Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sabrina Vega Gutiérrez Hija Predilecta

Sabrina Vega: «Tengo a mi tierra en el corazón y siento orgullo de ella cuando compito fuera»

Sabrina Vega Gutiérrez cerca de la Fuente Luminosa de Las Palmas de Gran Canaria. Andrés Cruz

La ajedrecista siete veces campeona de España, Sabrina Vega, acaba de ser reconocida como Hija predilecta de Las Palmas de Gran Canaria, una ciudad de la que se siente embajadora.

Acaba de ser nombrada Hija predilecta de Las Palmas de Gran Canaria. Su nombre está junto al de figuras tan relevantes como la de Benito Pérez Galdós. ¿Qué supone este reconocimiento para usted dentro del sinfín de honores que acumula en su dilatada carrera?

Sin duda fue un anuncio del todo inesperado y para mí ha sido muy emotivo que me den este reconocimiento que me enorgullece muchísimo. Me siento muy afortunada por todo el cariño que siento que desprenden conmigo a lo largo de mi trayectoria ajedrecística. Pero la verdad es que esta distinción de ser hija predilecta de la ciudad que me ha visto nacer como ajedrecista es algo todavía más grande. Siempre mantengo el corazón en mi tierra y siento orgullo de ella cuando voy a competir fuera. Que sea reconocida como parte de la ciudad es algo que va más allá. Los sentimientos que tengo es algo que es muy difícil de expresar con palabras. Imagínate el orgullo que es compartir una distinción así con alguien como Don Benito Pérez Galdós. Es uno de los más ilustre, así que para mi es mayor honor todavía.

Ser reconocida como parte de la ciudad es algo que va más allá de otros reconocimientos

decoration

¿Siente que es embajadora de la capital gran canaria? Porque su nombre está ligado al ajedrez mundial y por consiguiente a su lugar de residencia.

Sí, se puede decir que sí me siento así. Siempre lo tengo muy presente allá por donde voy. No es muy extraño que en los campeonatos a los que voy, o ya sea en entrevistas o retransmisiones online de partidas hagan alguna reseña respecto a nuestra tierra. Creo que esto se debe a que siempre que puedo saco a relucir el cariño que tengo por nuestra Isla y por la ciudad. Es un privilegio vivir aquí.

¿Qué cree que representa Sabrina Vega? Un modelo a seguir, un espejo en el que mirarse

[Ríe] No, no para nada. Más bien lo contrario. Intento aprender constantemente de todas las personas que me rodean. Me encanta empaparme escuchando a mi entorno y sacar conclusiones de esas vivencias que van aportando con lo que me transmiten. Aun así si que me gusta pensar que he podido dejar mi huella impregnada para contribuir aunque sea un poquito a que el ambiente sea mejor, más desenfadado.

Desde que comenzó aquellas clases en el Colegio Dominicas con Orlando León hace ya 25 años, hasta hoy, ¿en qué cree que ha cambiado el ajedrez?

Creo que puedo decir sin temor a equivocarme que el ajedrez de aquellos años en los que comencé no tiene nada que ver con el ajedrez actual. Me refiero a todas las índoles. En aquellos comienzos puede que hubiera una tradición más centralizada, con jugadores muy específicos. Diría que incluso muy politizado. Ahora hay una estructura en la que el ajedrez es un deporte que se utiliza como herramienta social y educativa. Incluso uno de los aspectos que diría que más ha cambiado es la concienciación del ajedrez como deporte entre la sociedad. En lo que es la parte técnica, ahora está muy mimetizado con el desarrollo de las computadoras como módulos de análisis. La inteligencia artificial ha contribuido muchísimo a que los conceptos clásicos vayan dejando cada vez más espacio a esa forma de entender lo que sucede a cada movimiento. La comprensión y profundidad del juego ha cambiado totalmente.

No es extraño que en los torneos a los que voy me hagan alguna reseña respecto a nuestra tierra

decoration

¿En qué cree que debe mejorar la esfera de las 64 casillas?

Estamos viendo una incidencia mayor y más integradora en cuanto a los índices de participación, pero sí pondría el foco de atención en lo que respecta a la práctica deportiva. No digo que se falle, pero si podría mejorar en mi opinión. Se debería fomentar un poquito más que la gente juegue más porque es una herramienta muy útil para diversos ámbitos. Cultural, intelectual, terapéutico y en lo que viene siendo la propia práctica deportiva. A los jugadores profesionales que dedican su vida a que este deporte siga vivo, nunca mejor dicho, se les podría ayudar de un sistema que les permita que su trayectoria dure más tiempo.

¿Cree que creó un precedente en la conciencia de las mujeres con su decisión de no acudir a Arabia Saudí en 2017?

El debate siempre estuvo presente. Se debatió sobre la idoneidad sobre acudir a Arabia o no y sobre el posible acierto de la Federación Internacional de organizar el torneo en una sede con los condicionantes que tiene ese país. Era un mundial, un evento importante dentro del calendario, con unas condiciones económicas mejores de las que podemos tener o alcanzar y se planteó de esta manera. Hay jugadoras que se dedican exclusivamente al ajedrez y aceptaron ir. En ese sentido, no creo que creara un precedente, porque el debate ya existía, pero quizás si ayudó a que hubiera un cambio en la directiva de la Federación Internacional. Ese proyecto constaba de tres años, y fue la única vez que se celebró. Vino una directiva nueva y se cambió la sede.

Acaba de ser madre. ¿Cómo son los primeros días para la dama del ajedrez español?

Sí, no hace ni un mes acabo de estrenar la maternidad. Desde los primeros días del maternos deseaba venir a casa para vivir estos momentos con mi pizquito, como le digo yo [ríe]. Ahora creo que estamos en el momento de conocernos los dos y aprendiendo a estar el uno con el otro. Estoy súper enamorada de mi pequeño. Es un nuevo reto y como muchos ya me han dicho, es la mejor partida que puedo jugar en mi vida. Estoy empezando a jugarla y en ese sentido estoy muy muy feliz. Aunque tenga su empeño.

Ahora que soy madre la gente me dice que estoy empezando a jugar mi mejor partida

decoration

¿Le recomendará a su hijo seguir sus pasos?

Intentaré orientarle y darle los criterios para que siga sus propios pasos y su propio camino. Me gustaría que se adentrara en el mundo del ajedrez, obvio. Primero como lo que es, un juego, que desarrolla numerosas actitudes y habilidades, de esto estoy convencida y por tanto sí me gustaría que se introdujera en el tablero y que siga la tradición familiar. Si despierta ese gusto y esa pasión por el ajedrez y si pidiera la competición, muy importante esto, que lo pida, pues estaría muy contenta por ello [suspira].

Compartir el artículo

stats