Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Acuerdo sobre la vía de Almatriche sin cerrarlo aún con el Cabildo

El Ayuntamiento anuncia un pacto por esta carretera pese a que aún no está concretado

Protestas de vecinos de Almatriche el viernes pasado pidiendo aceras y mejoras en la vía. | | LP/DLP

Protestas de vecinos de Almatriche el viernes pasado pidiendo aceras y mejoras en la vía. | | LP/DLP

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y el Cabildo de Gran Canaria alargan su gresca por el arreglo de la carretera y las aceras de Almatriche. Tras una reunión “positiva” que mantuvieron ayer el consejero de Obras Públicas, Miguel Ángel Pérez, con el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, y la concejal de Vías y Obras, Inma Medina, el Consistorio anunció que habían llegado a un acuerdo para “proceder a la entrega y cesión de la titularidad del tramo en cuestión de la vía GC-310 a su paso por Almatriche”.

Sin embargo, fuentes de la corporación insular insisten en que no existe tal acuerdo ya que la titularidad de la carretera es del Ayuntamiento desde 2007, cuando se hizo efectivo un convenio de cesión firmado en 2003. Aunque no se ha firmado el acta de entrega, como defienden desde el Ayuntamiento, desde el Cabildo dejan claro que en estos casos no es necesario este trámite para llevar a cabo las actuaciones que reclaman los vecinos.

Las dos partes han quedado en volver a reunirse el 1 de julio, cuando se pretende avanzar y cerrar un acuerdo sobre las intervenciones a acometer en la vía. Las protestas de los vecinos, mientras tanto, continuarán este viernes a partir de las 17.00 horas por tercera semana consecutiva. «Pedimos aceras, marquesinas, pasos de peatones con semáforo, parque infantil y que se abra la prolongación con la calle Juan Hidalgo, construcción finalizada y abandonada hace 15 años», repite el colectivo vecinal, que ayer manifestaba que las concentraciones no se detendrán hasta que se firme el documento de cesión, trámite innecesario según el Cabildo.

Nuevas reuniones

Inma Medina aseguró ayer que «a partir de ya, no solamente vamos a proceder a la firma del acta de entrega y recepción de esta vía, sino saber claramente cuáles son las necesidades y dónde podemos actuar». Mientras, Javier Doreste añadió que «hay que tener en cuenta que no se trata solo de que el Cabildo nos ceda la carretera sino que también hay que resolver los problemas técnicos», y continuó que «hemos encontrado muy buena predisposición por parte del Cabildo y de su consejero para solucionar este asunto».

Este punto, la titularidad de la vía, es el foco de las diferencias entre las dos administraciones, en las que el PSOE gobierna en Obras Públicas por un lado, y en Alcaldía y en Vías y Obras por el otro. Pero el compañerismo de partidos no allana el camino en este caso. Más bien todo lo contrario.

Así, los próximos pasos se centrarán en la búsqueda de soluciones técnicas para mejorar la seguridad de los vecinos, en las conexiones y en la financiación. En lo que sí están de acuerdo las dos partes es en cumplir cuanto antes con el deseo de los vecinos. «Hay total disponibilidad por parte del Ayuntamiento y del Cabildo para colaborar y solventar los problemas que se les ocasionan a los vecinos de Almatriche y de la zona de Juan Hidalgo», aseguró Medina. «Ha sido una reunión muy positiva», detalla Doreste, una valoración que coincide con lo indicado por fuentes de la corporación insular.

En una reunión el lunes entre Doreste y representantes vecinales, éste prometió actuaciones en la conexión entre Juan Hidalgo y Siete Palmas, que sólo requiere quitar una valla quitamiedo y poner un paso de peatones o un semáforo, así como la ampliación de la rotonda y también vallar los solares que están sin urbanizar y de la realización de un estudio previo de movilidad en el que se establecerá como quedará la carretera de Almatriche y Juan Hidalgo, tras su conexión con Felo Monzón.

Compartir el artículo

stats