Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plan Director de la Zona Comercial Abierta de Schamann-Pedro Infinito

El parque Carmen González Roca tendrá terraza y juegos infantiles

El Plan Director de Schamann prevé ordenar los usos del espacio libre, uno de los pocos existentes en toda la zona comercial abierta

Estado actual del parque Carmen González Roca, en la calle Agustina de Aragón.

Estado actual del parque Carmen González Roca, en la calle Agustina de Aragón. LP/DLP

Uno de los principales objetivos que se propone el Plan Director de la Zona Comercial Abierta de Schamann-Pedro Infinito es el de optimizar y crear nuevos espacios libres en la superficie que ocupa este área, sobre todo debido a la escasez de metros cuadrados para este fin existentes. Uno de los pocos lugares con estas características que hay en el barrio es el parque Carmen González Roca, sito sobre el supermercado de la calle Agustina de Aragón, que actualmente es una extensión diáfana y sin usos definidos. El informe técnico pretende ordenarlos para dotarle de suelo para una terraza, zonas de sombra y de juegos infantiles y reservar parte del mismo para la realización de eventos al aire libre, como ferias o mercadillos.

Para llevar a cabo esta actuación, prevista en la primera fase del Plan Director, se estima una inversión estimada de 166.175 euros. El parque cuenta con una superficie de 1.965 metros cuadrados que, según el equipo técnico redactor del informe, presenta una «gran potencialidad» pese a que en la actualidad no cuenta con una definición clara de sus usos. Además, se trata de un espacio que posee una visión panorámica de parte de Las Palmas de Gran Canaria y hacia el centro de la Isla y la zona de cumbre, lo que también le aporta un atractivo del que carecen otros espacios libres del barrio. 

El equipo redactor propuso valorar la posibilidad de dinamización de esta superficie para toda la zona comercial abierta, en su afán por crear espacios libres que den una mayor calidad paisajística y un entorno urbano más amable a los potenciales usuarios de la zona comercial abierta de Schamann-Pedro Infinito. La idea principal es la de ordenar toda esta extensión implementando diversos usos. El primero sería de restauración, concediendo 100 metros cuadrados para la explotación de un kiosco, terraza o cafetería que aporte un valor añadido al parque. También se propone crear otra zona para juegos infantiles de otros 130 metros cuadrados. Otra área amplia se reservaría para la celebración de actividades al aire libre como ferias, mercadillos, stands y similares. 

La actuación en este área tiene prevista una inversión de 166.175 euros para realizarse en la fase 1.

decoration

Además de ello, se crearán dos nuevas zonas de sombra de 60 metros cuadrados aproximadamente. Una de ellas dispondrá de pérgolas al uso orientada hacia las vistas panorámicas de las que disfruta este parque. La otra será una de penumbra más digitalizada, de tal manera que en ella los usuarios dispondrán de internet inalámbrico y de paneles informativos sobre la zona comercial abierta mediante un Mupi digital. En ella se utilizará mobiliario urbano de asientos con iluminación propia, mientras que tiras de LED en forma de hexágonos alumbrarán todo el área, con césped artificial sobre el pavimento ya existente y con la intención de «reforzar la imagen de la ciudad como Smart City» o urbe digital.

En el análisis previo de la zona comercial que se hizo para redactar el Plan Director, uno de los grandes inconvenientes que se hallaron fue precisamente la escasez de espacios libres y zonas ajardinadas, que se antojan fundamentales para realizar actividades de dinamización más allá de la comercial y para incrementar el tiempo de permanencia de los usuarios en la superficie de comercios. Sin embargo, entienden que la disposición urbana del barrio hace muy complicada la creación de este tipo de superficies, más allá de en alguna de las dos grandes arterias -Don Pedro Infinito y Zaragoza-. 

Los esfuerzos se concentrarán en la calle Don Pedro Infinito, sobre todo en su zona baja, donde concurren diversos espacios libres entre los cruces con las calles Núñez de Balboa/Doctor Centeno y Alceste. En la fase inicial del proyecto dinamizador, se prevé una inversión de 966.204 euros para crear ese corredor peatonal conectando y ampliando estos espacios libres ya existentes. También prevé el informe actuar sobre las plazas Ramoncito El Fontanero, Cronista Luis García de Vegueta y Antoñita La Cubana, que se encuentran en estado de semi abandono y deterioro, con una estética deslucida y propia de tiempos pretéritos, con jardines pobres y una falta de mantenimiento palpable en los pavimentos, pintura, señalética y jardines. Además, quedan excesivamente oscuras y, en las noches, no se benefician prácticamente de la iluminación urbana.

El corredor peatonal en Pedro Infinito pretende conectar todas las plazas tras modernizarlas.

decoration

Más adelante, ya en la fase 3 se prevé actuar sobre la plaza Vicente Halconero, que se modernizará para posteriormente incluirla en la plataforma única de Pedro Infinito, aunque todavía no se cuenta con el presupuesto exacto que costarán estos trabajos, que forman parte de una línea de actuación más amplia en el tramo de la vía comprendido entre Zaragoza y Tormento. En definitiva, a lo largo de toda la avenida se crearán nuevos espacios ajardinados con la ampliación de aceras, en las que también se incluirán terrazas y zonas infantiles y de sombra para favorecer un tránsito amable y seguro de los usuarios de la zona comercial abierta, desde la parte baja hasta la calle Misericordia.

En el caso de la calle Zaragoza, no hay tantos espacios libres que sean capaces de albergar este tipo de actividades complementarias a la comercial, por lo que el Plan Director plantea la posibilidad de maximizar las conexiones de este eje comercial con las zonas libres existentes, sobre todo con el parque Carmen González Roca y su reordenación, que le convertirá en un elemento central y atractor para toda la zona comercial.

Compartir el artículo

stats