Rafael López Orive deja la jefatura de la Demarcación de Costas de Canarias porque le ha llegado la edad de la jubilación.Aunque cumple los 70 años en el mes de agosto, ha decidido que después de cuarenta y seis años de trabajo en la administración pública era el momento de ceder el relevo. Le sucede, desde hoy, Alberto Martín Coronel, licenciado en Medio Ambiente, que ha sido jefe de Servicio de Dominio Público en la Demarcación, y casi que ha sido hasta ahora su mano derecha.

A lo largo de las tres etapas en las que ha dirigido la Demarcación de Costas, Orive ha tenido la oportunidad de supervisar los proyectos que han posibilitado que se llevaran a cabo actuaciones muy importantes para la ciudad como fue la ampliación del Paseo de Las Canteras. También en el Sur siguió de cerca la creación junto al ya fallecido ingeniero Enrique Copeiro de la Playa del Veril, en la costa de San Bartolomé de Tirajana, poco antes de Playa del Inglés, mientras que en el norte de la isla le tocó estar atento a toda la puesto a punto de las piscinas naturales de Agaete

Pero también López Orive ha tenido que lidiar con otros proyectos más polémicos porque se han judicializado como ha sido toda la concesión para hacer la playa artificial de Tauro, y cuyas autorizaciones para las aportaciones de la arena, que se trajo del Sáhara, le costaron hasta el puesto a su antecesor. Y el caso más reciente que ha llevado ha sido el expediente que ha tramitado este organismo por la escollera que personal de Playas del Ayuntamiento de San Bartolomé levantó en la zona del Faro de Maspalomas.

Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad de Santander, López Orive ha estado al frente de este departamento de Costas en tres etapas distintas, ya que se trata de un puesto que designa el gobierno de turno. En concreto, lleva la Demarcación desde 1997 al 2004 en un primer momento, y le sustituye Carlos Cárdenes. Vuelve otra vez entre 2016 y 2018 a ejercer las mismas funciones, y esta vez cuando le cesan se hacen cargo de este departamento, vinculado antes al Ministerio de Fomento y ahora al de Transición Ecológica, Ricardo Pérez, Demetrio Pintado y por último José María Hernández, hasta que a raíz del cese de este último, vuelve otra vez para completar esta última etapa desde 2018 hasta justo ayer. 

Entre los momentos en que no ha estado siguiendo de cerca todo lo que es el dominio marítimo terrestre, y las acciones en la costa, ha trabajado también en el Puerto de la Luz, en el Puerto de Algeciras, y también en el Servicio Hidráulico, que era como se llamaba antes lo que hoy es el Consejo Insular de Aguas.