Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cono Sur, camino de un lavado de cara integral

El Ayuntamiento culminó en marzo la rehabilitación de 45 bloques de la Vega y prevé continuar con mejoras en la zona

El Cono Sur, camino de un lavado de cara integral

El Cono Sur, camino de un lavado de cara integral Juan Castro

El Cono Sur de la capital grancanaria va camino de un lavado de cara integral. La inclusión de casi mil viviendas de la Vega de San José en el plan de rehabilitación de barrios que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria quiere financiar con fondos europeos se une a las intervenciones ya realizadas en la zona. El pasado marzo el Consistorio culminó la mejora de 45 bloques de la Vega y la idea es continuar incluyen mejoras en la accesibilidad.

El Ayuntamiento capitalino ha rehabilitado viviendas en los barrios de El Lasso y Tres Palmas, además de mejorar el entorno urbano para dar más accesibilidad en algunos casos. De hecho, la puesta en marcha y el desbloqueo de los fondos Edusi de reforma del Cono Sur ha permitido arrancar con la inclusión de un ascensor entre el paseo Blas Cabrera Felipe y el Materno Infantil.

Zárate también está dentro del plan de rehabilitación que prepara el Consistorio y en este caso prevé una inversión de cuatro millones de euros. El Cono Sur es una de las ciudades con el menor poder adquisitivo de la ciudad, esto impide en muchos casos que sean los propios vecinos quienes mejoren unos edificios que en origen fueron de promoción pública. Zárate y El Lasso, por ejemplo, están entre los seis barrios más pobres de la capital, según datos del Observatorio Socioeconómico Urbano.

Zárate y El Lasso están entre los seis barrios más pobres de la capital

decoration

La rehabilitación de los 45 bloques dispuestos en la mitad norte de la Vega -cuyos límites son el túnel de San José y Vegueta- ha supuesto una inversión de 3,8 millones de euros. Urbanismo quiere completar esta actuación con la mejora de otras 600 viviendas en esta misma zona y completar este lavado de cara del Polígono con la mitad sur a través de los fondos europeos.

Tras la culminación de estos trabajos los edificios presentan un aspecto completamente renovado. El proyecto ha permitido mejorar fachadas, cubiertas y azoteas, reparar bajantes y red de saneamiento y, en algunos casos, la inclusión de ascensores y la superación de obstáculos que impiden la accesibilidad universal.

Muchos de estos bloques de viviendas tenían serios problemas, algunos llevaban mallados desde hacía casi 10 años ante la repetida caída de cascotes a la vía pública. Estos fueron entregados en 1982 y desde entonces no habían tenido ningún tipo de reparación.

Compartir el artículo

stats