Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los trabajadores de Limpieza vuelven al trabajo entre las críticas de la oposición

PP y CC-UxGC denuncian amenazas al colectivo de la edil Inma Medina, quien defiende su gestión

La concejala de Servicios Municipales, Inma Medina, se reúne ayer con los trabajadores de Limpieza LP/DLP

Tras un parón de alrededor de tres horas, los trabajadores municipales de la empresa Recogida de Residuos Sólidos Urbanos (RRSU) volvieron a salir a las calles ayer, tras plantarse ante el Consistorio por el retraso en el abono de sus nóminas. La concejala de Servicios Municipales, Inmaculada Medina, acudió a las instalaciones para aclarar a los funcionarios la situación y el por qué de la demora de sus salarios, pero ellos denunciaron que la edila les amenazó y se fue sin darles ninguna explicación.

Sin embargo, en declaraciones a este periódico, Medina destacó que tiene «una relación bastante abierta con los trabajadores para hablar en todos los momentos», al tiempo que indicó que lo ocurrido con sus nóminas se debe a la adaptación de la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT), que entró en vigor el pasado 10 de marzo. «Al adaptar la nómina a cada uno de los trabajadores, no todos perciben la misma cantidad porque hay que tener en cuenta muchos conceptos, y en lugar de cobrar el 24 de mayo, han cobrado hoy [por ayer]», sostuvo.

Desde el comité de empresa de RRSU, el presidente, Rafael Hernández, criticó el talante de la concejala durante su encuentro con los trabajadores: «Acabó su intervención diciéndonos que nos atuviéramos a las consecuencias». Por ello, mantuvieron el paro hasta que, antes de las 9 de la mañana, la directora de Recursos Humanos del Consistorio llamó para anunciarles que se había dado el visto bueno en el cobro de sus nóminas. «Creo que este pulso lo perdió», concluyó Hernández.

Desde la oposición, tanto el Partido Popular como Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria lamentaron ayer el impago de las nóminas de los trabajadores «tras varios días de retraso». Los nacionalistas fueron más allá al calificar la situación de «insostenible» por las amenazas de Inma Medina a los trabajadores. «Esta es la tónica habitual de la concejala frente a los empleados que defienden sus derechos, le plantan cara y no le bailan el agua», apuntó el viceportavoz del grupo, David Suárez, quien agregó que vino «de salvadora e hizo buena a su antecesora».

Compartir el artículo

stats