Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una joven resulta herida tras un desprendimiento en El Confital

La Policía Local cierra el acceso a la playa, tanto para vehículos como para peatones | Los usuarios retiran las balizas y se saltan el corte

Policía Local corta el acceso al Confital por un derrumbe

Policía Local corta el acceso al Confital por un derrumbe Mi Playa de Las Canteras

Un desprendimiento en la vía de acceso a la playa del Confital provocó la tarde-noche del domingo que una joven de 22 años resultara herida de carácter leve, con un traumatismo en la cabeza que requirió su traslado en ambulancia a un centro hospitalario de la capital grancanaria. Desde la madrugada de ayer, la Policía Local cerró el paso tanto a vehículos como a peatones a esta zona del litoral de la ciudad y, al cierre de esta edición, no se había producido notificación oficial sobre su reapertura al tránsito, si bien las vallas habían sido apartadas y las personas estaban volviendo a acceder sin ningún impedimento. 

El Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 1-1-2 recibió la noche del domingo una llamada de socorro en la que se informaba que una persona había resultado herida de carácter leve tras caerle encima una piedra procedente de un pequeño desprendimiento producido en la ladera de acceso al Confital. Una ambulancia de soporte vital básico la trasladó, tras estabilizarla en el lugar, al Hospital Perpetuo Socorro, donde fue atendida y se le pusieron varios puntos de sutura en la frente. El departamento regional coordinó la actuación, en la que también participaron efectivos de la Policía Local y de los Bomberos de Las Palmas de Gran Canaria.

Los agentes municipales procedieron a cortar el acceso, tanto para vehículos como para peatones, a la playa del Confital, que amaneció con varias vallas y cintas disuasorias la mañana de ayer. Según la Policía Local, por la tarde la entrada permanecía cerrada, a la espera de conocer las conclusiones del informe técnico correspondiente, que se encuentra en elaboración por parte de los operarios. 

Por su parte, el servicio de Limpieza actuó en la zona del desprendimiento para que la situación regresara a la normalidad cuanto antes, pero ante la amenaza de que se produzcan nuevos corrimientos de tierra, se prefirió mantener cortado el acceso. A pesar de ello, al mediodía de ayer las balizas se encontraban apartadas y la gente seguía alcanzando con normalidad la playa, si bien la Policía Local confirmó a este periódico no haber decretado la reapertura del paso, por lo que pudo ser la propia ciudadanía la que apartara las vallas y tirara las cintas.

Por su parte, los bomberos del parque central de Miller Bajo explicaron ayer la actuación que llevaron a cabo en el lugar, en donde se produjo “un pequeño corrimiento de tierras por encima de la carretera de acceso al Confital”. Según la versión de los profesionales, “unas piedras rodaron y pararon en la vía, mientras que algunas más pequeñas cayeron al vial peatonal”.

Según los bomberos, este es “un desprendimiento más” de los habituales en esta zona de la ciudad, que está “muy expuesta a las inclemencias meteorológicas”, como la llegada de fuertes vientos marinos o las lluvias. “Se balizó para que nadie pasara por allí, y acudieron los técnicos para valorar la situación”, concluyeron las fuentes consultadas.

Compartir el artículo

stats