Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan Hidalgo asoma tras la maleza

El Ayuntamiento retira 12 toneladas de rastrojos y basura de la prolongación de Felo Monzón

15

Zafarrancho de limpieza en Juan Hidalgo La Provincia

La calle Juan Hidalgo , en Almatriche, asoma tras la maleza. Los vecinos del barrio han logrado que el Ayuntamiento retire más de 12 toneladas de materia vegetal que cubrían el bulevar que prometía ser la prolongación de Felo Monzón y que hoy sigue cerrado al tráfico pese a llevar construido más de una década.

Durante años, los vecinos de Almatriche Bajo han visto como la carretera a medio urbanizar que utilizan para ir hasta Siete Palmas ha estado invadida por la maleza. Las cañas con varios metros de alto, las colas de gato y otros arbustos, además de desperdicios de todo tipo, han ido, poco a poco colonizando lo que prometía ser la prolongación de la avenida Pintor Felo Monzón. La pasada semana, tras una actuación exhaustiva por parte del servicio municipal de Limpieza, la calle Juan Hidalgo ha revivido tras la maleza.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se empleó a fondo durante varios días para retirar toda la vegetación y los desperdicios que cubrían un vial que lleva construido una década y que nunca ha sido inaugurado. El servicio municipal de Limpieza retiró en total tras la actuación 12 toneladas de materia vegetal, principalmente. Para transportarlos fueron necesarios ocho camiones. Posteriormente, los operarios llevaron a cabo distintas labores para adecuar este espacio. Finalmente, baldearon la calzada y las distintas aceras para dejar la zona en perfectas condiciones y evitar así problemas de salud pública.

Esta actuación se realizó a petición de la concejala del distrito Tamaraceite San Lorenzo Tenoya, Mercedes Sanz, tras mantener una reunión con los vecinos de Almatriche Bajo, resaltan fuentes municipales. Las tareas, además, han estado englobadas dentro del programa de limpiezas de choque que la concejalía de Servicios Públicos que lidera Inmaculada Medina está llevando a cabo en distintos barrios, según fuentes municipales. Se trata de un plan gestionado por el Instituto Municipal de Empleo y Formación (IMEF) e impulsados por el Servicio Canario de Empleo y el Plan de Empleo Social del Cabildo.

Los vecinos de Juan Hidalgo están que no se lo creen. “Resulta que había una avenida debajo de toda esa porquería”, exclaman estos días. Ni siquiera recuerdan cuándo fue la última vez que estuvo limpia la calzada. El lugar se ha convertido ya en un punto de encuentro donde juegan los niños o un lugar para pasear al perro, algo que muchos ya hacían antes, pero ahora de una manera más segura. Los operarios han retirado incluso los restos de la cartelería publicitaria de Royal Urbis, constructora que dejó a medio urbanizar estos terrenos hace una década.

Urbanismo indica que recepcionar la calle hasta Siete Palmas será “complicado”

decoration

El bulevar tiene unos 200 metros de largo y está formado por dos calzadas separadas por un paseo central. Y es que la calle Juan Hidalgo prometía ser la prolongación de la avenida Felo Monzón. Pero Royal Urbis entró en concurso de acreedores en 2013 tras un tiempo con las obras paralizadas por un litigio judicial. Al quebrar, la promotora no llegó entregar la vía al Ayuntamiento y dejó media docena de solares vacíos.

Con maleza o ahora sin ella, los vecinos de Almatriche utilizan habitualmente esta vía a medio urbanizar para ir a Siete Palmas. Lo hacen por ser una vía más directa para llegar hasta los centros comerciales, pero la realidad es que se trata de un camino peligroso. La plataforma vecinal del barrio publica a menudo en sus redes sociales vídeos en los que se pueden ver a personas e incluso familias con niños cruzar a pie la rotonda de acceso a la circunvalación por zonas donde no existen los pasos de peatones.

Desde el servicio de Urbanismo señalan que esta actuación de limpieza ha sido a petición del distrito para cubrir las demandas vecinales. Recepcionar la vía es una tarea “más complicada”, indican, al estar la carretera en terrenos privados pertenecientes a los compradores de la constructora quebrada en 2013. Además, al enlazar esta calle con la rotonda de acceso a Siete Palmas tendría que actuar también la consejería de Obras Públicas del Cabildo, al ser esta de su competencia.

Los vecinos ya vieron en noviembre como el Ayuntamiento recepcionaba el tramo de Juan Hidalgo en el que existen viviendas tras instar a ello el Diputado del Común meses antes; y es que desde que se construyeron los bloques hace 15 años las farolas carecían de electricidad y tampoco había papeleras o riego de parterres. Por lo pronto, se muestran “agradecidos con los logros conseguidos” hasta el momento.

Varias cuadrillas del servicio municipal de Limpieza se han afanado la última semana en retirar hasta 12 toneladas de rastrojos entre cañizos, aulagas, vinagreras y colas de gato de la calle Juan Hidalgo -prolongación de Felo Monzón, Almatriche-, tal y como se puede ver a la izquierda de estas líneas. Arriba, baldeo de la calzada y aceras tras la actuación. |

Compartir el artículo

stats