Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto y el Náutico empiezan a negociar la venta del suelo al club

La administración y la entidad mantienen la primera reunión para abordar la operación a la espera de una tasación independiente fije el precio de los terrenos

Vista de la piscina y la zona de solarium del Club Náutico de Gran Canaria. | | ANDRÉS CRUZ

Vista de la piscina y la zona de solarium del Club Náutico de Gran Canaria. | | ANDRÉS CRUZ

La Autoridad Portuaria de Las Palmas y el Real Club Náutico de Gran Canaria ya han comenzado las conversaciones para llevar a cabo la desafectación y posterior venta a la entidad del suelo público que tiene en concesión en la zona de piscina y solarium. Las dos partes se sentaron el jueves de la semana pasada para abordar el expediente por primera vez desde que la administración dio a conocer su propuesta para no renovar la adjudicación de esos terrenos y optar por su venta. Por delante queda un largo trámite administrativo que deberá recibir el visto bueno de varios departamentos ministeriales antes de materializarse, con 2028 como límite temporal.

A este primer encuentro, celebrado en la sede de la Autoridad Portuaria, acudieron la presidenta del Náutico, Maica López Galán; su secretaria, Selena Quintana Puga, y el vocal de la directiva Javier González-Jaraba López. En palabras del presidente de los Puertos de las Palmas, Luis Ibarra, la reunión supuso “el pistoletazo de salida para que dentro de unos años se pueda pasar a una posible venta al club”.

Antes de llevar a cabo la venta será necesario desafectar el suelo y para ello tendrán que darse dos condiciones. Por un lado, ha de quedar certificado que el terreno no es necesario para el cumplimiento de fines portuarios, por lo que la zona de la marina no quedará incluida en la operación y seguirá siendo objeto de una nueva concesión. Por otro, la operación no puede acabar afectando a la integridad del dominio público marítimo terrestre.

Desafectación y venta

El primer paso administrativo para la desafectación lo tendrá que dar el mismo consejo de administración de la Autoridad Portuaria que semanas atrás rechazó la ampliación de la concesión al Club Náutico. El directorio de La Luz debe proclamar formalmente la innecesariedad de los terrenos, y de forma paralela la Dirección General de la Costa y del Mar del Ministerio de Transición Ecológica tiene que valorar sus características físicas antes de que Puertos del Estado eleve el expediente al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, según estipula la Ley de Puertos. De acuerdo con Ibarra, Costas ya ha emitido un informe en sintonía con a la propuesta.

Las condiciones particulares de la enajenación dependerán en última instancia del valor de los terrenos, que deberá quedar estipulado a través de una tasación independiente. En el caso de que el suelo alcance los tres millones de euros será Puertos del Estado el organismo que establezca los requisitos, aunque si llega a superar los 18 millones la última palabra estará en manos del Consejo de Ministros. La valoración de los terrenos del Puerto, revisada por última vez en el año 2014 y usada para calcular la tasa de ocupación que abonan sus concesionarios, establece en 132,32 euros el metro cuadrado en la zona donde se ubica la parcela, contigua a los terrenos que la entidad tiene en propiedad desde finales de la década de 1950.

La propuesta también tendrá que ser aprobada por los socios del Náutico, que este jueves están convocados a sus asambleas anuales y abordarán la situación, según anunció la semana pasada el club. Entre sus opciones también se encuentra la de seguir adelante con el recurso anunciado contra la decisión de la Autoridad Portuaria de Las Palmas de no renovar la concesión. En cualquier caso, Ibarra indicó ayer que las conversaciones para la enajenación de los terrenos continuarán adelante al margen de la postura que adopte el club con respecto a esa negativa.

Compartir el artículo

stats