Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Josué Íñiguez Concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria

Josué Íñiguez: “Es complicado identificar a los pirómanos, pero se puede frenar el vandalismo”

"Lo que hacemos es mapear y buscar los patrones para establecer prácticas de patrullaje dinámicos", asevera el concejal de Seguridad capitalino

Josué Íñiguez, concejal de Seguridad, en una imagen de julio de 2020

Josué Íñiguez, concejal de Seguridad, en una imagen de julio de 2020 Andrés Cruz

Josué Íñiguez (PSOE) es concejal de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento capitalino desde el año 2019. Pese a que la investigación del vandalismo de contenedores no es competencia de Policía Local, sí ayudan en la concienciación y el mapeo de las zonas conflictivas para tratar de encontrar patrones.

¿Cómo afecta la quema de contenedores a la seguridad y al día a día de la ciudad?

El servicio más afectado es el de bomberos, que hay que movilizar mínimo a un vehículo pequeño con cinco agentes. Generalmente, en este tipo de sucesos no suele haber un único elemento afectado porque suele estar pegado a otro contenedor, vehículos, mobiliario, por lo que se debe movilizar un segundo vehículo y hasta siete hombres, usando como mínimo hasta 500 litros para apagar un contenedor de pequeñas dimensiones. Con ese destacamento, estamos hablando de efectivos que no estarán presentes en otras emergencias que pudieran surgir en la ciudad, estamos detrayendo recursos para la seguridad de la ciudad por cuestiones que son fruto de actos premeditados. 

Porque la mayoría de ellos son provocados, ¿es así?

La mayoría de ellos son actos vandálicos, raro es que sea accidentalmente, que suelen producirse más bien en papeleras por cigarrillos mal apagados.

¿Este tipo de acto vandálico ha ido a menos?

No manejo los datos por completo, pero sí que creo que ha habido un descenso. Es cierto que a principios de mandato tuvimos un pico, y estuvimos encima de esa casuística y se logró aplacar. Como todos los actos vandálicos, tienen un cierto efecto llamada, que nos hace tener más implicación en la parte de concienciación ciudadana. Esos datos no pueden asegurar tendencias, pero sí creo que va a la baja.

¿Se hace algún tipo de campaña de concienciación desde el área que dirige?

Trabajamos en la prevención en todas las áreas que nos es posible, desde seguridad ciudadana hasta tráfico. Todos esos esfuerzos de prevención se han ido destinando ahora al Covid, pero desde que salgamos de pandemia volveremos a enviar recursos a este tipo de campañas. Con Guaguas Municipales ya se hizo una campaña así: en colaboración directa con Juventud, agentes uniformados van a las plazas y parques donde se reúnen personas jóvenes para establecer un diálogo con el que informarles y concienciarles acerca de lo que supone saltarse la normativa, en un diálogo horizontal, que creemos es mucho más útil que sancionar.

¿Cuáles son las circunstancias comunes en que se producen estos actos vandálicos?

Al amparo de la noche y con ausencia de gente por las calles, básicamente. No se les ocurre prender fuego cuando es plena luz del día y puede haber gente que les vea.

Las tareas de investigación las lleva a cabo Policía Nacional pero, ¿hay coordinación con Policía Local?

Es cierto que toda la parte de investigación suele llevarse desde Policía Nacional, pero en colaboración con Policía Local y Limpieza se mapea para buscar un patrón y, a partir de ahí, localizar posibles autores. Sí es verdad que en materia de denuncias y esa intermediación, es un espacio competencial de Policía Nacional. A iniciativa propia, como comenté con ese pico que tuvimos hace dos años, lo que hacen los agentes locales y los técnicos de Limpieza es mapearlo y buscar los patrones para establecer prácticas de patrullaje dinámicos, de paisano, de uniformes disuasorios, etcétera. 

¿Se ha conseguido identificar a algunos causantes en los últimos tiempos?

Es realmente complicado identificarlos, pero sí se consigue frenarlos. Estos actos se cometen al amparo del grupo, como pasó con las pedradas a Guaguas en Halloween, a quienes conseguimos identificar y detener. Pero en este tipo de vandalismo, que es de noche, es mucho más complicado. 

Compartir el artículo

stats