Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis sanitaria | Efectos en la economía local

La hostelería ve con «optimismo» la rebaja en las restricciones

Empresarios de bares y restaurantes esperan «ir rescatando del Erte» a sus plantillas en las próximas semanas | La medida beneficia a locales sin terraza

Terrazas en la calle de La Pelota en el histórico barrio de Vegueta, ayer, en el primer día en el que Gran Canaria ha estado en nivel 1. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Terrazas en la calle de La Pelota en el histórico barrio de Vegueta, ayer, en el primer día en el que Gran Canaria ha estado en nivel 1. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

La hostelería ve con «optimismo» el paso de Gran Canaria a nivel 1 de riesgo epidemiológico de cara al verano. «Ahora tendremos más capacidad para recibir clientes y eso nos va a beneficiar», apuntó este viernes Fermín Sánchez, presidente de la asociación de Restaurantes, Bares y Cafeterías de Las Palmas. El cambio de la Isla a semáforo verde supone que las reuniones en bares, cafeterías y restaurantes pasen de seis a 10 comensales en exteriores y de cuatro a seis en interiores. Además, aumenta el aforo al 100% en las terrazas y al 75% en los interiores, aunque los empresarios deberán mantener las pertinentes distancias de seguridad entre mesas.

Sánchez destacó que los hosteleros esperan «ir rescatando del erte» a sus trabajadores en los próximas semanas. «Desde que nos han permitido ampliar el horario de apertura a las 12 de la noche hemos ido sacando a gente del erte, esto será un nuevo impulso», aclaró. Es más, aseguró que ya hay empresarios en la provincia de Las Palmas que han contratado a nuevo personal de cara a la campaña de verano. No obstante, puntualizó que todo dependerá de las zonas. «En algunos casos el cambio de semáforo no supone mucho, pero en otros se verá una mejoría en el negocio», explicó.

La medida beneficia a locales que carecen de terraza, pues permite ampliar el aforo de mesas y el número de comensales por cada una de estas. Aún así, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria -al igual que en otros municipios de la Isla- mantendrá la concesión de terrazas exprés en la vía pública siempre y cuando la actividad hostelera no interfiera en vados, la entrada a viviendas u otros comercios, ni ocupe plazas de aparcamiento reservadas para personas con movilidad reducida. Urbanismo está preparando una instrucción para poder darles cobertura jurídica mientras dure la pandemia y al tiempo que las incluye en la ordenanza.

Sánchez resaltó que cada vez que las autoridades sanitarias «han ido aflojando en las restricciones» el sector ha mejorado. «Ahora tendremos más capacidad para operar dentro y fuera», señaló, aunque destacó que en el interior de los locales «todavía cuesta, pero la gente se está animando, está tomando confianza y ya no es tan reticente». Un cambio de opinión en el que ha influido el avance en la vacunación y la bajada sostenida de casos.

Por otro lado, la hostelería sigue expectante por la vuelta del turismo. La merma en la llegada de visitantes en las Islas en un 90% en la primera mitad del año con respecto al mismo periodo de 2019 ha resentido notablemente el sector, indicó Sánchez, sobre todo en Lanzarote y Fuerteventura. Aún así, «la capital ha resistido mejor que otras zonas», precisó.

"Que en una terraza puedan estar hasta 10 personas ayuda a que la gente salga más", indica Palacios

decoration

Olga Palacios, gerente de la Asociación Vegueta de Ocio y Restauración (Avor) señaló este viernes que la medida «influye positivamente, que en una terraza puedan estar hasta 10 personas va a ayudar a que salgan más a disfrutar de las reuniones». La empresaria destacó que desde que pueden ampliar el horario «la gente se ha animado más a cenar fuera». «Al principio la clientela estaba muy dudosa, pero la cosa se ha ido animando», puntualizó.

Palacios destacó que ya hay establecimientos como el restaurante Triciclo, en la calle de La Pelota, que ya han sacado a toda su plantilla del erte. «Todo dependerá de cómo responda la ciudadanía en las próximas semanas», precisó, aunque recordó que la llegada del turismo en los próximos meses «es fundamental» para reactivar el sector en Vegueta.

Hay restaurantes como El novillo precoz, en Guanarteme, que se verán especialmente beneficiados de la flexibilización de las restricciones. «Somos bastante optimistas, a nosotros nos ayudará particularmente porque tenemos una terraza exprés muy pequeña, en un espacio limitado», explicó Guzmán de los Santos, encargado del establecimiento. «Todo lo que sea interior va a nuestro favor», resaltó. Por el momento, mantiene a dos empleados en erte.

En Mesa y López, el hostelero Willy Ramírez, de Pícaro Restaurante, indicó que la rebaja a nivel 1 «facilita las cosas», pues esta hará que «la gente tenga más confianza a la hora de consumir en interior, más relajados». En adelante, apuntó que seguirán «haciendo malabares» para sacar el negocio, pagar las nóminas y transmitir seguridad a los clientes.

Mientras, el presidente de los hosteleros, Fermín Sánchez, subrayó que su principal reivindicación ahora es lograr que el Gobierno de Canarias autorice abrir el ocio nocturno. «Estamos a la espera, hemos pedido una apertura hasta las 2 de la mañana; hemos tenido predisposición con nuestras peticiones», indicó.

Compartir el artículo

stats