Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Luz despide al ‘Blackrhino’ y prepara la llegada de otros dos perforadores

El buque de Diamond Offshore parte hacia Senegal tras un trabajo pionero en el Puerto - El ‘Stena Forth’ y el ‘Pacific Santa Ana’ regresan a la Isla este verano

6

El Ocean Blackrhino en el Puerto de Las Palmas. Andrés Cruz

El buque perforador Ocean Blackrhino está a punto de concluir su estancia de cuatro meses en Las Palmas de Gran Canaria, tiempo durante el que ha protagonizado una operación pionera en el sector naval del Archipiélago, la colocación de un componente en la parte más alta de su torre que requirió los servicios de la mayor grúa de la historia del Puerto de La Luz. La unidad del operador Diamond Offshore realiza pruebas operativas desde hace varios días y prepara su partida hacia Senegal, donde comenzará a trabajar próximamente para la petrolera Woodside. Con su marcha, prevista para esta misma semana, dejará espacio en el congestionado muelle Reina Sofía para otras dos unidades de la industria petrolera en alta mar que están previstas para este verano, el Stena Forth y el Pacific Santa Ana.

El barco lleva posicionado desde finales de la semana pasada a varias millas al noreste de Gran Canaria, donde ha realizado pruebas de mar para comprobar el correcto funcionamiento de todos sus equipos tras varios meses atracado en el Puerto de Las Palmas. Su retorno a las instalaciones de Astican Deepwater Quayside, que ha sido su hogar desde febrero, está programado para mañana. En el muelle Reina Sofía recibirá los últimos trabajos de puesta a punto antes de dirigirse al primer campo petrolífero en alta mar de Senegal, Sangomar, cuya producción está estimada en unos 231 millones de barriles.

La presencia del Ocean Blackrhino en el Puerto de Las Palmas, consignado por Hamilton y Compañía, ha supuesto uno de los trabajos más relevantes del sector de reparaciones navales este año en Canarias. La instalación de un compensador CMC en la cima de la torre de perforación, a más de 100 metros de altura, era una operación pionera para la que fue necesario importar el componente desde Estados Unidos y una grúa capaz de levantar 1.300 toneladas desde Dinamarca.

El propio ensamblaje de la grúa, que duró tres días a pie de muelle, supuso un primer reto completado con éxito. Además de la coordinación logística para traer sus piezas al Archipiélago, labor de la que se encargó B&S General Cargo, el artilugio de la multinacional Sarens requería trabajos previos en la superficie sobre la que iba a ser instalado, así como un contrapeso de 300 toneladas. Una constructora civil de la Isla aportó su experiencia durante este proceso.

El CMC, un componente cada vez más demandado en la industria petrolera de alta mar, permite a este coloso mantener constante el flujo de perforación pese a los incesantes vaivenes del mar, pero le agregó 200 toneladas que podían comprometer su propia estabilidad. Para evitarlo, los técnicos previeron la instalación en el Blackrhino de un lastre de cemento elaborado en la Isla.

El buque de Diamond Offshore dejará el Puerto de Las Palmas aportando a su sector de reparaciones navales un nuevo servicio que desde ahora puede ser ofertado a los clientes internacionales con calidad demostrable, pero además de la colocación del compensador ha sido objeto de otros trabajos especializados. Entre ellos destaca la instalación de un sistema de filtrado del agua de lastre con luz ultravioleta para evitar la introducción de especies invasoras.

Dos habituales del recinto

La actividad del sector petrolero en alta mar no se para en el Puerto de Las Palmas con la inminente partida del Ocean Blackrhino. Para las próximas semanas se contempla la llegada de al menos dos unidades que ya han visitado La Luz en otras ocasiones para ser sometidas a distintos trabajos. La primera, prevista para finales de julio, es el buque perforador Stena Forth, que permaneció en el Reina Sofía hasta el pasado enero, cuando zarpó hacia Canadá contratado por la petrolera CNOOC. En agosto arribará otro habitual del recinto, el Pacific Santa Ana, procedente de Mauritania. En los muelles capitalinos permanecen atracados en la actualidad el Ensco DS7, el Rowan Resolute, el Ensco DS9, el Pacific Mistral, el Pacific Scirocco, el Ensco DS11, el Rowan Reliance y la plataforma Atlantica Delta.

Compartir el artículo

stats