Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Honores y Distinciones de Las Palmas de Gran Canaria
Pedro López Montesdeoca Director de la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Gran Canaria

Pedro López Montesdeoca: «La Escuela de Arte ha dinamizado el ambiente cultural de la ciudad»

Pedro López Montesdeoca, a las puertas de la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Gran Canaria. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Pedro López Montesdeoca, a las puertas de la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Gran Canaria. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Medio siglo de vida, vinculación con el alma cultural de la capital y hasta un cambio de sede. La Escuela de Arte y Superior de Diseño de Gran Canaria forma parte fundamental de Las Palmas de Gran Canaria y de ella salen profesionales de la comunicación, el diseño y las artes plásticas. Tiene 1.500 alumnos y 140 profesores. El Ayuntamiento la ha distinguido con la medalla de oro. Su director analiza su evolución. 

El Ayuntamiento ha distinguido a la escuela con la medalla de oro de la capital. ¿Qué supone para esta institución?

Estamos muy orgullosos de recibir esta distinción porque es un reconocimiento muy importante a la labor realizada por la comunidad educativa y las distintas directivas a lo largo de 50 años. Y también por lo que representa un centro como este en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria en cuanto a relaciones institucionales y de representatividad del propio centro a nivel cultural. Este no es un centro educativo al uso, tenemos mucha relación con el exterior y siempre hemos cuidado la visibilidad de nuestras enseñanzas y la labor que hacemos.

¿Por qué dice que no es un centro educativo al uso?

Porque es una institución que tiene una vocación mayor que otras precisamente por la formación que impartimos y por abrirnos a la sociedad. Cuando hablamos de profesionales de las artes y el diseño, hablamos de acciones que tienen una gran capacidad de comunicación y eso tenemos que hacerlo valer. Siempre hemos sido actores en la obtención de resultados tangibles, tanto en actividades culturales como exposiciones, y eso nos ha interesado bastante como arma pedagógica y de formación del alumnado. Está en nuestro ADN.

¿En qué contexto y por qué nace la escuela?

Las escuelas de arte tienen una gran tradición formativa en España. De hecho son instituciones que nacen antes incluso que otras muchas instituciones formativas. Esta escuela nació de la necesidad de la sociedad grancanaria de que existiese un centro en el cual formar profesionales de las artes plásticas. Hay veces que se confunde nuestra motivación con generar artistas, y por supuesto que de aquí pueden salir personas consideradas artistas. Pero estamos hablando de profesionales de las artes plásticas, que sean capaces de utilizar los conocimientos, las técnicas y los instrumentos del arte para producir bienes culturales y de consumo para el entorno productivo. Tiene una gran virtud práctica en el entorno empresarial. Y si hablamos de diseño propiamente dicho, por su propia definición hablamos de enfocarlo al mundo de la comunicación, diseño de moda o interiores, de generar proyectos para el consumo de la sociedad.

En 50 años, ¿qué cree que ha supuesto esta escuela para una ciudad como Las Palmas de Gran Canaria?

La Escuela de Arte y Superior de Diseño de Gran Canaria ha dinamizado la vida y el ambiente cultural de Las Palmas de Gran Canaria. En este medio siglo de historia hemos colaborado tanto con el Ayuntamiento como con otras instituciones públicas y privadas, y entre esas colaboraciones destacan la que tenemos con el Centro Atlántico de Arte Moderno desde 2008, con el centro de arte La Regente o la participación en el Día de los Museos dinamizando Triana. Hemos participado en numerosas actividades de forma visible.

¿Y cuál cree que ha sido su evolución en este tiempo? ¿Qué hitos destacaría?

El centro pasó de ser la escuela que impartía el antiguo graduado de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos a ser la Escuela de Arte de Gran Canaria; y en el año 2008 llegó el gran hito: el paso de Escuela de Arte a Escuela de Arte y Superior de Diseño. Ese fue un salto importante porque supuso pasar de un centro que sí que impartía enseñazas superiores, con los ciclos superiores, a impartir carreras de nivel universitario. Eso fue fruto del importante esfuerzo de la directiva de entonces y de la consejería de Educación. El otro gran hito fue el cambio de sede desde la calle Portugal, donde la escuela estuvo 30 años, hasta la ubicación actual en el año 2000.

¿Y ahora hacia dónde camina la escuela?

En un contexto social tan cambiante, nosotros queremos seguir manteniéndonos como el centro referente de la educación pública en las artes plásticas y el diseño, no solo en Gran Canaria sino en el ámbito regional. Somos una de las mas grande de España. Y queremos mejorar en muchos aspectos. Por ejemplo, esta escuela puede ganar mucho más peso en la sociedad si obtuviésemos mayor respuesta desde las instituciones públicas para lograr una mayor profesionalización en el ámbito directivo contando con más recursos humanos para la gestión eso multiplicaría. Tenemos que cualificar todavía mucho más a los compañeros y compañeras, que realmente están cualificados, pero que pueden tener una mejor formación. Es decir, lo que queremos es una mejora continua de la calidad tanto en la gestión del centro como en los aspectos pedagógicos, y para eso necesitamos apoyo tanto desde la consejería como desde el ámbito nacional. El objetivo no es otro quee conseguir una mejora de la calidad educativa continua para ofrecer un mejor servicio a la ciudadanía. Por otro lado, no queremos tanto crecer, pero sí adecuar todavía más las instalaciones a las enseñanzas que impartimos. Pero, sobretodo, queremos que la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Gran Canaria realmente termine siendo conocida por la sociedad porque, a pesar de todas las colaboraciones que hacemos cada año, hay que batallar para darnos a conocer.

Pues batallemos. ¿Qué formación se imparte en la actualidad en la escuela?

Tenemos cuatro niveles formativos. El bachillerato de Artes en el itinerario de artes plásticas, imagen y diseño; ciclos formativos de grado medio con una oferta amplia como los grados de asistencia de productos gráficos impresos o interactivos, y el ciclo formativo de grado superior, con familias como fotografía, gráfica publicitaria, gráfica interactiva, ilustración o cómic. De esta escuela salen fotográficos, diseñadores gráficos, de interiores y moda, dibujantes, o escenógrafos.

¿En qué proyectos trabaja ahora la escuela?

Con la Covid-19 hemos tenido que mirar hacia adentro, así que el proyecto que tenemos para el próximo curso es retomar el pulso de la calle y buscar nuevas colaboraciones con instituciones culturales como hacíamos antes de la pandemia. Eso es lo fundamental, recuperar la normalidad. Últimamente también hemos desarrollado una nueva web que vamos a terminar ahora y vamos a terminar de desarrollar una bolsa de trabajo para nuestro alumnado egresado. También hemos desarrollado un proyecto de biblioteca de consulta de especializada en artes plásticas y diseño.

¿Cómo cree que habría sido la ciudad en el último medio siglo sin la presencia de esta escuela?

Más aburrida, seguramente (ríe). A la ciudad le habría faltado una pata importante en la formación. Ya solo con la oferta educativa que tenemos vemos que faltarían muchos profesionales que no podrían prestar sus servicios ni ofrecer su retorno cultural a la sociedad. Además somos un factor importante en el emprendimiento, porque hay que recordar que muchos titulados tienden a ser autónomos y a crear microempresas y no ser asalariados. Generamos empresas y movimiento económico.

Compartir el artículo

stats