Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos piden implicación en el plan de rehabilitación de Escaleritas

«Llevamos años planteando al Ayuntamiento el deterioro que sufren los edificios de la zona», indica Ángeles Sánchez

Los vecinos piden implicación en el plan de rehabilitación

Los vecinos piden implicación en el plan de rehabilitación José Carlos Guerra

Desde la asociación de vecinos Avecalta solicitan que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria cuente con ellos para desarrollar el plan de rehabilitación del barrio de Escaleritas en los próximos años, con el fin de conseguir un entorno mejor para quienes residen en esta zona; en aspectos como el social y el medioambiental, destaca su presidenta, Ángeles Sánchez.

«Desde 2017 hemos mantenido varias reuniones con el Ayuntamiento en las que les hemos planteado que el deterioro que están sufriendo todos estos edificios del Patronato y del Grupo Lanzarote es más que evidente y que es importante que sean las administraciones quienes asuman la rehabilitación de los mismos», resalta Sánchez, «las comunidades no pueden afrontarlas por sí mismas».

La dirigente vecinal señala que es importante en la rehabilitación se contemple una mejora medioambiental del barrio. En este sentido, hay opiniones divididas entre los vecinos de los distintos grupos de viviendas. Por ejemplo, en los edificios de la zona del centro de salud ven necesario ajardinar los patios y no ver así «tanto cemento» al mirar por la ventana, indican Joseph González y María González, «sería algo más bonito».

En cambio, muchos de quienes residen en los bajos de los bloques del Patronato prefieren seguir ocupando parte de los patios centrales entre edificios en lugar de hacer jardines comunitarios, tal y como ha hecho ya el Ayuntamiento en las 700 viviendas que rodean la plaza Obispo Frías. «Estas casas son muy pequeñas y eso es un alivio, para que hagan un parque no estoy de acuerdo», indica tajante Nayra Pérez, residente en la calle Doctor Tomás García Guerra.

El Ayuntamiento comenzó en 2008 la demolición del interior de los patios de Obispo Frías. En aquel entonces el 70% apoyó la iniciativa, pues favorecía al conjunto de todos los vecinos de cada uno de los distintos bloques. La intervención quedó paralizada en 2011 por la crisis económica y la austeridad impuesta en las cuentas públicas.

En 2016, ya bajo el tripartito, Urbanismo volvió a impulsar la demolición de los patios, su conversión en jardines y la rehabilitación de las 700 viviendas y 12 locales comerciales. El Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) de Escaleritas, contó entonces con una inversión de 1.767.990 euros.

Compartir el artículo

stats