Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Honores y Distinciones
Lola Rodríguez Hija Predilecta de las Palmas de Gran Canaria

Lola Rodríguez: «En mi generación somos consecuencia del amor, del respeto y de la aceptación»

Talento emergente en el mundo de la moda y la interpretación, la canaria Lola Rodríguez, referente en la lucha LGTBIQ, por una mayor diversidad e igualdad, recibe el título de Hija Predilecta.

La actriz grancanaria Lola Rodríguez. | | LP/DLP

La actriz grancanaria Lola Rodríguez. | | LP/DLP

¿Cómo acoge la distinción de Hija Predilecta de la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria?

Es un honor que no me esperaba. Yo llevo siempre a Canarias conmigo, el poder protagonizar una serie con mi acento canario para mí fue un orgullo, una fortuna y un regalo. Así que recibo este honor muy contenta y agradecida. Ser canario es una fortuna maravillosa, una joya que llevamos dentro todos y todas las que vivimos en Canarias, y eso nos llevará hacia donde sea. Aunque seamos unas islas apartadas, valemos mucho, tenemos mucha personalidad, valor y fuerza que es lo que me ha inspirado para seguir mi camino y estar donde estoy ahora, y me seguirá inspirando el resto de mi vida.

¿Cómo le ha cambiado la vida la serie ‘La Veneno’?

Me ha cambiado en todos los sentidos, porque me ha dado la oportunidad de poder trabajar en lo que yo siempre he querido, es un sueño cumplido. Me he sentido super valorada, respetada y muy empoderada. He crecido mucho como persona y como actriz, así que personalmente ha sido increíble, y me ha abierto las puertas del camino que quiero seguir.

¿Cómo cree que repercute la serie de cara a visibilizar la realidad trans?

Pues como una educación. La serie es algo muy necesario en la sociedad porque no se habla de este tema en otros ámbitos ni en otras áreas. Es un tema que siempre ha estado ahí, que la gente no quería mirar, y la serie te está educando en la empatía, en el cuidado, en el amor y en muchas cosas. Ya iba siendo hora de que saliera un proyecto como este para darnos cuenta de que las personas somos mucho más que una simple etiqueta, que somos muchas otras cosas que tenemos que descubrir por nosotros mismos.

¿Cómo valora que Canarias vaya por delante del Estado con la aprobación de la ley trans?

Me siento muy orgullosa de que mi tierra haya seguido ese camino, de que por fin estemos yendo hacia donde tenemos que ir. Pero es un ejemplo que tiene que seguir toda España, que no se quede solo en Canarias, sino que seamos un referente para el resto del país de cómo se tienen que hacer las cosas.

¿En qué proyectos trabaja en estos momentos?

Acabo de terminar de rodar la serie de Netflix Bienvenidos a Edén, con un elenco que admiro mucho como Amaia Salamanca, Berta Vázquez, Amaia Aberasturi y muchos compañeros maravillosos. No podemos decir aún nada, pero mi papel ha sido un regalo, me encanta mi trabajo y esta serie me ha ayudado a crecer en muchos aspectos.

¿Cómo compagina los estudios de psicología con su faceta profesional de actriz y modelo?

La carrera de Psicología siempre está ahí y voy a seguir, este año he cogido pocas asignaturas para intentarlo compaginar con el trabajo, porque también necesito colocar el momento en el que estoy como profesional. No obstante, me queda muy poquito y de aquí a pocos años ya tendré el título, porque es uno de mis objetivos que tengo que conseguir sí o sí.

¿Qué aporta la psicología a su carrera en la interpretación?

Se complementan muchísimo. La interpretación, al fin y al cabo, es comprender la psicología humana, entender, empatizar, analizar mucho; y la psicología se encarga de todo eso. Para mí son compañeras que van de la mano, y quiero investigar cómo unir las dos ramas, cómo poder ayudar a la gente, abrir los ojos en muchos aspectos, poder acompañar, contribuir a educar… Creo que la psicología y la interpretación hacen eso y es hacia donde quiero ir.

En 2015 fue la primera candidata transgénero menor de edad a Reina del Carnaval, ¿pensaba entonces, con 16 años, llegar tan lejos?

Qué va, es que todo me ha venido casi sin pedirlo. Me dieron la gala de la reina porque el diseñador habló conmigo, los Javis también me buscaron por Instagram… Me han ido viniendo oportunidades a las que no podía decir que no, porque eran mi sueño.

Cuando se hablaba de la persona trans, se pensaba en un perfil más cercano al de la Veneno, de mujer mayor, castigada por la vida. ¿Se siente parte de una nueva generación que está rompiendo con el estigma de la transexualidad?

Sí, porque en mi generación somos consecuencia del amor, del respeto y de la aceptación. Que haya más familias que acepten a sus hijos hace que las personas no sufran porque ser trans no te hace ser más sufridora, es la sociedad la que te hace sufrir. Cuando tienes la seguridad que te da el cariño, el respeto y la aceptación, puedes ir hacia donde te dé la gana.

¿Qué queda por conquistar en el ámbito de los derechos de la mujer y del colectivo LGTBIQ?

Yo creo que seguir escuchándonos mucho más, y derribar los prejuicios de las personas que no dan una oportunidad a conocer y a dialogar. Hay que seguir el camino de hablar abiertamente de nuestras emociones y necesidades.

Compartir el artículo

stats