Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fiestas Fundacionales de Las Palmas de Gran Canaria

Honores y Distinciones: Fernando Méndez, el eterno príncipe del Carnaval

La ciudad reconoce a título póstumo al diseñador Fernando Méndez, el más laureado de la Gala de la Reina | 13 de sus candidatas se hicieron con la corona

Fernando Méndez en la presentación de la tercera edición del Baile del Príncipe en 2019 | | GERARDO VALIDO

La noche del 19 de febrero de 1982 se escribió una página en la historia del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. La voz icónica de la radio isleña Mara González presentaba una gala pionera, un experimento en la fiesta que no tendría mucho recorrido, pero cuyo ganador daría mucho de qué hablar en el futuro. Aquel día Fernando Méndez Martín, un joven veinteañero residente en el barrio de Schamann, logró coronarse entre cinco candidatos como el primer príncipe del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. El concurso nunca volvió a celebrarse, por lo que ostentó el título hasta el fin de sus días. Méndez falleció el pasado 14 de enero a los 63 años de edad víctima del coronavirus. Tras de sí deja una estela de luz, creatividad y mucha purpurina. Sastre de reinas, logró coronar a 13 de sus candidatas como Reinas del Carnaval capitalino; el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria lo reconoce ahora, a título póstumo, como Hijo Predilecto de su ciudad natal.

Alberto Trujillo, histórico escenógrafo de las carnestolendas, señaló en las páginas de este periódico el día de la muerte de Fernando Méndez que con su marcha «la ciudad» perdía «glamour». Si algo caracterizaba al eterno príncipe del Carnaval era ese afán por llevar la fiesta a lo más grande, por crear tendencia y «romper los moldes» de lo establecido; no dudó a la hora de reinventarse en varias ocasiones a lo largo de su extensa carrera artística -presentó aspirantes a Reina durante más de 30 años-, y forjó una marca y un estilo que se reflejaba después en las suntuosas fiestas de presentación de sus candidatas -donde no ahorraba en pompa- y en los Bailes del Príncipe, un evento este último que publicitó como el “referente artístico de glamour y cita internacional que proyecta al mundo la fiesta más representativa de Canarias”.

De padres majoreros, Méndez se coronó a sí mismo con la genialidad de sus creaciones con el título del diseñador más laureado en la historia del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. Y no era para menos, pues en años sucesivos aquellos que le han relevado en el mundo de las carnestolendas lo consideran «un auténtico maestro», tal y como reconoció el diseñador Josué Quevedo -uno de los más reconocidos en esta nueva hornada de artistas de la pedrería y las plumas-. «Se nos va un mito y comienza la leyenda», sentenció. «Su cetro queda para la historia, sus tics para el recuerdo y su legado será un referente para los jóvenes creadores», apuntó por su parte el director artístico del Carnaval, Israel Reyes. «Siempre brillará como el swarovski de sus maravillosos vestidos».

La joven Pino Montesdeoca, con la fantasía Mensajera del Sol, obra de Fernando Méndez, logró coronarse como Reina del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria en 1987. El eterno príncipe del Carnaval subió así por primera vez a lo alto del palmarés de las carnestolendas, un puesto que repetiría en otras 12 ocasiones, varias de estas de manera consecutiva. Israel Reyes señaló el día de su fallecimiento que Méndez «entendía que un vestido de reina era algo más que un diseño. Primero era una mujer bella e inteligente, una puesta en escena, una música con mensaje, una coreografía». Y así fue, se convirtió en sastre de reinas.

Tan solo un año después, el creador volvió a coronar a una de sus candidatas. En este caso, Belén López Noda logró el máximo reconocimiento con la fantasía Reina de África. El diseñador no solo se caracterizó por crear el mejor de los vestidos, también por buscar a «la perfecta» candidata, modelos y con formación académica. Su última fantasía premiada fue La princesa de las mil rosas (2015); sobre esta señaló en una entrevista a este diario que resumía «la esencia» de su trayectoria. Méndez deslumbró primero en aquellas míticas galas en el Teatro Pérez Galdós y años después hizo lo propio en la fiesta engrandecida en Santa Catalina.

Y es que las candidatas de Méndez marcaron un antes y un después en más de una ocasión. No solo con los vestidos, en los que no escatimaba en detalles, también en la puesta en escena. Una vez llegaron las ruedas al concurso sus aspirantes a coronarse como Reina del Carnaval comenzaron a realizar sencillas coreografías al compás de la música. Aunque antes de esa etapa pasó por la de «la galleta», con adornos redondos en la parte de trasera del disfraz; elemento que luego imitaron muchos. En una entrevista en 2015 con este periódico llegó a decir, entre risas: «Me identifico con Pedro Almodóvar. Él tiene sus chicas y también están las chicas Méndez. De lo más orgulloso que estoy es que mantengo la amistad con todas ellas».

Sastre mayor de la fiesta



  • Vida y muerte

1958-2021

Fernando Méndez Martín nació en 1958 en Las Palmas de Gran Canaria. Hijo de padres majoreros, del pueblo de Betancuria, creció en el barrio de Schamann. Falleció el 14 de enero de 2021 tras enfermar de coronavirus semanas antes.

  • Estudios

Diseño

Estudio Diseño en su juventud en Madrid, pero mantuvo durante toda su vida una actitud autodidacta. Siempre fue una persona muy leida, con gran interés cultural.

  • Trayectoria

De príncipe a sastre real

Fernando Méndez logró coronarse como príncipe del Carnaval en 1982, la primera y última edición de dicho concurso. En 1986 presentó por primera vez una candidata a reina y un año después logró coronar a Pino Montesdeoca con la fantasía Mensajera del Sol. Méndez ha sido el diseñador más laureado del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, coronó a 13 de sus candidatas en sus más de 30 años de carrera. Repitió palmerás con Reina de África (1988), Reina de las aves en 1990, con Homenaje al V Centenario (1992), Aída (1999), El mayor espectáculo... (2001), El beso de la mujer araña (2006), Las Palmas, mom amour (2008), I love you baby (2009), Soy Gran Canaria (2011), Acompáñame una noche más (2012), El cielo es el límite (2014) y La princesa de las mil rosas (2015).

  • Embajador

‘Glamour’ y fiesta

Méndez creyó firmemente que el Carnaval debía «engrandecer» la ciudad y que sus reinas debían ser las perfectas embajadoras allá a donde fueran. Por eso cuidaba no solo que fueran modelos, también que tuvieran formación académica. El creador no escatimaba en pompa, realizaba grandes presentaciones de sus candidatas y organizó por todo lo alto varios años ‘El baile del príncipe’. Se codeó y fotografió con Úrsula Andress, Bo Dereck, Norma Duval o Sara Montiel.

Compartir el artículo

stats