Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En libertad provisional Marcos, el joven detenido por la muerte de su tío en Arenales

Presuntamente acabó con la vida de su tío de una puñalada en defensa propia, después de que éste matase a la abuela del chico e intentase acuchillarle a él

Reconstrucción del crimen de Arenales

El joven Marcos L., que el pasado 12 de abril presuntamente acabó con la vida de su tío de una puñalada en defensa propia, después de que el tío matase a la abuela del chico e intentase acuchillarle a él, ha quedado en libertad provisional sin fianza este viernes, según confirman fuentes cercanas a la investigación.

Marcos, de 19 años, había ingresado hace tres semanas en prisión preventiva comunicada y sin fianza como presunto autor de un delito de homicidio por una de las dos muertes ocurridas en el barrio de Arenales el pasado mes de abril. El joven, natural de Fuerteventura, declaró que mató de una puñalada a su tío, José L. E. de 48 años y con varios antecedentes penales relacionados con el tráfico de drogas, minutos después de que este hubiera acabado de la misma manera con la vida de su abuela, Josefina E. P. de 85 años y conocida como Pepita.

El suceso se produjo en el segundo piso del número 34 de la calle Pérez del Toro. El testimonio del joven de que actuó para defenderse es compatible con las heridas que presentaba y fuentes cercanas a la investigación han explicado que las personas que residen en el mismo edificio escucharon a Marcos pidiendo auxilio aterrorizado al ver que su vida corría peligro.

El joven detenido tiene prohibido salir de Canarias

decoration

El magistrado juez del Juzgado de Instrucción Número 1 de Las Palmas de Gran Canaria, Alberto Puebla, justifica su decisión de dejar en libertad al detenido en que la prisión provisional debe de durar el tiempo que subsistan los motivos que la hayan ocasionado, y "dado el tiempo transcurrido y las diligencias de investigación practicadas, se entiende que las circunstancias han cambiado". Asimismo, considera que el arraigo que el detenido tiene en este país "hace suponer" que no tratará de sustraerse de la acción de la justicia.

Marcos L. deberá comunicar al Juzgado la causa de posibles cambios de domicilio, y tendrá que comparecer ante la oficina de la Policía Judicial los días uno de cada mes, o en el juzgado o tribunal que conozca la causa y cuantas veces se le llame. Asimismo, se le prohíbe su salida de Canarias.

Compartir el artículo

stats