuesta de Rossi, señala, particularmente para su personal administrativo. Además, prevé volver a viajar en un mes al país transalpino con la intención de cerrar más acuerdos e iniciar conversaciones con más entidades de diversos sectores.

"Las empresas quieren mejorar la productividad de sus trabajadores", indica Rossi.

decoration

“No es el tipo de nómada digital habitual”, destaca Rossi. Lo cierto es que las condiciones impuestas por la pandemia han hecho cambiar el mercado de trabajo. Son cientos las empresas europeas que han tenido que adaptarse al teletrabajo obligatorio, sin estar preparadas para ello en muchos de los casos. “El rendimiento de un empleado ha bajado entre un 15 y un 25% con toda esta situación; al menos eso es lo que me han transmitido desde diversos departamentos de Recursos Humanos”, indica el gestor de Cooliving GC. “El objetivo de estas compañías es mejorar la productividad de su personal pagándoles unas semanas aquí”, precisa.

Son muchos los nómadas que han escogido la capital como destino en los últimos meses. Según Rossi, el buen clima, los precios asequibles y la seguridad de pertenecer a la Unión Europea son los grandes motivos por los que se decantan por Canarias y no por sus principales competidores; lugares tan dispares como Tailandia, Bali, Costa Rica, Londres o Barcelona. Además, los nómadas tienden a preferir una ciudad como Las Palmas de Gran Canaria frente a las grandes localidades turísticas del sur de las Islas, destinadas al turismo de sol y playa.

“Buscan un sitio en el que poder trabajar con tranquilidad e integrarse y conocer la vida local, generar microeconomía en los negocios de la zona”, indica Rossi. Combinar ocio y trabajo. “Aquí se alojó una chica que era su primera vez como nómada, escogió este destino porque sabía que aquí tenía la seguridad de Europa para tomar experiencia”, detalla. Y es que a los tradicionales perfiles de un remote worker -programadores, diseñadores gráficos, marketing, entre otras profesiones relacionadas con el mundo digital- se les han añadido otros durante la pandemia. Una situación que previsiblemente irá a más y donde la capital se sitúa a la cabeza.

Una multinacional de la industria de la maquinaria pesada traerá hasta 60 teletrabajadores

decoration

“La pandemia lo que ha hecho es adelantar todo este proceso de conversión”, apunta Rossi. “Estoy seguro de que esto viene para quedarse”, puntualiza. De ahí que su idea sea cerrar más acuerdos y, al mismo tiempo, invertir para expandir el negocio. Por el momento va a contratar a más personal y está buscando junto a sus socios, Moisés y Juan Andrés, otro edificio situado en una zona céntrica de la capital -el actual está en la calle Castrillo- para adaptarlo.

“Esto son solo nueve habitaciones, se me ha quedado pequeño, más ahora con todos los que vendrán de Italia”, indica Rossi mientras enseña un plan de reservas completamente lleno durante el próximo mes y medio. Y es que desde diciembre no han parado de venir nómadas procedentes de Grecia, Austria, Italia o Francia. La consejería de Turismo señaló en febrero que la tasa de crecimiento de nómadas se ha disparado de un 33% a un 65% anual.

Compartir el artículo

stats