Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La selección de chóferes de Guaguas provoca más de 300 reclamaciones

Los aspirantes excluidos denuncian irregularidades y amenzan con ir al juez y la empresa defiende la legalidad del proceso

Reclamaciones al proceso selectivo de Guaguas

Reclamaciones al proceso selectivo de Guaguas

La última prueba del proceso selectivo organizado por Guaguas Municipales para cubrir una bolsa de trabajo de 175 chóferes de guaguas ha provocado una avalancha de más de 300 reclamaciones de aspirantes que han sido excluidos pese a haber obtenido «excelentes notas». Guaguas ha cifrado en 305 las reclamaciones presentadas y los afectados hablan de más de 450 reclamaciones, 80 de las cuales han sido «presentadas por el sindicato Sitca».

Los aspirantes excluidos, que se han organizado en una plataforma, denuncian la existencia de «presuntas irregularidades» en el proceso selectivo y han contratado los servicios de una abogada para presentar una demanda ante los tribunales.

Las críticas van dirigidas a la última prueba, relacionada con la evaluación de competencias (test Competea), en la que varios aspirantes fueron excluidos pese «a haber obtenido un diez en el examen. La exclusión se basó en que tenían una apertura mental muy alta». Los excluidos, que han presentado reclamaciones en Guaguas Municipales se muestran especialmente críticos con la empresa Emplea, encargada de realizar los exámenes, a la que acusan de «impedir» la revisión de los exámenes después del 27 de mayo y de negar la entrega de copias de los exámenes.

Además, critican que Guaguas no ha respondido todavía a las reclamaciones presentadas hace más de un mes y advierten de que el test Competea no es eliminatorio.

«En las bases del proceso en ningún momento se dice que dicha prueba sea eliminatoria. Nos han dicho que este test no se puede puntuar. Sólo se puede decir que el aspirante es apto o no apto. Tampoco sabemos el nombre del tribunal calificador». Al respecto, sospechan que las «plazas ya tienen dueño. No es justo que entre gente a dedo y creemos que nos están tomando el pelo. Los resultados de la última prueba se filtraron antes del examen».

Otro de los reclamantes afirmó que el propio director general de Guaguas Municipales, Miguel Ángel Rodríguez, manifestó en una intervención pública al día siguiente de esta prueba que «habían entrado los mejores».

A las pruebas, que fueron convocadas en enero de 2020 para dotar una bolsa de trabajo con 175 conductores-perceptores, se presentaron 1.152 personas. Después de la prueba física, que superaron 871 opositores, tuvieron lugar las pruebas de aptitud. Al test de competencia llegaron unos 843. Después de este test, sólo fueron admitidos 240. Los denunciantes reclaman una reevaluación del último examen o su repetición.

Por su parte, un portavoz de Guaguas Municipales defendió la legalidad de todo el proceso selectivo y añadió que el alto número de personas presentadas «impide que todos puedan entrar aunque hayan obtenido excelentes notas y genera una gran frustración. Son pruebas que han sido testaadas y todo se ha realizado de acuerdo a las bases de la convocatoria». Informó de que se ha abierto un proceso de revisión extraordinaria.

Compartir el artículo

stats