La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria llevó a cabo un total de doce intervenciones para disolver botellones en distintos espacios de la ciudad durante el primer fin de semana sin estado de alarma ni toque de queda. A través del dispositivo especial nocturno puesto en marcha para prevenir este tipo de encuentros, así como fiestas ilegales, el cuerpo municipal respondió ante la irreponsabilidad de muchos a pesar de las continuas advertencias de las autoridad políticas y sanitarias.

El cuerpo de seguridad local, que vigiló más de 70 puntos de botellón distribuidos por todo el término municipal, ha tramitado 35 propuestas de sanción por consumo de alcohol en la vía pública desde el pasado viernes hasta el domingo. La diferencia entre las dos nochas fue notoria pues de estas sanciones, 27 se tramitaron durante la noche del viernes, mientras que las otras ocho restantes tuvieron lugar en la noche del sábado.

La Policía denuncia a 82 personas en Canarias este fin de semana por no usar mascarilla

El concejal de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Josué Íñiguez, valora que “en este primer fin de semana sin toque de queda, los ciudadanos han cumplido mayoritariamente con las normas sanitarias y colaborando en todo momento con las fuerzas y cuerpos de seguridad, que han estado realizado una labor preventiva desde que comenzó la pandemia”.

A través del dispositivo nocturno, que se llevó a cabo en coordinación con la Policía Nacional, la Policía Local tramitó 82 propuestas de sanción por no hacer uso de mascarilla y otras 59 a ciudadanos por permanecer en grupos superiores a los que establece la normativa regional, que no deben exceder las seis personas, y no respetar la distancia de seguridad.

Entre las actuaciones realizadas por la Policía Local durante este fin de semana, a través del dispositivo nocturno también se llevó a cabo la detención de una persona por tráfico de drogas y se detuvo a otro individuo por violencia de género.