Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La fase de la metroguagua en el Cono Sur, desbloqueada tras un año parada

La nueva empresa deberá terminar el 60% de la obra que dejó colgada la empresa Tecyr | Urbanismo sólo abonó a la compañía lo poco que ejecutó

Vista de la calle Alicante, con las aceras a medias y el material de construcción abandonado. | | JUAN CASTRO

Vista de la calle Alicante, con las aceras a medias y el material de construcción abandonado. | | JUAN CASTRO

La plataforma de contratos del Estado publicó ayer la licitación de las obras para terminar la fase dos de la metroguagua, la que va desde Zarauz junto al hospital Insular hasta la glorieta de la Ciudad de la Justicia, a través de la calle Alicante. Se espera que los trabajos, que tienen un tiempo estimado de duración de seis meses, se retomen a lo largo del próximo verano.

Las obras se encuentran paralizadas desde hace casi año y medio, tras dejarlas colgadas la empresa Tecyr poco antes de entrar en situación concursal.

Tecyr, que ha dejado también empantanada otra obra para mejorar los accesos al Centro de Emergencia de Las Palmas (Cemelpa), sólo había realizado el 30% de la actuación cuando se marchó, por lo que la nueva adjudicataria que salga de este concurso tendrá que terminar el otro 60% que se quedó paralizado.

Desde enero de 2020, los vecinos y personas que transitan por la zona han tenido que soportar un paisaje con aceras a medio hacer y con los materiales acumulados a lo largo de la zona.

La obra sale ahora a concurso con un presupuesto inicial de 2,3 millones, casi la misma cantidad por la que se adjudicó en enero de 2019 a Tecyr , que se cifró en 2,5 millones de euros. El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, aclaró que a la empresa Tecyr «sólo se le abonaron los pocos trabajos que certificó» haber ejecutado, por lo que consideró que los mayores perjuicios ocasionados por la paralización están relacionados con las molestias que el la zona en obras ha ocasionado a los vecinos.

Además, explicó, a la empresa no se le devolvió la fianza que tuvo que pagar cuando se le adjudicó la obra por un importe aproximado al 10% de la financiación de los trabajos. No obstante, añadió que se está valorando reclamar a la empresa por daños y perjuicios.

El rescate

Doreste justificó la tardanza en sacar a concurso la obra por la necesidad de rescatar primero la obra, mediante la declaración de la nulidad del contrato. Además, indicó, fue necesario cumplir los plazos establecidos en relación con los requerimientos para reiniciar las obras, con la finalidad de cerrar cualquier resquicio que le permita a la empresa reclamar contra el rescate de la obra.

Así las cosas, el proyecto de finalización de las obras contempla la terminación del ensanche y pavimentación de aceras, que se quedó a medias; el asfaltado de dos aparcamientos que hoy son de tierra y que dan servicio a los pacientes y familiares que acuden a la zona hospitalaria y la construcción de un nuevo muro al instituto Islas Canarias.

La anterior empresa retranqueó el muro del instituto, una actuación que se llevó a cabo para ganarle espacio de maniobra a los vehículos de la metroguagua cuando hagan la curva en la glorieta del hospital, situada en la esquina entre Villa de Zarauz y la calle Alicante.

Según indica la memoria del proyecto, ahora se hará «un nuevo muro y un relleno para dotar a la zona del peralte adecuado».

Además del ensanche de aceras, queda pendiente la adaptación del entorno y la instalación de los carriles por donde irán los vehículos del Bus Rapid Transit (BRT) en el futuro.

Mientras empieza a funcionar la metroguagua, algo que no se espera que ocurra hasta 2023 como pronto, estos carriles serán utilizados por las líneas de guaguas municipales, como ocurre ahora en la zona de Pío XII y Galicia, por ejemplo.

El proyecto contempla la instalación de las canalizaciones del alumbrado público y otros servicios, así como la ampliación de la red de pluviales.

La zona de actuación tendrá «nueva canalización de baja tensión, fibra óptica y alumbrado. Todo el alumbrado será nuevo y ya ha sido parcialmente renovado con el primer proyecto», explica el pliego del concurso. El recorrido de este tramo se inicia en la avenida de Zarauz, justo donde termina el primer tramo del BRT en Blas Cabrera Felipe, y sigue por la calle Alicante hasta la glorieta de la plaza de Benalmádena, que conecta Alicante con la calle Eufemiano Jurado. La metroguagua circulará por el centro de la calle Alicante que dejará sólo un carril en ambos sentido para el tráfico de vehículos.

En estos momentos está pendiente también de salir a concurso las obras de la tercera fase de la metroguagua, la que va por la Avenida Marítima, entre el cementerio y el mercado de Vegueta. Esta actuación, que permitirá ganarle al mar una superficie de 49.235 metros cuadrados, está pendiente de que la Dirección General de Costas del Gobierno de España de el visto bueno al relleno del frente marítimo, que posibilitará obtener espacio para hacer el cuarto carril que exige el Gobierno canario y meter los carriles de la metroguagua.

El relleno y la ejecución de este tramo costarán 32 millones de euros, que serán financiados en su mayor parte por el Gobierno canario y Madrid. En la reunión mantenida hace unas semanas con el delegado del Gobierno, Anselmo Pestana, este se comprometió a aportar parte de la financiación de este tramo.

Compartir el artículo

stats