Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo amplía la ordenanza para mantener las terrazas exprés

Doreste prepara una instrucción para dar cobertura juridica a la ocupación de suelo mientras dure la pandemia | Espera tener la propuesta en dos semanas

Varias terrazas en el barrio de Vegueta. | | ANDRÉS CRUZ

Varias terrazas en el barrio de Vegueta. | | ANDRÉS CRUZ

Los técnicos del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria preparan en estos momentos la inclusión en la ordenanza de una instrucción que permita mantener a los hosteleros de manera coyuntural y mientras dure la pandemia la ocupación por sus terrazas de aparcamientos y otros suelos públicos no previstos para ello en la normativa.

Así lo explicó ayer el concejal de Urbanismo Javier Doreste en la comisión de pleno de Desarrollo Sostenible, al tiempo que indicó que las terrazas exprés se mantendrán sine die, hasta que acabe la actual crisis sanitaria. Justificó la inclusión de un anexo a la ordenanza por la necesidad de «dotar de garantía jurídica la ocupación de ese suelo público».

El concejal espera que esa instrucción especial esté lista en dos semanas para presentarla a la asociación de hosteleros y proceder a su aprobación.

Las terrazas exprés se han mantenido tal cual, pese a la finalización hace semanas del nivel 3 y así continuarán sin problema, señaló Doreste, salvo que impidan la accesibilidad universal, la entrada a los domicilios o que perjudiquen el negocio de los comercios situados en las inmediaciones. Antes de la pandemia, el número de terrazas rozaba las 700, una cifra que ha alcanzado ya el millar, al optar muchos bares por colocar mesas y sillas, dado que era la única forma de subsistir, cuando se restringió el consumo en el interior de los locales. Es precisamente la desesperada situación por la que atraviesa el sector de la hostelería, la que lleva al gobierno municipal a prolongar esta medida.

Vía libre a la reforma del Psiquiátrico para convertirlo en centro sociosanitario con 216 plazas

decoration

Según el edil, las únicas restricciones que se están ejecutando en estos momentos son las establecidas por el Gobierno canario, relacionadas con la reducción del aforo y el horario.

«Los técnicos», explicó Doreste, «han planteado tres posibilidades: la primera de ellas es aplicar la ordenanza, lo cual significaría un destrozo en los negocios y no lo vamos a hacer; la segunda alternativa es suspender la ordenanza y sacar una normativa específica, pero el problema en ese caso es que no habría ninguna posibilidad de sanción», por parte del Ayuntamiento en caso de incumplimientos. «La tercera alternativa, que es la que hemos elegido, es mantener la ordenanza, introduciendo una instrucción provisional mientras dure la situación de pandemia y la crisis económica, que modificará determinados aspectos» que ahora prohibe la ordenanza como la ocupación de aparcamientos de zona azul o aceras.

Hospital de Tafira

Por otro lado, la comisión aprobó de forma definitiva las normas específicas aplicables al antiguo hospital psiquiátrico, lo que permitirá al Cabildo de Gran Canaria rehabilitar el inmueble diseñado por Miguel Martín Fernández de la Torre, que está protegido.

El Cabildo pretende reformar las dependencias del antiguo hospital psiquiátrico de Las Palmas, respetando los valores arquitectónicos que conforman el inmueble de Hoya del Parrado, en Tafira, para reconvertirlo en un nuevo centro sociosanitario de 216 plazas residenciales.

El edil Doreste explicó que se han «resuelto las trabas y obstáculos urbanísticos existentes en el planeamiento para poder recuperar como uso público un edifico histórico y protegido, que se convertirá en un nuevo centro sociosanitario en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria”. La reforma del inmueble, que está vacío y sin usar desde hace muchísimos años, está pendiente ahora de la aprobación de las normas de rehabilitación de manera definitiva en el próximo pleno, tras haber pasado la información pública.

Compartir el artículo

stats