Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los trabajadores de Servicios Sociales piden cubrir los puestos vacantes

Recursos Humanos señala que en julio se incorporarán 30 personas para gestionar la PCI

Manifestación, este martes, del personal de Servicios Sociales ante las Oficinas Municipales del Metropole. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Manifestación, este martes, del personal de Servicios Sociales ante las Oficinas Municipales del Metropole. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Bajo el lema «Por unos servicios sociales de calidad para los ciudadanos ¡Contrataciones ya!», los trabajadores de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se manifestaron en la mañana de este martes ante las puertas de las Oficinas Municipales del Metropole para solicitar que el Consistorio cubra las vacantes que quedan pendientes en el servicio, tanto por bajas médicas de larga duración. Penélope Rubio, miembro del Comité de Empresa, señaló a este diario que el servicio está «colapsado», con listas de espera de hasta cuatro meses en el distrito Ciudad Alta.

«Necesitamos de manera urgente que se cubran las bajas médicas y las plazas vacantes por jubilación», apuntó Rubio, al tiempo que subrayó que «si no se pone remedio a esta situación», el personal que sigue en su puesto de trabajo «enfermará dado el ritmo de trabajo que estamos teniendo por culpa de la crisis económica». Rubio destacó que hay 18 trabajadores de baja médica de larga duración «muchos por el estrés provocado por la falta de personal», además de cinco jubilaciones y varias vacantes en el área.

El Comité de Empresa mantuvo una reunión con la concejala de Servicios Sociales, Carmen Luz Vargas, y el edil de Recursos Humanos, Mario Regidor en mayo para abordar esta situación. Este último anunció este martes a este periódico que han conseguido una subvención del Gobierno de Canarias para contratar a 15 trabajadores sociales y 15 gestores que se dedicarán en exclusiva a gestionar la Prestación Canaria de Inserción (PCI), que se incorporarán en el mes de julio por seis meses. «Esto permitirá aliviar la carga de trabajo al resto de la plantilla y agilizar los trámites», precisó.

Pero desde el Comité de Empresa recalcan que ellos buscan «estabilidad» en la plantilla para «poder brindar un mejor servicio a los ciudadanos, de manera continuada». El objetivo de la concentración, añadió, «es evitar las contrataciones temporales, eliminar la precariedad y agilizar la lista de reservas de personal interino». Y es que resaltó que en el último año, los efectos de la pandemia han provocado una sobrecarga de trabajo en los Servicios Sociales sin precedentes.

Regidor, por su parte, señaló que durante la reunión de mayo acordaron con la concejalía de Servicios Sociales la realización de un proyecto que permita «transformar» plazas vacantes de otras áreas y nombrar así funcionarios interinos de la bolsa de empleo durante tres años, «pero esto llevará más tiempo», aclaró.

Por su parte, la concejala del PP en la oposición Rosa Viera acudió a la manifestación. Esta solicitó un «refuerzo inmediato» de la plantilla de Servicios Sociales, «y por un periodo indefinido, hasta que finalice la emergencia social que vive el municipio». Alertó, además, que solo en el distrito de Ciudad Alta ya hay más de 1.600 personas en lista de espera.

Compartir el artículo

stats