Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una cuenta pendiente

La concesión de la distinción de hijo predilecto a Benito Pérez Galdós por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria este año 2021 cumple con una cuenta pendiente con su escritor más ilustre y universal. Una mención de esta naturaleza suma y pone el énfasis en la altura literaria del autor, en sus talentos reconocidos, en su proyección histórica o en su vigencia atemporal.

Nada que no sepamos ya de su calidad y recepción por generaciones de lectores en los 101 años transcurridos desde su fallecimiento, pero algo sí añade a la figura inmensa que es Pérez Galdós cual es el aprecio y el reconocimiento por parte de la institución que representa a la ciudad que lo vio nacer, de la que salió en 1862 y a la que regresó por última vez en 1894, fecha de su último viaje a la isla, que le dispensó muestras de cariño y admiración.

La ciudad en la que recibió su primera formación, donde se forja el Galdós que luego madurará en Madrid, que moldeará sus primeras aficiones y pasiones, que fragua el talento creativo en distintas facetas artísticas y literarias, cumple con esta deuda pendiente 101 años después de su muerte.

Le honra la ciudad que tantas huellas galdosianas ostenta con esta distinción que significa el símbolo de su aprecio y valoración.

Compartir el artículo

stats