Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El dálmata feliz

Los primeros usuarios, tanto ciudadanos como perros, encantados con la Plaza: “La ciudad está con ganas de estos espacios”, asegura Doreste

El dálmata feliz

El dálmata feliz Andrés Cruz

Él no lo sabía, pero era uno de los primeros usuarios de la nueva Plaza de España. En una de las zonas verdes un perro dálmata correteaba de un lado para otro, sin salirse del jardín, intentando jugar con un yorkshire terrier que le ignoraba. Es una imagen que no se podía ver antes en este céntrico espacio de la capital y que a partir de ahora será habitual. Pero el dálmata no era el único entusiasmado con la apertura de la Plaza de España. Tanto vecinos como comerciantes y visitantes aplaudieron la inauguración.

De hecho, desde que se retiraron las vallas los visitantes se acercaron y sacaron sus teléfonos móviles para grabar sus primeros pasos en este entorno. “Eso significa que la ciudad está viva y con ganas de este tipo de espacios. Ya hay niños en Mesa y López. Y esperemos que haya más en un futuro”, aseguró Javier Doreste, concejal de Urbanismo. 

Uno de ellos era el hijo de Ghassan, vecino de la zona: “Antes era una pena porque no se podía aprovechar. Y ahora se puede venir a pasar un rato con los niños, los padres y la familia. Es mucho más agradable. Las obras afectaron pero, aunque es el primer día y tenemos que ver cómo se mantiene, de momento parece que merece la pena”, aseguró. 

Otro vecino, Luis Domínguez, jubilado, tiene la misma opinión: “Ha sido muy acertado. Le da más vistosidad y atrae a mucha gente por las cafeterías que tenemos aquí. Ha costado muchos millones pero ahora es una cosa maravillosa para salir de día o de noche. Hacía mucha falta”, indicó. 

Los visitantes sacaron los móviles para grabar y sacar fotos nada más retirar las vallas

decoration

Mari Carmen aunque no es vecina de Plaza de España elogia también la actuación. “Todo lo que sean espacios abiertos es bueno para la ciudad y para que haya menos ruido de coches. Se hace más agradable pasear por aquí, es más vistoso, sobre todo para la gente joven y para las bicicletas”, indicó. 

Otro vecino, que prefirió no identificarse, elogia la obra -”es muy bonita y acogedora y voy a disfrutar de ella”- pero subraya el problema de la circulación. “Ahora va todo por Néstor de la Torre y es injusto para los vecinos que viven por allí. Hay que buscarle una solución”, argumenta.

También salen ganando con esta obra las terrazas y comercios. “Algunos incluso han hecho publicidad de la apertura y es un atractivo impresionante”, subrayó el alcalde.

Francisco González, presidente de la Zona Comercial Abierta de Mesa y López, se mostró satisfecho con una obra “fantástica” para el entorno. “Es algo que venimos demandando desde 1998”, recordó. “Tengo que agradecer a todos los comercios de la zona el haber entendido lo que esto significa de cara al futuro. Hemos padecido las obras durante muchos meses pero es para un futuro lleno de posibilidades y oportunidades”, sentenció González.

Compartir el artículo

stats