Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los trabajadores sociales barajan ir a la huelga si no se resuelve la falta de personal

Los ciudadanos que piden ayudas en Ciudad Alta se ven obligados a esperar hasta octubre

Protesta de los servicios sociales de Ciudad Alta

Los trabajadores de los Servicios Sociales municipales de Ciudad Alta barajan ir a la huelga si el Ayuntamiento de la capital grancanaria continúa sin cubrir las bajas por enfermedad de larga duración, las jubilaciones y otras vacantes.

El personal secundó ayer una segunda concentración de protesta y advirtió que «se hace insostenible poder seguir asumiendo por más tiempo» la sobrecarga de trabajo y el retraso en la «atención, valoración y posterior tramitación de todas aquellas peticiones y solicitudes» que la ciudadanía más vulnerable les demanda.

Según informó Penélope Rubio, representante de UGT en el comité de empresa, a las personas que acuden ahora a solicitar una ayuda, se les está dando cita para su valoración el próximo mes de octubre, lo que supone que deben esperar cuatro meses o más. Ahora hay algo más de 1.300 personas en lista de espera.

La falta de personal está afectando también al retraso en los expedientes para la concesión de la Prestación Canaria de Inserción (PCI). En Ciudad Alta, por ejemplo, hay 174 casos pendientes y 140 en el distrito de Tamaraceite.

Rubio señaló que la situación más insostenible se sufre en Ciudad Alta, debido al gran volumen de población que vive en este distrito y a la coincidencia de vacantes por jubilación y bajas por enfermedad no cubiertas, algunas de la cuales se deben al estrés laboral.

En Ciudad Alta, explicó Rubio, hay tres bajas por jubilaciones, alguna de las cuales se remontan a 2019. A ello hay que añadir ocho personas de baja por incapacidad temporal. «Es verdad», añadió, «que en los otros distritos la lista de espera es menor, de poco más de un mes, pero en Ciudad Alta, la situación es insostenible. El personal es incapaz de abarcar todo el trabajo que tiene», ya que a la falta de trabajadores hay que añadir el aumento desorbitado de la demanda de atención, debido a la pandemia. Frente a esta «inaceptable» situación, tanto para los trabajadores como para los usuarios, Rubio criticó la actitud «impasible» de los responsables del gobierno municipal, que calificó de «inadmisible e intolerable» porque «la población que atendemos ya está pasando bastantes dificultades y penurias con la crisis actual y se merecen la mejor atención posible, atención que no estamos dando a pesar del esfuerzo de los magníficos profesionales que trabajamos en esta y otras áreas del Ayuntamiento».

Pese a que el concejal de Recursos Humanos, Mario Regidor, anunció hace más de un mes la cobertura de las bajas, hasta la fecha no se ha incorporado nadie. El comité pide la cobertura urgente de las bajas médicas de larga duración, las bajas por jubilación, la configuración de las listas de reserva y la cobertura inmediata de la vacantes no cubiertas en la RPT.

Compartir el artículo

stats