Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Uno de cada cinco establecimientos en el barrio de Arenales está vacío

Un total de 245 establecimientos entre Bravo Murillo y Juan XXIII están cerrados, según el estudio de diagnóstico de la actividad comercial en estos barrios elaborado por el Ayuntamiento capitalino

La concejala Mari Carmen Reyes, en el centro, presenta el estudio, ayer

La concejala Mari Carmen Reyes, en el centro, presenta el estudio, ayer LP/DLP

Uno de cada cinco establecimientos comerciales del Distrito Centro (concretamente entre las calles Bravo Murillo y Juan XXIII) se encuentra vacío en estos momentos. Así lo reflejan los datos del estudio Diagnóstico de la actividad comercial en el distrito centro que ha presentado este lunes el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria al público, y que busca ser una herramienta de utilidad para las asociaciones empresariales de la zona y para quienes quieran emprender su negocio en estos barrios.

Según el estudio, realizado por el sociólogo Juan del Río, hasta 245 locales se encuentran cerrados, según los datos recogidos hasta finales del año pasado, en plena pandemia de Covid-19. Si bien, el experto no cree que la crisis sanitaria y económica haya provocado el cierre de todos estos establecimientos, sino que fue "la puntilla final" después de años de "retroceso y deterioro" en la mayoría de las calles del distrito.

10

Comercios de Tomás Morales Andrés Cruz

El análisis, presentado este lunes en la Cámara de Comercio de Gran Canaria y ante la presencia de varios representantes de empresarios de la ciudad, constituye un estudio pormenorizado de la actividad comercial en esta zona de la ciudad, específicamente en el barrio de Arenales, y servirá de base para la aplicación de futuras medidas a desarrollar en este ámbito, según ha detallado el Consistorio capitalino en un comunicado. En el mismo, se han tenido en cuenta tres grandes bloques: por un lado, un marco demográfico del ámbito de estudio en el que se incluyen los hábitos de consumo de la población; por otro lado, un censo de los locales a pie de calle que hay presentes en el área objeto de análisis; y finalmente, un apartado de opiniones de los comerciantes mediante una encuesta que solo obtuvo 15 resultados entre los 1.135 locales que hay, por lo que los resultados "son deficitarios" en opinión de Juan del Río.

León y Castillo y Luis Doreste Silva están en expansión, mientras que Tomás Morales decae.

decoration

Entre los datos más destacados del diagnóstico, se encuentra el hecho de que alrededor de un 15% de la población de la ciudad adquiere sus productos frescos en tiendas pequeñas o especializadas, por lo que "ahí tienen cancha todavía en esta zona", ha destacado el sociólogo. La supremacía de los supermercados, no obstante, sigue siendo muy grande para la ciudadanía: un 80% en el caso de estos productos más de proximidad, y hasta un 93% en el caso de las grandes compras. Asimismo, se observa que el uso de Internet o comercio electrónico todavía es una práctica poco extendida en los hogares canarios, sobre todo cuando hablamos de productos de alimentación o para la casa. Aun así, Juan del Río ha asegurado que los pequeños comercios deberían comenzar a plantearse estar presentes en este mercado online y meterse, en la medida de sus posibilidades, dentro del e-commerce, , por las oportunidades que se les presentan.

Tras la conclusión del estudio a finales del año pasado, se constató que había entre las calles Bravo Murillo y Juan XXIII hasta 1.135 locales, de los cuales alrededor de un tercio se encontraban en las tres principales arterias comerciales del barrio de Arenales: León y Castillo (un 15,6% del total), Tomás Morales (un 9,8%) y Luis Doreste Silva (un 8,4%). Por barrios, por alguno de los cuales atraviesan estas vías, el de Canalejas concentra el mayor porcentaje de establecimientos: un 22,6%, seguido por el de Lugo, un 19,6%. No obstante, este último también tiene más de un tercio de sus locales vacíos -el 35,1%-, seguido por Fincas Unidas -el 34,8%-, que se eleva hasta el 60% en el caso, únicamente, de la calle Ángel Guimerá.

Otros datos que se acotaron en este estudio tienen que ver con el tipo de actividad que se desarrolla en esta zona. De esta forma, el sector comercial es el principal, seguido por la hostelería y los servicios personales. En el primer grupo se incluyen tiendas de alimentación, pequeños bazares, supermercados, establecimientos especializados como panaderías, pescaderías o carnicerías o de venta de libros y mobiliario, entre otras. En el segundo, se engloban los bares, cafeterías y restaurantes. Y en el tercero, peluquerías y centros de estética, imprentas, agencias de viajes y un largo etcétera. 

«Son las pymes y los autónomos los que generan empleo en nuestra tierra», defiende Quevedo.

decoration

En este sentido, Juan del Río ha comentado que una de las sorpresas del informe tiene que ver con la carencia de pescaderías o carnicerías en estas calles, «sobre todo por el cada vez mayor consumo de productos de kilómetro cero entre la sociedad». También llamó la atención el hecho de que solo hay cuatro guarderías o escuelas infantiles en toda esta amplia zona, todas concentradas en el barrio de Canalejas. Por el contrario, hasta 83 locales del distrito tienen que ver con la peluquería y la estética, y un total de diez tienen como principal actividad los juegos de azar.

Desde la Concejalía de distrito, que encargó el informe, la edila Mari Carmen Reyes ha explicado que el diagnóstico refleja que en calles como Luis Doreste Silva o León y Castillo «se están abriendo nuevos negocios, sobre todo de restauración», al albur de la implantación de la MetroGuagua y la transformación urbanística que han experimentado en los últimos años, mientras que en Tomás Morales ocurriría al contrario, se estarían perdiendo establecimientos por el fallecimiento o jubilación de sus propietarios. Además, ha descrito el comercio del barrio como «de mucha cercanía», en el que los vecinos se mueven a pie para ir a la ferretería, a la carnicería o la mercería. 

Por su parte, el concejal de Turismo, Empleo y Desarrollo Local, Pedro Quevedo, ha insistido en que la voluntad del Consistorio «es entender qué es lo que ocurre y tratar de colocar encima de la mesa cuáles son las iniciativas para tratar de ser competitivos en estas zonas», más allá de las zonas comerciales abiertas como Triana o Mesa y López. «Debemos tratar de potenciar el comercio de proximidad porque entendemos que lo que genera empleo y actividad económica en esta tierra, básicamente, son la pequeña y mediana empresa y los autónomos», ha aseverado el edil, quien ha defendido que no se puede actuar en estas cuestiones «con frases hechas u ocurrencias, porque eso no funciona». 

De esta forma, se tendrá un estudio con datos fiables sobre la visión general de los comercios de la zona y se podrá actuar en consonancia para buscar soluciones que potencien su desarrollo.

Plan Director para Schamann

Durante la presentación del estudio diagnóstico de la actividad comercial en el distrito Centro, el concejal de Turismo, Empleo y Desarrollo Local, Pedro Quevedo, anunció que en los próximos días se presentará el Plan Director de la Zona Comercial Abierta de Schamann, que los empresarios del barrio esperan esperanzados para poder impulsar sus comercios y relanzar la actividad económica en uno de los lugares más característicos de la capital grancanaria. Este documento les permitirá desarrollar un programa estratégico de acciones encaminadas a mejorar el comercio y el espacio urbano que se integra en este área, así como desarrollar una política de reforma de las estructuras comerciales para modernizar y racionalizar el sector, y recuperar, mantener y promocionar los tradicionales centros comerciales. | C. A. S.

Compartir el artículo

stats